CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 351
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
28
JUL 2018
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

Por segunda semana consecutiva, los granos cerraron con saldo positivo en la Bolsa de Chicago, donde la soja sumó un 2,4%; el maíz, un 1,9%, y el trigo, más del 3%. El millonario subsidio que el gobierno de los Estados Unidos destinará a los productores afectados por las guerras comerciales; la tregua con la Unión Europea, y las complicaciones productivas vigentes en el mundo del trigo fueron los principales factores que influyeron sobre los precios. En el mercado local el trigo nuevo volvió a ser el principal protagonista.

Panorama Agrícola Semanal

Por segunda semana consecutiva, los granos cerraron con saldo positivo en la Bolsa de Chicago, donde la soja sumó un 2,4%; el maíz, un 1,9%, y el trigo, más del 3%. El millonario subsidio que el gobierno de los Estados Unidos destinará a los productores afectados por las guerras comerciales; la tregua con la Unión Europea, y las complicaciones productivas vigentes en el mundo del trigo fueron los principales factores que influyeron sobre los precios. En el mercado local el trigo nuevo volvió a ser el principal protagonista.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 27

Viernes 20

Diferencia en %

Petróleo

68,69

70,46

-2,51

Dólar/Euro

1,1656

1,1709

-0,45

Real/Dólar

3,7179

3,7739

-1,48

Peso/Dólar*

27,225

27,480

-0,93

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

Para la soja argentina disponible la semana marcó un congelamiento del mercado y volúmenes comercializados bajos, dado que la oferta de los compradores para la zona del Gran Rosario quedó inmóvil en 7600 pesos por tonelada durante las cinco ruedas. Levemente alcista fue el saldo en Necochea, con una transición de 7150 a 7200 pesos, mientras que para Bahía Blanca la mejora fue de 265 a 270 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 7686, mientras que para el lunes fue fijado en $ 7672. En el cierre del segmento comercial la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 7513 pesos por tonelada.

La propuesta de la demanda para la soja de la próxima cosecha creció de 273 a 275 dólares por tonelada para el Gran Rosario. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) el saldo fue alcista, dado que las posiciones septiembre, noviembre y mayo subieron de 285 a 290; de 291 a 296,80 y de 278 a 279 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 25 de julio y el 15 de agosto deben salir desde las terminales del Gran Rosario 47.000 toneladas de poroto de soja, 1.404.115 toneladas de harina y 173.600 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 72.345 toneladas de harina y 3650 toneladas de aceite, y desde Necochea, 22.000 toneladas de harina.

 

Por segunda semana consecutiva, los precios de la soja cerraron en alza en la Bolsa de Chicago, en el largo camino de recuperación tras haber caído hasta el nivel más bajo en casi 10 años. Los contratos agosto y septiembre sumaron un 2,44 y un 2,34%, al pasar de 312,23 a 319,86 y de 314,25 a 321,60 dólares por tonelada. Los cuatro factores que posibilitaron el repunte fueron:

  • El mega subsidio de 12.000 millones anunciado el martes por el gobierno de los Estados Unidos, como compensación para los productores que padecen el impacto negativo de las guerras comerciales desatadas por Donald Trump contra China, la Unión Europea (UE), Canadá y México.
  • El pacto acordado con la UE, que habilitaría un mayor volumen de compras de soja estadounidense por parte del bloque, según informaron los negociadores europeos. En su último informe mensual, el USDA elevó de 14,20 a 15,30 millones de toneladas las importaciones totales de poroto de soja de la UE. Este acuerdo, entonces, podría contribuir a moderar el impacto de las menores compras de China tras la imposición del arancel del 25% a la mercadería de los Estados Unidos. Vale recordar que en el ciclo 2016/2017 el país asiático adquirió 33 millones de toneladas de soja estadounidense.
  • Las exportaciones semanales estadounidenses, que superaron las expectativas de los operadores. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas de poroto de soja 2017/2018 por 538.200 toneladas, por encima de las 252.300 toneladas del informe anterior y del rango previsto por el mercado, de 200.000 a 400.000 toneladas. Los negocios 2018/2019 fueron calculadas en 963.800 toneladas, también por encima de las 613.400 toneladas de la semana anterior y del rango proyectado por los privados, de 200.000 a 500.000 toneladas.
  • Semana con pocas lluvias. Si los especuladores necesitaban condiciones para revalidar los “méritos” que hicieron conocido el “mercado climático”, las tuvieron durante el segmento cerrado el viernes, dado que las lluvias fueron mínimas, sobre todo sobre el oeste de la zona núcleo para la producción de granos gruesos. Esas condiciones acentuaron la falta de humedad en Missouri, que hoy es el Estado que atraviesa el mayor déficit hídrico, con un 50,29% de sus suelos con condiciones de sequía moderada; un 32,04% con sequía severa, y un 15,56% con sequía extrema, según el mapa de monitoreo de la sequía del Centro Nacional de Mitigación de la Sequía.

Pero más allá del entendible entusiasmo que generó la corriente alcista, vale no perder de vista que la guerra comercial entre los Estados Unidos y China persiste, por lo que, de achicarse la entrada de soja estadounidense en ese país, la oferta de los Estados Unidos deberá mantenerse muy competitiva para continuar siendo atractiva para otros destinos. Asimismo, y pese a lo señalado en materia climática, el estado de los cultivos continúa siendo muy bueno.

En ese sentido, el lunes el USDA ponderó el 70% de soja en estado bueno/excelente, por encima del 69% la semana pasada y del 57% vigente a igual fecha de 2017. El dato oficial quedó por encima del 68% previsto por los operadores. En el detalle de la condición de las plantas en los tres principales Estados productores de maíz, el organismo ponderó en estado bueno/excelente el 78% de los cultivos en Illinois; el 76% en Iowa, y el 76% en Minnesota. Un año atrás los porcentajes de soja en condición óptima en estos Estados eran del 59, del 62 y del 72%, respectivamente. Marcó que el 78% de las plantas atravesó la etapa de la floración, contra el 65% de la semana pasada; el 67% de igual momento del año pasado, y el 63% promedio. Además, formó vainas el 44% de las plantas, frente al 26% del reporte anterior; al 27% vigente un año atrás, y al 23% promedio.

MAÍZ

Con mayoría de alzas se negoció el maíz en el mercado disponible local, dada la necesidad de los exportadores de despachar envíos al exterior. Para la zona del Gran Rosario la oferta de la demanda se mantuvo firme en 4400 pesos por tonelada, con la posibilidad de obtener hasta 4500 pesos para las entregas contractuales. Para Necochea la transición fue de 4250 a 4350 pesos, mientras que para Bahía Blanca fue de 163 a 170 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 4298, mientras que para el lunes fue fijado en 4311 pesosLas ofertas de los consumos relevadas por la BCBA por maíz seco se ubicaron entre 3600 y 4500 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

La oferta por el maíz de la próxima cosecha, para las entregas entre febrero y abril, creció de 163 a 165 dólares por tonelada. La tónica positiva se extendió al Matba, donde los ajustes de las posiciones septiembre, diciembre y abril crecieron de 163 a 169,50; de 171,30 a 175,40, y de 163,50 a 166 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 25 de julio y el 15 de agosto deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.086.728 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 355.830 toneladas, y desde Necochea, 115.123 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 79,1% del área apta, con un rinde promedio nacional de 62,5 quintales por hectárea; 214.000 hectáreas perdidas, y con una expectativa para el cierre del ciclo de un volumen final de 31 millones de toneladas.

 

Al igual que la soja, el maíz estadounidense cerró en alza por segunda semana consecutiva en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones septiembre y diciembre sumaron un 1,90 y un 1,96%, al pasar de 139,85 a 142,51 y de 145,27 a 148,12 dólares por tonelada.

En buena medida, los factores alcistas del cereal fueron los mismos detallados en el espacio de la soja, tal el paquete de ayuda por 12.000 millones de dólares para los productores estadounidenses afectados por los conflictos comerciales en los que Estados Unidos está inmerso. De igual modo, la tregua con la UE aportó calma a los operadores, desde el punto de vista comercial, pero también desde el costado político, a partir de la expectativa que el acuerdo con el bloque europeo resultó un primer paso para negociar aranceles de manera más pragmática y menos fundamentalista por parte de las autoridades estadounidenses.

También el clima fue un fundamento alcista durante las últimas dos ruedas de la semana, dada la escasez de precipitaciones sobre las zonas más necesitadas de humedad en el Medio Oeste. No obstante, la situación de los cultivos continúa siendo buena. En ese sentido, el lunes el USDA ponderó el 72% del maíz en estado bueno/excelente, sin cambios respecto de la semana pasada, pero por encima del 62% vigente un año atrás. El dato oficial quedó por encima del 71% previsto por los operadores. En el detalle de la condición de las plantas en los tres principales Estados productores de maíz, el USDA ponderó en estado bueno/excelente el 79% de los cultivos en Iowa; el 82% en Illinois, y el 87% en Nebraska. Un año atrás los porcentajes de maíz en condición óptima en estos Estados eran del 68, del 63 y del 61%, respectivamente. El organismo añadió que está polinizado el 81% de las plantas, contra el 63% de la semana pasada; el 63% vigente un año atrás y el 62% promedio de las últimas cuatro campañas. Además, está llenando granos el 18% de las plantas, frente al 8% del igual momento de 2017 y al 8% promedio.

Resultó neutro para el mercado el informe semanal sobre las exportaciones del los Estados Unidos. En efecto, el jueves el USDA relevó las ventas externas de maíz 2017/2018 en 338.500 toneladas, por debajo de las 641.000 toneladas del reporte anterior y cerca del mínimo previsto por los operadores, en un rango que fue de 300.000 a 700.000 toneladas. Los negocios 2018/2019 fueron calculados en 747.500 toneladas, cerca de las 774.500 toneladas de la semana pasada y dentro del rango proyectado por los privados.

TRIGO

Muy buena semana para el trigo, con una transición de 5700 a 5800 pesos por tonelada para la mercadería disponible con entrega sobre las terminales del Gran Rosario y con un valor firme en 215 dólares para Bahía Blanca. Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 6150, mientras que para el lunes fue fijado en 6131 pesosEl rango de ofertas de los molinos relevado a diario por la BCBA pasó de 5850/6800 a 5900/6900 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Pero, sin duda, lo mejor volvió a estar en el segmento de las ventas anticipadas a la cosecha 2018/2019, donde tanto compradores como vendedores estuvieron en sintonía. Las ofertas pasaron de 190/200 a 200/210 dólares por tonelada, para las entregas entre noviembre y marzo. En el detalle, el viernes la demanda pagó US$ 200 por trigo para noviembre/diciembre; US$ 205 para enero; US$ 208 para febrero, y US$210 para marzo. La tónica alcista también se reflejó en las pizarras del Matba, donde las posiciones septiembre y enero crecieron de 238 a 246,50 y de 195 a 206 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 25 de julio y el 15 de agosto deben salir desde el Gran Rosario 123.600 toneladas de trigo y desde Bahía Blanca, 30.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, la BCBA relevó el jueves el avance de la siembra de trigo sobre el 95,6% de los 6,1 millones de hectáreas previstos, con un progreso semanal de 3,1 puntos y con un adelanto interanual de 3,6 puntos. A su vez, dio por finalizadas las labores de implantación en las regiones sur de Córdoba, centro-norte de Santa Fe y en el Núcleo Sur. “Las precipitaciones registradas durante los días previos aportaron buena humedad a los lotes de trigo que se encuentran en pleno desarrollo. Según nuestro informe de estado de cultivos, el 75% del cereal implantado presenta un estado hídrico entre adecuado y óptimo, y más del 44% mantiene una condición de cultivo de buena a excelente”, dijo la entidad.

 

También el trigo completó la segunda semana alcista consecutiva en los Estados Unidos. En efecto, las posiciones septiembre y diciembre en la Bolsa de Kansas sumaron un 4,72 y un 4,82%, al pasar de 186,84 a 195,66 y de 196,12 a 205,58 dólares por tonelada. En Chicago, los mismos contratos ganaron un 2,81 y un 3,19%, al variar de 189,60 a 194,93 y de 195,85 a 202,09 dólares por tonelada.

Si bien el paquete de ayuda anunciado por el gobierno estadounidense para los productores alentó subas también para el trigo, los principales factores alcistas del cereal estuvieron relacionados con cuestiones productivas y con bastante de especulación, sobre todo durante la rueda del miércoles, donde los precios del grano fino se dispararon un 6% en ambas plazas. Esos fundamentos alcistas fueron:

  • Un reporte de la consultora Strategie Grains, que estimó en 130 millones de toneladas el volumen de la cosecha de trigo blando en la UE, por debajo de los 132,40 millones previstos a inicios de julio y de los 141,80 millones de 2017. Así, la cosecha resultaría la más baja del bloque desde 2012.
  • La especulación en el mercado con la posibilidad de que Rusia restringiera sus exportaciones por la caída prevista en su cosecha. En el mercado se habló desde un cierre de ventas, hasta la imposición de retenciones. Desde Rusia, una y otra posibilidad fueron descartadas, pero el impacto sobre las cotizaciones ya había quedado plasmado. Según la consultora IKAR la producción rusa rondaría los 70 millones de toneladas. El jueves, el agregado agrícola del USDA en Rusia estimó la cosecha en 67,50 millones de toneladas y el saldo exportable, en 35 millones, por encima de los 67 y de los 34 millones publicados por el organismo en su informe de julio.
  • Los rindes del trigo de primavera estadounidense estarían debajo de las expectativas. Así lo hizo notar el tour del Consejo de Calidad de Trigo, que recorrió las Dakotas, que estimó un rinde promedio de 27,64 quintales por hectárea, superior a los 25,62 quintales del año pasado, pero inferior a los 30,53 quintales promedio de los últimos cinco años. Esto, a simple vista contradice los datos dados por el USDA en su reporte semanal, que el lunes ponderó el 79% de los cultivos de primavera en estado bueno/excelente, por debajo del 80% de la semana pasada, pero lejos del magro 33% vigente un año atrás. El nuevo dato oficial quedó por debajo del 80% previsto por los operadores. En cuanto a la cosecha de las variedades de invierno, el organismo relevó su avance sobre el 80% del área apta, frente al 74% de la semana pasada; al 83% reportado un año atrás, y al 79% promedio de las anteriores cuatro campañas. El dato oficial quedó por debajo del 83% previsto por el mercado.

No influyó sobre el mercado el reporte semanal sobre las exportaciones estadounidenses, que resultó neutro. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas por 385.900 toneladas, por encima de las 300.000 toneladas del trabajo anterior y dentro del rango previsto por los operadores, de 200.000 a 500.000 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys