CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 343
SUPLEMENTOS RURALES
Imprimir nota
4
AGO 2018
FacebookTwitter

En tiempo real: las nuevas tecnologías se abren paso en el trabajo del campo

Aquí están, estas son. Las nuevas tecnologías digitales están revolucionando la forma de producir en el campo. Actualmente, como antaño, la producción de granos, carne y leche requiere tierra, semillas, agroquímicos y animales. No obstante, la tecnología permite gestionar datos en tiempo real para optimizar los procesos productivos. Aparecen nuevos conceptos como sensores, actuadores e inteligencia artificial, que hay que comprender para desarrollar sistemas de producción eficientes y competitivos. Antes de la siembra de un cultivo, la delimitación de ambientes es condición necesaria para la gestión variable de los recursos agroecológicos y productivos. Hoy existe una gran cantidad de servicios de integración de información digital, como los que ofrecen firmas como ScanTerra, Geoagro, Geoagris y otras, que son utilizados con ese propósito.

En tiempo real: las nuevas tecnologías se abren paso en el trabajo del campo

Aquí están, estas son. Las nuevas tecnologías digitales están revolucionando la forma de producir en el campo. Actualmente, como antaño, la producción de granos, carne y leche requiere tierra, semillas, agroquímicos y animales. No obstante, la tecnología permite gestionar datos en tiempo real para optimizar los procesos productivos. Aparecen nuevos conceptos como sensores, actuadores e inteligencia artificial, que hay que comprender para desarrollar sistemas de producción eficientes y competitivos.

Antes de la siembra de un cultivo, la delimitación de ambientes es condición necesaria para la gestión variable de los recursos agroecológicos y productivos. Hoy existe una gran cantidad de servicios de integración de información digital, como los que ofrecen firmas como ScanTerra, Geoagro, Geoagris y otras, que son utilizados con ese propósito.

Estos servicios tecnológicos permiten generar, inicialmente, mapas de ambientes. El número de ambientes mapeados varía en función del nivel de heterogeneidad de los recursos que se encuentran dentro de los lotes de producción y del nivel de complejidad que se pretende gestionar. Por ejemplo, en el oeste de Buenos Aires, un mapa de ambientes construido a partir de la planialtimetría, junto con los mapas de porcentaje de arena y de materia orgánica del lote, permite diferenciar ambientes que afectan la performance de los cultivos: lomas arenosas con bajo porcentaje de materia orgánica, bajos con riesgo hídrico y posiciones intermedias.

Luego, sobre la base de esta ambientación básica, se pueden agregar capas de información para mejorar la precisión del trabajo: mapa de electroconductividad (que permite definir zonas contrastantes por porcentaje de salinidad), mapas con el espesor y textura de las capas de suelo que dificultan el desarrollo de las raíces y mapas de profundidad de tosca, entre otras posibilidades.

"Integrando las capas de información, y considerando el nivel de heterogeneidad que se quiere gestionar, se obtiene un mapa de unidades de manejo del lote. Este permitirá utilizar los insumos del sistema de producción en forma variable", explicó Gabriel Tinghitella, líder de innovación de CREA.

En siembra, la firma Precision Planting está enfocada en el desarrollo de soluciones tecnológicas para mejorar la calidad de siembra y la implantación de los cultivos. Hace algunos años desembarcó en el país presentando sus motores eléctricos vDrive. Este sistema, sobre la base de una prescripción georreferenciada, establece una dosis de semilla para cada ambiente y permite variar la densidad de siembra en tiempo real. La modificación de esta se logra con la variación de la velocidad del motor que hace girar la placa dosificadora de semillas.

El último desarrollo presentado en el país fue Smart Firmer, una lengüeta apretadora de semilla en el surco equipada con una batería de sensores ópticos. Estos permiten medir el contenido de humedad del suelo, el porcentaje de surco obturado por el rastrojo del cultivo antecesor y el porcentaje de materia orgánica. Así, se puede generar información sobre las condiciones en que se establecen las plantas y se puede ajustar la siembra en función de la información que se releva en tiempo real. "Estos mecanismos se pueden incluir en una sembradora que no los traiga de fábrica", dijo Tinghitella.

Una vez implantados, los cultivos pueden monitorearse mediante el uso de imágenes de alta resolución espacial con satélites.

La mayor parte de ellos se encuentra equipado con sensores ópticos multiespectrales que permiten construir distintos índices de vegetación. Uno de los más difundidos es el Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada (NDVI), que permite diferenciar el vigor de la vegetación en distintos sectores dentro de los lotes de producción. "Esta tecnología contribuye a eficientizar el monitoreo. A partir del NDVI se puede observar el estado de la vegetación en cada sector y diagramar las recorridas en el lote en función de los registros", precisó.

La tecnología también llegó a los monitoreos convencionales. Plataformas como SIMA permiten registrar adversidades (malezas, plagas y enfermedades) con un smartphone y geolocalizar los datos relevados, analizarlos y sintetizarlos en información. Incluso, permite sincronizar los datos en tiempo real y generar órdenes de trabajo.

En malezas, los equipos Weed It y Weed Seeker tienen montados sensores de material verde sobre el botalón de la pulverizadora. Se reduce la aplicación de agroquímicos en un 60-80% porque se aplica sobre las malezas visibles y no en cobertura total. Se utilizan durante el barbecho de un cultivo: cada sensor detecta material verde de más de 2,5 centímetros de diámetro al avanzar a la velocidad de trabajo y le manda una señal a la electroválvula del pico correspondiente para que descargue producto y luego vuelva a cerrarse.

Se utiliza principalmente en el NOA, una zona donde se hacen barbechos muy largos, que exigen 120-150 dólares por hectárea para controlar malezas, un costo que se reduce significativamente con la aplicación localizada.

En monitoreo de equipos, empresas como Acronex, Geoagris y otras ofrecen servicios de telemetría para monitorear las condiciones de uso de la maquinaria agrícola y de los camiones que transportan insumos y productos. "Montada en una pulverizadora, esta tecnología permite relevar parámetros generales y específicos. A nivel general, se puede saber si una máquina está andando dentro o fuera del lote y se puede controlar la velocidad de trabajo y su desplazamiento. A nivel específico se puede conocer la temperatura, la humedad y la velocidad y la dirección del viento en el momento que se está llevando a cabo la aplicación de los agroquímicos. Incluso, se puede saber el pico que se está usando y la presión de trabajo del circuito de pulverización. Toda esta información se transmite en tiempo real a una notebook, a una tablet o al celular y permite emitir alertas y recomendaciones", dijo el técnico.

La ganadería también es estrella

FarmIn Technologies tiene una batería de sensores y soluciones para automatizar los procesos ganaderos. Entre estos figuran sensores para detectar alambrados eléctricos rotos o caídos y para monitorear el nivel de agua de los tanques australianos y en los bebederos. Esta información se transmite en tiempo real al celular del recorredor, que de esa manera sabe qué instalación debe ir a revisar. No obstante, el dispositivo estrella de FarmIn es Autopeso, una balanza que se instala en el borde de los bebederos. El sistema consta de una balanza con múltiples celdas de carga, lectoras de caravana con chips, una cámara fotográfica y paneles solares para generar la energía necesaria para su funcionamiento. Los animales se pesan cada vez que suben a la balanza para tomar agua. De esta forma, se toma gran cantidad de datos de cada animal sin necesidad de encerrarlos. Cada vez que un animal va a tomar agua, es identificado por el lector de caravanas, pesado por la balanza y fotografiado para confirmar su identidad. ¿El resultado? Pesadas diarias que permiten seguir la evolución del engorde sin ingresar al corral y monitorear variables que permitan optimizar la ganancia diaria de peso. La información generada se remite en tiempo real a la tablet o al celular.

El Abecé de las tecnologías

¿Qué es lo que hoy se ofrece en el mercado?

Agricultura: Las nuevas tecnologías digitales han tenido mayor difusión en la agricultura, principalmente de la mano de la maquinaria agrícola. Ejemplos: ambientaciones, fertilización y siembras variables, aplicación sitioespecífica de herbicidas, monitoreo de cultivos mediante imágenes satelitales, telemetría para las labores y para la logística, entre otras opciones de tecnologías disponibles.

Riego: Existe una gran cantidad de tecnologías para la gestión eficiente del riego agrícola. La plataforma Kilimo, que utiliza información climática, de suelos y satelital, calcula por ejemplo el balance el hídrico de los suelos y programa cuándo y cuánto regar, maximizando la eficiencia del uso de agua sin comprometer los rendimientos de los cultivos que el productor tiene en su campo.

Servicios gratuitos: Algunas soluciones ofrecidas son gratuitas, como BoosterAgro (www.boosteragro.com), que integra seis fuentes de pronóstico climático meteorológico para cada localidad. Otra es SEPA (seguimiento de la producción agropecuaria con herramientas digitales) (www.sepa.inta.gob.ar). Permite generar información sobre índices de vegetación, agrometeorología.

Servicios pagos: Otras tecnologías integran servicios gratuitos y pagos como Auravant (https://www.auravant.com), que permite conocer la variabilidad de los lotes y analizar cómo obtener mayores rendimientos. Generalmente, en estas plataformas, el costo guarda relación con el tipo de información empleada y las características de las recomendaciones generadas que se brindan para los productores.

Oportunidades: No todos los productos y servicios basados en tecnologías digitales que se ofrecen actualmente en el mercado conectan con problemas y/o oportunidades de las actividades agropecuarias. "Hay que separar la paja del trigo para no perder tiempo y dinero y empezar con las que tienen más impacto económico en la empresa", aconsejó Gabriel Tinghitella, líder de innovación de CREA.

La Nación – Carlos Marín Moreno



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys