CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 45
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
18
AGO 2018
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

Tras las bajas del segmento anterior, el balance semanal resultó positivo para el valor de los granos en la Bolsa de Chicago, donde la soja repuntó un 3,6%, el maíz casi un 2% y el trigo, entre un 1 y un 2,5%. La expectativa por una reunión entre funcionarios estadounidenses y chinos hacia fin de mes y la especulación en torno de la oferta global de trigo fueron dos de los fundamentos que influyeron sobre el mercado. En el mercado local, la devaluación del peso, las subas externas y el interés particular de la demanda sobre el mercado de trigo nuevo mantuvieron firmes los precios.

Panorama Agrícola Semanal

Tras las bajas del segmento anterior, el balance semanal resultó positivo para el valor de los granos en la Bolsa de Chicago, donde la soja repuntó un 3,6%, el maíz casi un 2% y el trigo, entre un 1 y un 2,5%. La expectativa por una reunión entre funcionarios estadounidenses y chinos hacia fin de mes y la especulación en torno de la oferta global de trigo fueron dos de los fundamentos que influyeron sobre el mercado. En el mercado local, la devaluación del peso, las subas externas y el interés particular de la demanda sobre el mercado de trigo nuevo mantuvieron firmes los precios.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 17

Viernes 10

Diferencia en %

Petróleo

65,91

67,63

-2,54

Dólar/Euro

1,1443

1,1421

+0,19

Real/Dólar

3,9147

3,8640

+1,31

Peso/Dólar*

29,75

29,15

+2,06

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

La semana dejó altibajos para los precios de la soja en el mercado doméstico. La pérdida de valor de la moneda local frente al dólar fue el factor que más contribuyó con la suba de los valores para la mercadería disponible. La transición de las ofertas de los compradores fue de 7600 a 7800 pesos por tonelada para el Gran Rosario, luego de tocar los $ 8000 en las ruedas del lunes y del jueves; de 7200 a 7500 pesos para Necochea, en tanto que, para Bahía Blanca, tras varias jornadas sin ofertas abiertas, la demanda propuso el viernes 7800 pesos por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 8262, mientras que para el martes fue fijado en $ 8218. En el cierre del segmento comercial la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 8028 pesos por tonelada.

El saldo fue negativo para la soja de la próxima cosecha, dado que la propuesta de los compradores bajó de 275 a 270 dólares por tonelada para el Gran Rosario. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) también se expresaron los altibajos, dado que mientras los ajustes de las posiciones septiembre y noviembre bajaron de 279,50 a 276 y de 285,60 a 283,50 dólares por tonelada, el valor del contrato mayo subió muy levemente, de 276 a 276,40 dólares.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 15 de agosto y el 15 de septiembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.359.411 toneladas de harina y 221.620 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 16.345 toneladas de harina y 17.000 toneladas de aceite; desde Necochea, 55.263 toneladas de harina y 28.500 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 12.000 toneladas de poroto.

El hecho de la semana para el mercado de soja local fue la decisión del Gobierno de frenar por seis meses la reducción gradual de las retenciones a la harina y al aceite de soja. Esto hará confluir los gravámenes para estos productos y para el poroto de soja en el 23% en marzo próximo. Esta medida, que se conoció el martes, tuvo un rápido impacto bajista sobre los precios locales e impulsó alzas en Chicago. Además, el Ejecutivo resolvió el fin del Fondo Federal Solidario, que coparticipaba a las provincias el 30% de lo recaudado por las retenciones a la soja.

 

Luego del impacto bajista que implicó el viernes anterior el informe del USDA, con la previsión de una cosecha récord para los Estados Unidos, esta semana la soja cerró con saldo positivo para sus precios en la Bolsa de Chicago. En efecto, las posiciones septiembre y noviembre sumaron un 3,61 y un 3,60%, al pasar de 312,60 a 323,90 y de 316,64 a 328,03 dólares por tonelada. El principal factor alcista se dio el jueves, cuando desde China se informó que antes de fin de mes se reunirán en Washington funcionarios chinos y estadounidenses para intentar acercar posiciones en medio de la guerra comercial que los enfrenta, con subsidios cruzados.

Esta novedad resultó suficiente para los fondos de inversión, que salieron a comprar contratos frente a una eventual tregua que sirva para levantar el arancel del 25% que China le impuso a la soja de los Estados Unidos. Asimismo, entre los operadores se instaló la noticia de que los embarques brasileños hacia los puertos chinos comenzarían a desacelerarse en las próximas semanas, producto de una lógica cuestión estacional, pero sobre todo por las complicaciones que sigue generando fronteras adentro el tema fletes, que por una deficiente gestión política está encareciendo el movimiento de granos y está limitando las ventas desde el sector productor.

Como se señaló anteriormente, la medida del gobierno argentino, de frenar la rebaja de las retenciones a los subproductos de la soja, generó subas en Chicago, principalmente para la harina de soja, dado que los operadores esperan que la decisión haga que la Argentina exporte más grano sin procesar y que ello libere una porción del mercado mundial de harina, donde el producto argentino es el más demandado. En el balance de la semana, el valor de la harina subió en Chicago un 2,04%, al pasar de 356,59 a 363,87 dólares por tonelada.

Así, vemos que las razones de las subas de los precios de la soja durante el segmento comercial que aquí analizamos respondieron más a expectativas que a factores concretos, algo muy propio de los mercados de futuros, donde los rumores tienen tanto peso como los hechos tangibles y donde todo es inmediatez. La reunión entre funcionarios chinos y estadounidenses es bienvenida, pero nada indica que su resultado sea un feliz acuerdo entre las partes que destrabe el conflicto y que le aporte racionalidad a la cuenta de Twitter de Donald Trump. De igual modo, considerar que Estados Unidos podrá ganar mercados para su harina de soja por la medida de corto plazo tomada por el gobierno argentino resulta creíble sólo desde esa lógica del mercado de futuros antes descripta. Todo y nada, pueden pasar. Las pizarras darán cuenta. Lo importante es estar al corriente del impacto que la expectativa y la realidad generen sobre los precios, para lograr capturar las opciones que más convengan en el momento preciso.

En cuanto a los hechos concreto, el lunes, en su valoración de la condición de las plantas, el USDA ponderó el 66% de soja en estado bueno/excelente, por debajo del 67% de la semana pasada, pero por encima del 59% vigente a igual fecha de 2017. En el detalle de la condición de las plantas en los tres principales Estados productores de soja ponderó en estado bueno/excelente el 74% de los cultivos en Illinois; el 72% en Iowa, y el 73% en Minnesota. Un año atrás los porcentajes de soja en condición óptima en estos Estados eran del 63, del 56 y del 74%, respectivamente. El organismo marcó que el 96% de las plantas atravesó la etapa de la floración, contra el 92% de la semana pasada; el 93% de igual momento del año pasado, y el 92% promedio. Además, formó vainas el 84% de las plantas, frente al 75% del reporte anterior; al 77% vigente un año atrás, y al 72% promedio. Durante la próxima semana comenzarán las giras agrícolas del ProFarmer, que aportarán su visión sobre el estado de los cultivos.

Neutro resultó para el mercado el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses. El jueves el USDA relevó las ventas 2017/2018 de poroto de soja por 133.400 toneladas, por debajo de las 421.900 toneladas del reporte anterior, pero dentro del rango previsto por los operadores, de 100.000 a 400.000 toneladas. Los negocios 2018/2019 sumaron 571.600 toneladas, por encima de las 532.500 toneladas de la semana pasada y dentro del rango esperado por los privados, de 300.000 a 700.000 toneladas.

MAÍZ

Al igual que la soja, el maíz terminó la semana con altibajos en el mercado local. La influencia de las monedas fue determinante para ello. En la plaza física, la transición fue de 4500 a 4600 pesos por tonelada para el Gran Rosario. Para Necochea la variación fue de 4650 pesos a 162 dólares, que resultaron equivalentes a 4819,50 pesos. En Bahía Blanca la oferta de la demanda se mantuvo estable, en 165 dólares por tonelada (su equivalencia en pesos creció de 4809,75 a 4908,75 pesos).  

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 4680, mientras que para el martes fue fijado en 4682 pesosLas ofertas de los consumos relevadas por la BCBA por maíz seco se ubicaron entre 3600 y 4830 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

La propuesta por el maíz de la próxima cosecha bajó de 168/170 a 165 dólares por tonelada para las descargas sobre el Gran Rosario. En el Matba, mientras la posición septiembre se mantuvo estable, en 165 dólares por tonelada, los contratos diciembre y abril retrocedieron de 173 a 172 y de 168,50 a 168 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 15 de agosto y el 15 de septiembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 532.400 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 156.230 toneladas; desde Necochea, 198.202 toneladas, y desde otros puertos, 12.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 93,9% de los 5,4 millones de hectáreas sembrados, con un progreso semanal de 4 puntos. “El rendimiento medio nacional se ubica en 60,3 quintales por hectárea, luego de recolectarse más de 4,8 millones de hectáreas a lo largo del país. Las pérdidas de superficie se estiman a la fecha en más de 229.000 hectáreas”, indicó la entidad, que sostuvo en 31 millones de toneladas el volumen para el cierre del ciclo.

Un día antes, la entidad difundió su reporte de precampaña, en el que auguró un crecimiento del 7,4% de la superficie destinada al maíz para grano comercial, dado que se incorporarían 400.000 hectáreas, para ampliar la cobertura hasta los 5,8 millones de hectáreas.

 

Fue positivo el balance de la semana para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago, donde los contratos septiembre y diciembre sumaron un 1,82 y un 1,89%, al pasar de 140,84 a 143,40 y de 146,35 a 149,11 dólares por tonelada. Sin protagonismo, el rumbo del maíz estuvo dictado por las oscilaciones de las cotizaciones del trigo y de la soja. La posibilidad de que el tiempo seco que predomina en Europa extienda del trigo al maíz las complicaciones productivas aportó a la tónica alcista.

En cuanto a los cultivos estadounidenses, el lunes el USDA ponderó el 70% del maíz en estado bueno/excelente, por debajo del 71% de la semana pasada, pero por encima del 62% vigente un año atrás. En el detalle de la condición de las plantas en los tres principales Estados productores de maíz, ponderó en estado bueno/excelente el 75% de los cultivos en Iowa; el 76% en Illinois, y el 83% en Nebraska. Un año atrás los porcentajes de maíz en condición óptima en estos Estados eran del 61, del 62 y del 63%, respectivamente. El organismo dio por terminada la etapa de polinización y añadió que llenó granos el 73% de las plantas, frente al 57% del reporte anterior; al 58% de igual momento de 2017, y al 56% promedio. Está dentado el 26%, contra el 12% de trabajo precedente; el 15% de 2017, y el 13 promedio.

Entre neutro a levemente positivo resultó el informe semanal del USDA sobre las exportaciones de los Estados Unidos. En efecto, el jueves el organismo relevó ventas 2017/2018 por 338.900 toneladas por debajo de las 554.500 toneladas del reporte anterior, pero dentro del rango previsto por el mercado, de 300.000 a 600.000 toneladas. Los negocios 2018/2019 fueron reportados en 1.044.800 toneladas, por encima de las 657.700 toneladas de la semana pasada y del rango calculado por los operadores, de 300.000 a 1.000.000 de toneladas.

TRIGO

Con mayoría de alzas terminó la semana el trigo argentino, que sigue atravesando un muy buen momento, desde los precios y desde los productivo. Las ofertas nominales de los exportadores crecieron en la semana de 6300 a 6500 pesos por tonelada para el Gran Rosario, en tanto que se mantuvieron en 215 dólares para Necochea y retrocedieron de 225 a 220 dólares para Bahía Blanca.

Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 6727, mientras que para el martes fue fijado en 6729 pesosEl rango de ofertas de los molinos relevado a diario por la BCBA pasó de 6100/7250 a 6250/7450 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el activo mercado de la próxima cosecha, desde las ofertas vigentes el viernes anterior, de US$ 215 para las entregas en noviembre/diciembre; de US$ 220 para enero, y de US$225 para febrero/marzo, se pasó a US$215 para diciembre; US$220 para diciembre/enero; US$225 para febrero, y a US$230 para marzo.

La firmeza que se evidencia en el mercado del trigo nuevo se sigue reflejando en el informe semanal de compras y embarques de la Dirección de Planeamiento y Análisis de Mercado del Minagro. El miércoles indicó que al 8 del actual la exportación compró 5.080.300 toneladas de trigo 2018/2019, un 66,73% más que un año atrás, cuando los negocios sumaban 3.047.100 toneladas. Asimismo, el organismo reportó que las declaraciones de juradas de ventas al exterior suman 4.274.000 toneladas, frente a las 300.100 toneladas de igual momento de 2017.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 15 de agosto y el 15 de septiembre deben salir desde el Gran Rosario 167.250 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 53.500 toneladas, y desde Necochea, 64.000 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA indicó que terminó la siembra de trigo, que cubrió 6,1 millones de hectáreas, un 7% más que en el ciclo anterior. “Los mayores incrementos de área se concentraron sobre Buenos Aires y La Pampa, regiones afectadas por excesos hídricos durante la campaña 2017/2018. En paralelo, sobre el sector sur del área agrícola, el trigo continúa diferenciando etapas vegetativas y mantiene una condición de cultivo entre buena y excelente”.

Por su parte, la Guía Estratégica para el Agro de la BCR se preguntó el jueves si es que hay un “potencial inédito” para el trigo en la actual campaña. “Hasta 4 macollos por planta se cuentan en el centro-sur de Santa Fe. En el noreste de Buenos Aires, se está refertilizando para asegurar la sobrevivencia de los macollos y se están completando dosis muy altas, que llegan hasta los 300 kilos de urea por hectárea. La revancha del trigo toma forma. Todos coinciden, hace muchos años que no se observa un trigo con el enraizamiento y el macollaje que ahora está logrando. El frío alienta estas características. Aparte, las constantes heladas que vienen acechando a los trigos permitieron que se hayan ido adaptando a las bajas temperaturas. Por ello, las últimas heladas no provocaron daños. El 70% de los trigos presenta entre muy buenas y excelentes condiciones”, detalló la entidad.

 

Resultó positivo el saldo semanal para los precios del trigo de los Estados Unidos. En efecto, en la Bolsa de Kansas las posiciones septiembre y diciembre sumaron un 0,94 y un 1,20%, al pasar de 205,67 a 207,60 y de 214,95 a 217,52 dólares por tonelada. En Chicago, los mismos contratos ganaron un 2,51 y un 1,80%, al variar de 200,90 a 205,95 y de 209,26 a 213,02 dólares por tonelada.

La especulación con una menor oferta mundial de trigo continuó siendo el principal fundamento alcista para las cotizaciones del grano fino. En esto mucho tuvieron que ver las activas compras de los fondos de inversión. Vale destacar que hasta el cierre del jueves el mercado se encaminaba a un cierre negativo para la semana. Sin embargo, antes del arranque de la rueda diaria del viernes, la noticia de que en una reunión en el Ministerio de Agricultura de Rusia se les habría anunciado a los exportadores que superados los 30 millones de toneladas se frenarían las ventas externas de trigo 2018/2019 alentó fuertes subas en las Bolsas estadounidenses.

Como ocurrió semanas atrás con rumores similares, también sobre Rusia y sobre Ucrania, la desmentida de la noticia desde el Ministerio de Agricultura ruso y la reafirmación de ventas por 35 millones de toneladas no bastaron para torcer el rumbo de los precios, ni la voluntad de los especuladores, que igualmente creen que algún tipo de restricción habrá para las exportaciones. Las persistentes noticias sobre recortes productivos en Francia, Alemania e Inglaterra, como así también la sequía en Australia, completaron el cuadro alcista que se expresó en el cierre de la semana.

Acerca de los cultivos en los Estados Unidos, el lunes el USDA relevó el avance de la cosecha de los trigos de invierno sobre el 94% del área apta, frente al 90% de la semana pasada; al 97% reportado un año atrás, y al 96% promedio de las anteriores cuatro campañas. La recolección del trigo de primavera progresó sobre el 35% del área apta, contra el 13% de la semana pasada; el 38% vigente un año atrás, y el 27% promedio. El 75% de los cultivos fue ponderado en estado bueno/excelente, por encima del 74% de la semana pasada y lejos del magro 33% vigente un año atrás. El nuevo dato oficial quedó por encima del 73% previsto por los operadores.

Muy positivo resultó para el mercado de trigo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 803.000 toneladas, por encima de las 317.000 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por los operadores, de 200.000 a 500.000 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys