CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 295
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
26
AGO 2018
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

Muy negativa resultó la semana para los precios de los granos en las Bolsa de los Estados Unidos, donde lo peor se lo llevó el trigo, con mermas que superaron el 8% en Chicago y en Kansas. La toma de ganancias de los especuladores y la mala performance exportadora estadounidense fueron dos de las razones bajistas. Para la soja y el maíz las quitas superaron el 4%, producto de las favorables perspectivas para la cosecha de granos gruesos y de la persistente guerra comercial entre EE.UU. y China. En el mercado local hubo mayoría de bajas.

Panorama Agrícola Semanal

Muy negativa resultó la semana para los precios de los granos en las Bolsa de los Estados Unidos, donde lo peor se lo llevó el trigo, con mermas que superaron el 8% en Chicago y en Kansas. La toma de ganancias de los especuladores y la mala performance exportadora estadounidense fueron dos de las razones bajistas. Para la soja y el maíz las quitas superaron el 4%, producto de las favorables perspectivas para la cosecha de granos gruesos y de la persistente guerra comercial entre EE.UU. y China. En el mercado local hubo mayoría de bajas.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 24

Viernes 17

Diferencia en %

Petróleo

68,72

65,91

+4,26

Dólar/Euro

1,1623

1,1443

+1,57

Real/Dólar

4,1044

3,9147

+4,85

Peso/Dólar*

30,80

29,75

+3,53

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

Más allá de la persistente devaluación del peso, las bajas externas resultaron determinantes durante la semana para que la soja argentina terminara el segmento con un saldo mayormente negativo. La transición de las ofertas de los compradores fue de 7800 a 7700 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario y de 7500 a 7400 pesos para Necochea. Para Bahía Blanca el valor de la oleaginosa se mantuvo estable, en 7800 pesos por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 7990, mientras que para el lunes fue fijado en $ 8072. En el cierre del segmento comercial la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 7711 pesos por tonelada.

Más profunda fue la caída para la soja de la próxima cosecha, dado que las ofertas cayeron de 270 a 264 dólares por tonelada. Lo mismo ocurrió en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde los ajustes de las posiciones noviembre y mayo retrocedieron de 283,50 a 272 y de 276,40 a 266 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 22 de agosto y el 16 de septiembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.560.062 toneladas de harina y 315.835 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 24.000 toneladas de harina y 12.000 toneladas de aceite, y desde Necochea, 55.263 toneladas de harina y 12.500 toneladas de aceite.

 

Negativo resultó el saldo de la semana para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos septiembre y noviembre perdieron un 4,48 y un 4,20%, al pasar de 323,90 a 309,38 y de 328,03 a 314,25 dólares por tonelada. Los dos principales fundamentos bajistas fueron el buen estado de los cultivos estadounidenses relevado durante la semana por el ProFarmer y el agravamiento de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, con la imposición de una nueva tanda de aranceles cruzados.

En cuanto a la situación productiva, el lunes el USDA ponderó el 65% de soja en estado bueno/excelente, por debajo del 66% de la semana pasada, pero por encima del 60% vigente a igual fecha de 2017. En el detalle de la condición de las plantas en los tres principales Estados productores, relevó en estado bueno/excelente el 74% de los cultivos en Illinois; el 70% en Iowa, y el 67% en Minnesota. Un año atrás los porcentajes de soja en condición óptima en estos Estados eran del 60, del 58 y del 74%, respectivamente. El organismo dio por concluida la etapa de floración y añadió que formó vainas el 91% de las plantas, frente al 84% del reporte anterior; al 86% vigente un año atrás, y al 83% promedio.

Y el hecho de la semana fue la gira de cuatro días del ProFarmer por las principales zonas agrícolas. En el balance de todo lo visto en el campo, los técnicos estimaron el rinde promedio estadounidense en un récord de 35,64 quintales por hectárea y proyectaron el volumen de la cosecha en 127,45 millones de toneladas, marca sin precedente histórico. Ambas cifras quedaron por encima de las dadas por el USDA en su último informe mensual, de 34,70 quintales y de 124,81 millones. Vale recordar que estas últimas cifras oficiales resultaron sorpresivamente altas en ese momento, a juzgar por la expectativa que tenían los operadores.

Un escenario productivo como el descripto por el ProFarmer pone aún más presión sobre el mercado exportador estadounidense, que deberá canalizar el excedente de oferta si no se quiere terminar la campaña con un récord más, en la columna de las existencias finales. Y para lograr un mercado de exportación acorde con las necesidades se está en la cuenta regresiva, dado que la cosecha cada vez está más cerca.  

Está claro que la prolongación de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China conspira contra el objetivo de alcanzar exportaciones acordes con la cosecha récord que se espera. En ese sentido, toda la expectativa suscitada en el cierre de la semana pasada por la reunión que mantendrían funcionarios de ambos países en Washington naufragó casi antes de arrancar. Como tantas otras veces antes, declaraciones altisonantes y una nueva ola de aranceles dieron por tierra con las especulaciones de los positivistas y fueron más que suficientes para movilizar a los fondos de inversión a liquidar contratos y retirar ganancias

La frustración de los operadores fue tal que pasó casi desapercibido el muy buen dato semanal dado el jueves por el USDA sobre las exportaciones. En efecto, el organismo relevó las ventas de poroto de soja 2018/2019 en 1.148.600 toneladas, por encima de las 571.600 toneladas del trabajo anterior y del rango previsto por los operadores, de 400.000 a 650.000 toneladas.

Por último, también resultaron datos negativos para el mercado estadounidense de la soja las fuertes devaluaciones que registran el real en Brasil y el peso en la Argentina, que mejoran la competitividad del principal exportador global de poroto de soja y del principal proveedor de harina y de aceite de soja.

MAÍZ

Mayormente negativo resultó el balance de la semana para los precios del maíz en la Argentina, en sintonía con la tónica bajista externa. La única excepción se dio para la zona del Gran Rosario, donde las ofertas por el cereal disponible se mantuvieron en 4600 pesos por tonelada. Para Bahía Blanca la transición fue de 165 a 160 dólares, mientras que para Necochea se pasó de 162 dólares, equivalentes entonces a $ 4819,50, a 4750 pesos por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 4517, mientras que para el lunes fue fijado en 4608 pesosLas ofertas de los consumos relevadas por la BCBA por maíz seco se ubicaron entre 4500 y 4860 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Igualmente adverso fue el cierre semanal para el maíz de la nueva cosecha, cuyo valor retrocedió de 165 a 160 dólares por tonelada para el Gran Rosario. En el Matba, los ajustes de las posiciones septiembre y abril retrocedieron de 165 a 155,50 y de 168 a 163 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 22 de agosto y el 16 de septiembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 650.500 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 169.600 toneladas; desde Necochea, 91.545 toneladas, y desde otros puertos, 10.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 97% del área apta y mantuvo en 31 millones de toneladas su estimación para el cierre de la campaña.

También el jueves, el Minagro dio su primera valoración oficial de la campaña 2018/2019 para el maíz y proyectó en 9,35 millones de hectáreas el área que será cubierta por el cereal para todos los usos, un 2,7% por encima de los 9,10 millones del ciclo anterior.

 

Fue negativo el balance de la semana para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago, donde los contratos septiembre y diciembre perdieron un 4,32 y un 4,23%, al pasar de 143,40 a 137,20 y de 149,11 a 142,81 dólares por tonelada. Así como las subas del segmento comercial anterior del cereal fueron más por influencia de la soja y del trigo que por mérito propio, en esta ocasión las bajas también estuvieron vinculadas con el fuerte retroceso del grano fino y con la prolongación de la guerra comercial, que mantiene los interrogantes sobre la provisión de forraje estadounidense para el mercado chino.

En cuanto a los cultivos, el lunes el USDA ponderó el 68% del maíz en estado bueno/excelente, por debajo del 70% de la semana pasada, pero por encima del 62% vigente un año atrás. En el detalle de la condición de las plantas en los tres principales Estados productores, relevó en estado bueno/excelente el 73% de los cultivos en Iowa; el 76% en Illinois, y el 84% en Nebraska. Un año atrás los porcentajes de maíz en condición óptima en estos Estados eran del 61, del 54 y del 63%, respectivamente. El organismo añadió que llenó granos el 85% de las plantas, frente al 73% del reporte anterior; al 74% de igual momento de 2017, y al 72% promedio. Está dentado el 44%, contra el 26% de trabajo precedente; el 27% de 2017, y el 26 promedio.

Tras las cuatro jornadas de recorrida por los principales Estados productores de granos gruesos, el ProFarmer estimó el rinde promedio estadounidense en 111,28 quintales por hectárea y proyectó la cosecha en 368,34 millones de toneladas. Ambas cifras resultaron levemente inferiores a las publicadas por el USDA en su último informe mensual, de 111,97 quintales y de 370,51 millones de toneladas. Los técnicos confirmaron que los cultivos presentan un adelanto de cerca de dos semanas frente a los tiempos usuales de las etapas evolutivas, por lo que en 2/3 semanas comenzará la recolección.

Entre neutral a levemente positivo resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. Según el USDA, las ventas de maíz 2017/2018 sumaron 173.400 toneladas, por debajo de las 338.900 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 200.000 a 500.000 toneladas. El dato positivo fue para el ciclo 2018/2019, con ventas por 1.054.600 toneladas, cerca de las 1.044.800 toneladas de la semana pasada, pero por encima del rango calculado por los privados, que fue de 700.000 a 1.000.000 de toneladas.

TRIGO

La semana del trigo dejó cierta estabilidad para el grano disponible, pero bajas importantes para el grano de la nueva cosecha, en línea con la caída externa. Las ofertas por la mercadería física se mantuvieron estables en 6500 pesos para el Gran Rosario y en 215 dólares para Necochea, mientras que bajaron de 220 a 215 dólares para Bahía Blanca.

Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 6874, mientras que para el lunes fue fijado en 6967 pesosEl rango de ofertas de los molinos relevado a diario por la BCBA pasó de 6250/7450 a 6500/7500 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

La transición de las propuestas por el trigo de la nueva cosecha fue de 215 a 205 dólares para las entregas entre noviembre y diciembre; de 220 a 210 dólares para enero; de 225 a 215 dólares para febrero, y de 230 a 220 dólares para marzo. También fue adverso el cierre en el Matba, donde las posiciones diciembre y enero retrocedieron de 218,50 a 213,50 y de 222 a 217 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 22 de agosto y el 16 de septiembre deben salir desde el Gran Rosario 140.000 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 47.000 toneladas, y desde Necochea, 56.250 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA indicó que el 89% del área implantada mantiene una condición de cultivo entre normal/bueno/excelente, mientras que el 11% restante reflejan una condición regular/mala. “Este último grupo de cuadros se ubica en mayor medida sobre el extremo norte del país, donde la normal ausencia de lluvias durante el invierno deteriora la condición del cultivo. En cuanto al desarrollo fenológico, la mayor parte del área sembrada aún transita etapas vegetativas sobre el centro y el sur de la región agrícola, mientras que en las regiones NOA y NEA se releva un importante número de lotes encañando o comenzando a espigar”.

 

Muy negativo resultó el balance de la semana para los precios del trigo de los Estados Unidos luego de completar cinco ruedas bajistas seguidas. En la Bolsa de Kansas las posiciones septiembre y diciembre perdieron un 8,10 y un 7,64%, al pasar de 207,60 a 190,79 y de 217,52 a 200,90 dólares por tonelada. En Chicago, los mismos contratos resignaron un 8,16 y un 7,46%, tras variar de 205,95 a 189,14 y de 213,02 a 197,13 dólares por tonelada.

Tras los rumores de las semanas precedentes sobre eventuales restricciones en las ventas externas de Ucrania y de Rusia, las continuas desmentidas de los gobiernos de ambos países les restaron poder de especulación a los fondos de inversión, que optaron por retirar una parte de las ganancias acumuladas. Un dato que aportó a la tónica bajista fue la devaluación del rublo que mejora la competitividad de las ventas externas rusas.  

En cuanto a los cultivos, el lunes el USDA relevó el avance de la cosecha de los trigos de invierno sobre el 97% del área apta, frente al 94% de la semana pasada; al 98% reportado un año atrás, y al 98% promedio de las anteriores cuatro campañas. La recolección del cereal de primavera avanzó sobre el 60% del área apta, contra el 35% de la semana pasada; el 55% vigente un año atrás, y el 44% promedio. El organismo indicó que el 74% de los cultivos está en estado bueno/excelente, por debajo del 75% de la semana pasada, pero lejos del magro 34% vigente un año atrás.

También fue determinante para el cierre semanal bajista la mala performance exportadora estadounidense, reflejada el jueves en el informe semanal del USDA. En efecto, en dicho trabajo el organismo relevó ventas por 239.800 toneladas de trigo, por debajo de las 803.000 toneladas del reporte anterior y del rango esperado por el mercado, de 450.000 a 850.000 toneladas.

No lograron revertir las bajas los recortes de las cifras rusas ofrecidos el viernes por la consultora SovEcon, que ajustó de 69,60 a 68,80 millones de toneladas su estimación sobre la cosecha de trigo en Rusia y de 35 a 33,90 millones su expectativa sobre las exportaciones.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys