CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 382
NOTICIAS DEL DIA
Imprimir nota
17
ABR 2018
FacebookTwitter

Con 100 milímetros más, la siembra de trigo podría crecer 15% en la zona núcleo

La recuperación del régimen de lluvias ocurrida durante abril, con zonas de Córdoba que ya superaron los 100 milímetros y en las que llovió más que en todo el verano, han reavivado las intenciones de siembra de trigo, que estaban por el piso tras la peor sequía en 50 años. Según el último Informe Semanal para la Zona Núcleo de la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario, con otra tanda de precipitaciones que aporte entre 80 y 100 milímetros, la superficie sembrada con el cereal en las tierras más productivas de la argentina podría trepar hasta 15%. “Las lluvias despertaron al trigo, se apunta a sumar un 10 a 15% más de hectáreas”, subrayó la entidad. Y agregó que estas últimas descargas “fueron esenciales para despertar al trigo y reactivar sus expectativas de siembra”.

Con 100 milímetros más, la siembra de trigo podría crecer 15% en la zona núcleo

“Las lluvias despertaron al trigo”, destacó la Bolsa de Rosario. En el departamento Marcos Juárez, ya son varias las localidades que superaron los 100 milímetros este mes.

La recuperación del régimen de lluvias ocurrida durante abril, con zonas de Córdoba que ya superaron los 100 milímetros y en las que llovió más que en todo el verano, han reavivado las intenciones de siembra de trigo, que estaban por el piso tras la peor sequía en 50 años.

Según el último Informe Semanal para la Zona Núcleo de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), con otra tanda de precipitaciones que aporte entre 80 y 100 milímetros, la superficie sembrada con el cereal en las tierras más productivas de la argentina podría trepar hasta 15 por ciento.

“Las lluvias despertaron al trigo, se apunta a sumar un 10 a 15 por ciento más de hectáreas”, subrayó la entidad.

Y agregó que estas últimas descargas “fueron esenciales para despertar al trigo y reactivar sus expectativas de siembra”.

Panorama

La estimación es que hacia el este de la región (Santa Fe y Entre Ríos), se necesitan unos 80 milímetros más para que las condiciones de humedad sean óptimas; hacia el oeste (sudeste de Córdoba), harían falta por lo menos otros 100 milímetros.

De acuerdo a la red de estaciones meteorológicas de la Bolsa de Cereales de Córdoba, en el departamento Marcos Juárez el promedio supera los 85 milímetros y ya son tres las localidades que marcaron más de 100: Cruz Alta, Alejo Ledesma y Leones. En Unión, la media mensual se ubica entre 60 y 80 milímetros.

“Esenciales fueron los 50 a 95 milímetros que cayeron en Marcos Juárez el último fin de semana (entre el 6 y 8 de febrero). Con unos 100 más, que es lo que se necesita para sembrar trigo en condiciones de humedad óptimas, la superficie se mantendrá respecto a la campaña anterior, señalan los ingenieros”, indicó la GEA al respecto.

Otras zonas

En la zona de Carlos Pellegrini, por ejemplo, la GEA afirma que, con una lluvia de 50 milímetros, “se sembrará la misma o mayor superficie que el año pasado”.

Hacia Totoras, San Genaro y Coronel Medici, la siembra del cereal subiría un 10 por ciento si llegan unos 80 milímetros más, comentan los asesores.

En Cañada de Gómez y Villa Eloísa estiman que se necesitan 60 milímetros más para lograr un perfil adecuado y la superficie podría crecer hasta 15 por ciento.

En Bigand, los 61 milímetros acumulados sirven para el descuento, a la hora de pensar en los 140 que habría que acumular para la cosecha fina y que permitirían aumentar el área entre 10 y 15 por ciento.

Finanzas complicadas

Un dato clave en este contexto es que el derrumbe de la cosecha producto de la sequía, genera problemas financieros para los productores: entonces, sembrar trigo asoma como una herramienta clave para cubrir ese bache y recuperar liquidez.

Más aún cuando las proyecciones de márgenes son muy buenas: la Bolsa de Cereales de Córdoba estimó 65 dólares por hectárea, 47 por ciento más que el promedio de los últimos años; para el Inta Marcos Juárez, en campo propio, cada hectárea de trigo dejará 6.316 pesos, más del doble que hace un año.

En este mismo sentido, un informe difundido también el viernes por el área de mercados de la Bolsa de Rosario destaca que los futuros de trigo siguen ascendiendo: el contrato a julio en el Matba sumó siete dólares en la semana hasta 218,5 dólares la tonelada, mientras que el que vencen en enero ajustó a 193 dólares, cuatro dólares más que siete días antes.

“Ese valor de trigo para la próxima campaña permite al productor pensar en un atractivo margen de rentabilidad. Se encuentra frente a la disyuntiva de sembrar trigo y exponerse a la demanda de (escasos) recursos hídricos del cultivo durante el invierno, o no sembrar preservando reservas de agua, pero resignando un ingreso en los meses de diciembre/enero, fundamental para cerrar cuentas luego de esta difícil campaña 2017/18 que financieramente lo deja muy golpeado”, indicó la BCR.

En este contexto, ayuda que las perspectivas de mercado a futuro lucen alentadoras porque la necesidad de grano por parte de Brasil se avizora firme, en tanto que se espera un notable aumento del consumo en algunos destinos que se reabrieron para Argentina; principalmente, el África Subsahariana.

Si bien se espera que los países de la región del Mar Negro continúen ganando market share en el mercado internacional de trigo, ello sucede principalmente a costa de las ventas de Estados Unidos y la Unión Europea.

Argentina tiene una ventaja competitiva al disponer de trigo muy temprano en el año (meses de diciembre/enero), en tanto que países como Rusia o Ucrania cosechan su cereal entre julio y agosto que le permite penetrar con fuerza en el primer semestre del año.

La Voz del Interior – Favio Ré



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys