CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 346
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
19
MAY 2018
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

En el balance semanal, el mercado estadounidense mostró bajas por tercera semana consecutiva en la Bolsa de Chicago para la soja, que rondaron el 0,50%; mejoras del 1,50% para el maíz, y un repunte del 4% para el trigo en Kansas. En el mercado local, que continuó bajo la influencia del mercado cambiario, hubo mejoras para la soja y para el maíz disponibles, mientras que el trigo evidenció altibajos, dentro de los muy buenos niveles de precios aún vigentes.

Panorama Agrícola Semanal

En el balance semanal, el mercado estadounidense mostró bajas por tercera semana consecutiva en la Bolsa de Chicago para la soja, que rondaron el 0,50%; mejoras del 1,50% para el maíz, y un repunte del 4% para el trigo en Kansas. En el mercado local, que continuó bajo la influencia del mercado cambiario, hubo mejoras para la soja y para el maíz disponibles, mientras que el trigo evidenció altibajos, dentro de los muy buenos niveles de precios aún vigentes.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 18

Viernes 11

Diferencia en %

Petróleo

71,28

70,70

+0,82

Dólar/Euro

1,1775

1,1943

-1,41

Real/Dólar

3,7396

3,6008

+3,85

Peso/Dólar*

24,33

24,16

+0,70

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

En el balance semanal volvió a mejorar el valor nominal de la soja en el mercado físico argentino, aunque terminó lejos del pico alcanzado el lunes, cuando la fuerte devaluación del peso frente al dólar catapultó el precio de la oleaginosa hasta los 7700 pesos por tonelada. La transición de viernes a viernes fue de 7100 a 7200 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario y de 6800 a 7050 pesos para Bahía Blanca. Para el puerto de Necochea las ofertas se iniciaron en jueves, en 6600 pesos, y subieron el viernes hasta los 6700 pesos. Vale destacar que la negociación sobre la calidad del grano entregado ocupó buena parte del diálogo entre compradores y vendedores.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 7581, mientras que para el lunes fue fijado en $ 7545. En el cierre del segmento comercial la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 7314 pesos por tonelada.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) el saldo fue negativo, al pasar los ajustes de las posiciones mayo y julio de la soja de 316 a 306,80 y de 323,30 a 313 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 16 del actual y el 3 de junio deben salir desde las terminales del Gran Rosario 166.000 toneladas de poroto de soja, 910.974 toneladas de harina y 98.440 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 115.298 toneladas de poroto, 58.570 toneladas de harina y 29.500 toneladas de aceite; desde Necochea, 185.511 toneladas de poroto, 42.750 toneladas de harina y 38.475 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 135.650 toneladas de poroto y 80.100 toneladas de harina.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) redujo de 38 a 36 millones de toneladas su estimación sobre la cosecha de soja y relevó el progreso de la recolección sobre el 71,1% del área prevista. Luego del temporal los productores vuelven al campo y comenzamos a relevar mermas de rinde en lotes de soja cuyas productividades ya se encontraban fuertemente reducidas tras la sequía estival. En paralelo, también se suman importantes problemas en la calidad del grano a cosecha”, indicó la entidad. Y detalló: “Las pérdidas de superficie de soja se elevan a 1,2 millones de hectáreas, sumando 300.000 hectáreas perdidas. El rinde medio nacional previsto para el cierre de la campaña también se verá afectado por desgrane de cuadros y se prevé que finalice próximo a los 21,5 quintales por hectárea, por debajo de los 22,2 quintales previstos hasta hace un par de semanas atrás. En consecuencia, la proyección de producción cae a 36 millones de toneladas, reflejando así una caída interanual de 21,5 millones frente a los 57,5 millones del ciclo anterior. La actual cosecha pasa a ser la más baja desde el ciclo 2008/2009, en el que se obtuvieron 32 millones”.

 

Por tercera semana consecutiva, los precios de la soja cerraron con resultado negativo en la Bolsa de Chicago, donde los ajustes de los contratos julio y agosto perdieron un 0,47 y un 0,55%, al pasar de 368,63 a 366,89 y de 370,40 a 368,36 dólares por tonelada. También fue negativo el saldo para la harina de soja, que resignó un 0,61%, al variar de 417,33 a 414,80 dólares por tonelada.

Entre los principales fundamentos bajistas destacamos:

  • El mercado cambiario, que sigue mejorando la competitividad de las exportaciones sudamericanas, por las fuertes devaluaciones del real y del peso frente al dólar. Al mismo tiempo, la divisa estadounidense continuó su camino de apreciación frente al euro, al punto que la moneda europea cerró la semana en el nivel más bajo de los últimos cinco meses, lo que encarece las materias primas exportables de EE.UU. y hace más cuesta arriba la administración de sus abultadas existencias.
  • Las bajas exportaciones semanales, reflejadas en el informe publicado el jueves por el USDA, con ventas de poroto 2017/2018 por 281.900 toneladas, por debajo de las 354.300 toneladas del reporte anterior y del rango esperado por el mercado, de 300.000 a 600.000 toneladas. Los negocios 2018/2019 sumaron 224.700 toneladas y quedaron abajo de las 278.300 toneladas de la semana anterior y dentro del rango calculado por los operadores, de 100.000 a 400.000 toneladas. Mejor suerte corrió la venta de harina 2017/2018, que totalizó 376.000 toneladas, por encima de las 90.900 toneladas anteriores y del rango anticipado por los privados, de 100.000 a 300.000 toneladas.
  • El rápido avance de la siembra, relevado el lunes por el USDA. En efecto, en su informe semanal, el organismo indicó que ya se cubrió el 35% del área prevista, por encima del 15% de la semana pasada; del 29% vigente un año atrás, y del 26% promedio. El dato oficial quedó por encima del 30% previsto por los privados. Agregó que emergió el 10% de las plantas, contra el 7% del año pasado para la misma fecha y del 6% promedio.

Como dato positivo, que podría reflejarse en el próximo informe de exportaciones semanales, durante el cierre del segmento el USDA confirmó varias nuevas ventas de soja estadounidense, en general a destinos no especificados, que bien podrían ser puertos chinos. Esto podría atenuar la incertidumbre que sigue vigente en el mercado en cuanto al impacto de la “guerra comercial” entre los Estados Unidos y China. Pero esto se construye o destruye en el día a día.

MAÍZ

Al igual que la soja, el maíz cerró la semana con altibajos en el mercado argentino. La transición de las ofertas de los exportadores fue de 4200 a 4400 pesos por tonelada para el cereal con entrega sobre las terminales del Gran Rosario y de 180 dólares (equivalentes a $4169) a 4500 pesos (equivalentes a US$185) para Bahía Blanca. Para Necochea las propuestas se mantuvieron en 175 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 4257, mientras que para el lunes fue fijado en 4347 pesosLas ofertas de los consumos relevadas por la BCBA por maíz seco se ubicaron entre 4450 y 4750 pesos por tonelada.

El costado negativo se vio en el Matba, donde los ajustes de los contratos julio y septiembre retrocedieron de 183,30 a 180 y de 186,50 a 184,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 16 del actual y el 3 de junio deben salir desde las terminales del Gran Rosario 645.797 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 233.300 toneladas, y desde otros puertos, 36.000 toneladas.

Respecto de los cultivos, la BCBA relevó el jueves el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 34,1% de la superficie apta y mantuvo en 32 millones de toneladas su previsión sobre el volumen final de la campaña. La cosecha se vio ralentizada como consecuencia de la falta de piso en lotes y caminos, pero también porque muchos productores priorizan la recolección de soja. Junto a estas demoras también se relevaron casos puntuales de brotado del grano en siembras tempranas y plantas parcialmente volcadas por efecto de las últimas tormentas. Los mayores avances de recolección se dieron sobre siembras tardías en las provincias de Buenos Aires y Córdoba. El rinde medio nacional descendió a 71 quintales por hectárea y a medida que comienzan a entrar mayor cantidad de lotes tardíos disminuirán las productividades por hectárea”. Las zonas oeste de Buenos Aires-norte de La Pampa, Cuenca del Salado y centro de Buenos Aires mantienen una demora en la recolección producto de la falta de piso en los lotes. Hacia las zonas del NOA y NEA se continúan registrando precipitaciones que mejoran el perfil para la siembra de fina, pero que no tienen un efecto positivo sobre los cuadros de maíz.En Córdoba, la cosecha avanza sobre lotes tardíos en el oeste provincial. Sobre las zonas centro-este de Entre Ríos y centro-norte de Santa Fe se registran los rindes más bajos de la actual campaña producto del impacto del estrés hídrico”, dijo la entidad.

 

Fue positivo el balance de la semana para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago, donde los contratos julio y septiembre sumaron un 1,52 y un 1,48%, al pasar de 156,09 a 158,46 y de 159,44 a 161,80 dólares por tonelada. Tras una semana volátil, donde el avance de la siembra superó la expectativa del mercado, destacamos como hechos alcistas:

  • El repunte de las cotizaciones del trigo, que aportan firmeza al mercado forrajero.
  • La decisión de China de desistir de una investigación iniciada contra las importaciones de sorgo estadounidense y el levantamiento de las penalidades aplicadas a los embarques, que habían generado el cambio de rumbo para muchos buques que viajaban hacia puertos chinos. El mercado asumió el viernes esta noticia como un factor alcista que reencauzará el comercio del grano forrajero hacia China.
  • Un aceptable reporte semanal sobre las exportaciones, que para el ciclo comercial 2017/2018 fueron calculadas el jueves por el USDA en 985.700 toneladas, por encima de las 695.600 toneladas del reporte anterior y cerca del máximo previsto por el mercado, en un rango que fue de 700.000 a 1.000.000 de toneladas. En cuanto al maíz 2018/2019, el organismo relevó negocios por 129.200 toneladas, por encima de las 90.000 toneladas de la semana pasada y dentro del rango previsto por los operadores, de 50.000 a 200.000 toneladas.
  • La menor cosecha de maíz prevista en Brasil, en particular por la caída de las expectativas para la segunda cosecha. En ese sentido, el viernes Safras & Mercado la estimó en 48,76 millones de toneladas, un 27,6% abajo de 2017. La nueva estimación implicó un recorte del 16,6% frente a la proyección hecha por la firma en abril y se ubicó muy por debajo de los 62,95 millones previstos por la Conab en su reporte mensual. Safras atribuyó la notoria reducción a una menor área sembrada y a las malas condiciones climáticas, y proyectó un rinde promedio de 4677 kilos por hectárea, contra los 5863 kilos de la temporada previa y frente a los 5443 kilos estimados por la Conab. La proyección de Safras para la cosecha total de maíz en Brasil en el ciclo 2017/2018 es de 79,02 millones de toneladas, contra los 89,21 millones de la Conab.

Entre los factores que limitaron las subas estuvieron la apreciación del dólar frente al euro, el real y el peso, y el favorable avance de la siembra estadounidense. Sobre este último punto, el lunes el USDA relevó su progreso sobre el 62% del área prevista, por encima del 39% de la semana pasada, pero aún por debajo del 68% vigente un año atrás y del 63% promedio de las últimas cuatro campañas. El dato oficial quedó por encima del 59% previsto en promedio por los operadores. Añadió que emergió el 28% de las plantas, contra el 8% de reporte anterior; el 29% vigente un año atrás, y el 27% promedio.

TRIGO

También el trigo se negoció con altibajos durante la semana, dado que mientras las ofertas de los exportadores subieron de 5800 a 6100 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario, retrocedieron de 250 a 245 dólares por tonelada para Bahía Blanca, donde entre el lunes y el jueves la propuesta alcanzó los 260 dólares. Para Necochea, la transición fue de 245 a 250 dólares hasta el jueves. El viernes no hubo ofertas para ese puerto bonaerense.

Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 6159, mientras que para el lunes fue fijado en 6187 pesosEl rango de ofertas de los molinos relevado a diario por la BCBA creció de 5400/6100 a 5900/6700 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Fue positivo el cierre para el trigo de la nueva cosecha, por el que los compradores pagaron el viernes 190 dólares por tonelada para las entregas diciembre/enero sobre todas las terminales, por encima de los 185 dólares vigentes el viernes anterior. En el Matba el balance fue negativo. En efecto, los contratos julio y enero descendieron de 259 a 253,80 y de 194 a 191 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 16 del actual y el 3 de junio deben salir desde las terminales del Gran Rosario 117.500 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 90.500 toneladas, y desde Necochea, 64.250 toneladas.

Acerca del desarrollo del ciclo comercial, del cual transcurrió cerca de la mitad, con datos al 9 del actual, el Minagro informó que los exportadores compraron 10.176.200 toneladas de trigo 2017/2018, un 5,05% más que las 9.687.400 toneladas adquiridas un año atrás. La exportación ya cuenta con el 83,41% del saldo de trigo exportable oficial, de 12,20 millones de toneladas. En cuanto a los molinos, adquirieron 2.797.300 toneladas, un 1,85% menos que un año atrás, cuando habían comprado 2.850.000 toneladas. Así, cubrieron el 46,62% de los 6 millones de toneladas que el Estado proyectó como molienda en su último informe mensual. De este modo, entre las compras hechas por la exportación y por la molienda suman 12.973.500 toneladas, equivalentes al 70,13% de los 18,50 millones de toneladas cosechados.

 

Tras las fuertes bajas de la semana anterior, los precios del trigo repuntaron en los Estados Unidos. En efecto, las posiciones julio y septiembre en la Bolsa de Kansas sumaron un 4,01 y un 3,92%, al pasar de 190,33 a 197,96 y de 197,13 a 204,85 dólares por tonelada. En Chicago, los mismos contratos subieron un 3,91 y un 3,54%, tras variar de 183,26 a 190,43 y de 189,51 a 196,21 dólares por tonelada. Vale aclarar que la fortaleza del trigo se debió particularmente a las subas registradas en la última rueda, donde hubo una activa participación compradora de los fondos de inversión especuladores.

El único factor con lógica alcista hoy es:

  • El mal estado de los cultivos, particularmente de las variedades de invierno, y el atraso en la siembra del cereal de primavera. El lunes el USDA ponderó el 36% de los cultivos de invierno en estado bueno/excelente, por encima del 34% de la semana pasada, pero lejos del 51% vigente a igual momento de 2017. El dato oficial quedó por encima del 34% previsto por el mercado. Añadió que está espigado el 45%, contra el 33% de la semana anterior; el 61% vigente a igual fecha del año pasado, y el 53% promedio de las cuatro campañas precedentes. En cuanto al trigo de primavera, el organismo dijo que la siembra avanzó sobre el 58% de la superficie apta, contra el 30% la semana pasada; el 75% vigente un año atrás, y el 67% promedio. El dato oficial quedó por encima del 52% previsto por el mercado. Ya emergió un 14% de los cultivos, frente al 4% del reporte anterior, al 37% de 2017 y al 36% promedio.

En cambio, aún el mercado de trigo presenta como principal fundamento bajista su desempeño en el mercado de exportación, donde todo se mueve al ritmo de Rusia. Destacamos:

  • La pérdida de competitividad, por la fuerte apreciación del dólar frente al euro, que encarece las colocaciones de materias primas estadounidenses, y por la suba de los precios.
  • El mal desempeño semanal de las ventas externas, evidenciado en el reporte publicado el jueves por el USDA. En él, el organismo relevó ventas 2017/2018 por 63.100 toneladas, por encima de las magras 35.200 toneladas del reporte anterior y frente a una expectativa máxima del mercado de 200.000 toneladas. Las operaciones 2018/2019 sumaron 131.700 toneladas, también por encima del muy mal registro de la semana pasada, de 48.200 toneladas, y cerca del mínimo previsto por los operadores, en un rango que fue de 100.000 a 300.000 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys