CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 289
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
31
MAR 2018
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

La corta semana de negocios dejó subas para la soja y para el maíz en la Bolsa de Chicago, producto de la estimación por parte del USDA de superficies sembradas 2018/2019 inferiores a las previstas por los operadores. Para el trigo el saldo resultó bajista por cuarta semana consecutiva. El aún más breve segmento de negocios en el mercado local resultó positivo para la soja, en tanto que para los cereales se mantuvo el escenario de valores firmes, pero con pocas variantes.

Panorama Agrícola Semanal

La corta semana de negocios dejó subas para la soja y para el maíz en la Bolsa de Chicago, producto de la estimación por parte del USDA de superficies sembradas 2018/2019 inferiores a las previstas por los operadores. Para el trigo el saldo resultó bajista por cuarta semana consecutiva. El aún más breve segmento de negocios en el mercado local resultó positivo para la soja, en tanto que para los cereales se mantuvo el escenario de valores firmes, pero con pocas variantes.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Jueves 29

Viernes 23

Diferencia en %

Petróleo

64,89

65,81

-1,40

Dólar/Euro

1,2321

1,2349

-0,23

Real/Dólar

3,3263

3,3192

+0,21

Peso/Dólar*

20,049**

20,090

-0,20

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación. ** Cierre del miércoles 28

SOJA

Positivo para la soja resultó el corto segmento comercial semanal en el mercado doméstico, donde las ofertas de los compradores crecieron de 5750 a 5900 pesos por tonelada disponible para la zona del Gran Rosario. Para el miércoles el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 6164, mientras que para el martes fue fijado en 6193 pesos por tonelada. En el cierre del segmento comercial, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 6133 pesos por tonelada.

También fue alcista el saldo para la soja de la nueva cosecha para las entregas en mayo, dado que su valor creció de 285 a 295 dólares por tonelada para las terminales del Gran Rosario. No hubo ofertas abiertas para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea. En el mismo sentido alcista cerraron las operaciones en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde los ajustes de las posiciones mayo y julio subieron de 294 a 298,60 y de 301,50 a 305,30 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 28 de marzo y el 22 de abril deben salir desde las terminales del Gran Rosario 40.000 toneladas de poroto de soja, 1.466.883 toneladas de harina y 383.175 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 31.000 toneladas de harina y 9000 toneladas de aceite; desde Necochea, 6050 toneladas de harina y 12.410 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 38.000 toneladas de poroto y 74.200 toneladas de harina.

Acerca de los cultivos, el miércoles la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la cosecha de soja sobre el 8,8% del área apta que, con un rinde promedio nacional de 25,2 quintales por hectárea, ya aportó un volumen parcial de 3,8 millones de toneladas, sobre un total sostenido en 39,50 millones. “Las desfavorables condiciones ambientales registradas durante la mayor parte del ciclo del cultivo aceleraron su desarrollo. Esto explica que a la fecha registremos un adelanto interanual de cosecha de 6,8 puntos porcentuales y que los rendimientos se ubiquen muy por debajo de la media histórica en cada región”, explicó la entidad.

Según el detalle de la Bolsa, a escala nacional ya se han recolectado más de 1,5 millones de hectáreas, “un 49% de dicha superficie se ubica en el Núcleo Norte, donde los rindes varían de 43 a 21 quintales por hectárea. En paralelo, el Núcleo Sur aporta otro 18% de la superficie actualmente recolectada, con rindes de 48 a 20 quintales. Hacia el oeste, la región centro-norte de Córdoba participa con el 10% del área recolectada, con rindes de 25 a 12 quintales, mientras que el sur de Córdoba aporta el 8% del área, con rendimientos que oscilan de 32 a 10 quintales. El resto de la superficie recolectada corresponde a aportes menores en sectores de Buenos Aires, La Pampa, en el centro-este de Entre Ríos y del centro-norte de Santa Fe. En estas dos últimas regiones se relevaron los promedios de rinde más bajos, con resultados que varían de 18 a 4 quintales por hectárea”, detalló la entidad.

 

Resultó alcista el balance de la semana para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos mayo y julio de la oleaginosa sumaron un 1,60 y un 1,54%, tras pasar de 377,82 a 383,88 y de 381,86 a 387,83 dólares por tonelada. El dato alcista excluyente fue, en la última rueda del segmento, el informe del USDA sobre la perspectiva de siembras 2018/2019.

En efecto, el organismo sorprendió a los operadores al estimar en 36,01 millones de hectáreas la superficie que será cubierta con la oleaginosa, por debajo de los 36,85 millones previstos por el mercado; de los 36,48 millones sembrados en la campaña anterior, e incluso de los 36,42 millones anticipados por el USDA en su Foro Anual de febrero. Vale destacar que el dato oficial quedó abajo del mínimo previsto por los operadores, que manejaron un rango posible de entre 36,38 y 37,47 millones de hectáreas.

Lo relevante del dato oficial anterior, que interrumpe una seguidilla de campañas con áreas crecientes para la soja, eclipsó la influencia bajista del informe sobre existencias trimestrales estadounidenses al 1º de marzo. En ese sentido, el USDA relevó el stock en 57,34 millones de toneladas, por encima de los 55,25 millones calculados por los operadores y un 21,15% mayor al volumen vigente un año atrás.

Resultó negativo –también obviado por el dato de siembras– el reporte semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 317.500 toneladas de poroto de soja 2017/2018, por debajo de las 759.100 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 600.000 a 900.000 toneladas. Además, el organismo relevó negocios por 69.700 toneladas de poroto 2018/2019, por debajo de las 140.000 toneladas de la semana precedente. En cuanto a la harina de soja, confirmó ventas 2017/2018 por 184.100 toneladas, por debajo de las 194.600 toneladas del trabajo anterior, pero dentro del rango calculado por los privados, de 150.000 a 350.000 toneladas.

MAÍZ

Pocos cambios evidenció el maíz argentino durante la semana, dado que las ofertas de los exportadores se mantuvieron en $ 3500 por tonelada para Necochea y en $ 3400 para el Gran Rosario. Lo mejor estuvo en Bahía Blanca, donde las propuestas crecieron de 175 a 180 dólares por tonelada. Para el miércoles el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 3450, mientras que para el martes fue fijado en 3427 pesos por tonelada. La actividad de los consumos se vio muy afectada por la medida de protesta de los transportistas, las principales propuestas relevadas por la BCBA por maíz seco se ubicaron entre 3200 y 3400 pesos por tonelada.

El valor del maíz para las entregas entre mayo y junio se mantuvo estable, en 170 dólares por tonelada para el Gran Rosario. Con leves subas terminó la semana el maíz en el Matba, donde los ajustes de los contratos abril y julio crecieron de 174 a 174,60 y de 174 a 176,10 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 28 de marzo y el 22 de abril deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.342.300 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 276.000 toneladas, y desde otros puertos, 30.000 toneladas

Respecto de los cultivos, el miércoles la BCBA relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 18% de los 5,4 millones de hectáreas cubiertas, y mantuvo en 32 millones de toneladas su previsión sobre el número final de la campaña. “En cuanto a los rendimientos, los mismos se mantienen por debajo de las expectativas iniciales. Por otro lado, los lotes tardíos y de segunda ocupación transitan el lleno de granos en Córdoba, Buenos Aires y en Santa Fe con reservas hídricas limitadas, afectando su rinde potencial”. La entidad agregó que hacia el NOA y el NEA las reservas de humedad comienzan a ser regulares, coincidiendo con el período crítico de definición de rendimiento del cereal. “De no mediar precipitaciones en las próximas semanas el rinde potencial estará comprometido. En Córdoba la recolección continúa a buen ritmo en los departamentos del norte provincial. Los cuadros tardíos y de segunda ocupación mantienen una condición de cultivo regular a mala, producto de la falta de humedad. En las zonas oeste de Buenos Aires-norte de La Pampa, Cuenca del Salado y en el Centro de Buenos Aires la falta de lluvias y las heladas registradas durante las últimas semanas restringen el llenado de granos. En las zonas Núcleo Norte y Sur, los lotes de segunda son los que más afectados, con rendimientos potenciales muy por debajo de los promedios zonales”.

 

Positivo fue el balance semanal para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago, donde los contratos mayo y julio sumaron un 2,78 y un 2,73%, al pasar de 148,52 a 152,65 y de 151,86 a 156 dólares por tonelada. Al igual que en el caso de la soja, la razón excluyente del resultado alcista para el segmento comercial fue el USDA y su informe sobre la perspectiva de siembras 2018/2019.

En efecto, el jueves el organismo sorprendió al mercado al proyectar en 35,62 millones de hectáreas la superficie que será cubierta con maíz en la nueva campaña, por debajo de los 36,19 millones previstos en promedio por los operadores; de los 36,49 millones del ciclo anterior, y de los 36,42 millones calculados por el organismo en su Foro Anual de febrero. Así, por primera vez en la historia agrícola estadounidense, el cereal ocupará menos tierras que la soja.

El impacto alcista de esta noticia cubrió el resultado bastante menos alentador del reporte oficial sobre las existencias estadounidenses al 1º de marzo, que fueron relevadas por el USDA en 225,76 millones de toneladas, por encima de los 221,14 millones previstos por el mercado y de los 219,01 millones vigentes un año atrás.

Resultó neutro para el mercado de maíz el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 1.353.100 toneladas de maíz, por debajo de las 1.470.200 toneladas del segmento anterior, pero dentro del rango previsto por el mercado, de 1,2 a 1,5 millones. Además, el organismo confirmó negocios con 287.000 toneladas de maíz 2018/2019.

TRIGO

Con altibajos, pero siempre dentro de niveles muy firmes, cerró la corta semana para el trigo argentino. Las ofertas de los exportadores por cereal con entrega inmediata subieron de 200 a 205 dólares por tonelada para Necochea; bajaron de 4000 a 3900 pesos para el Gran Rosario, y se mantuvieron estables en 205 dólares para Bahía Blanca. Para el miércoles el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 4169, mientras que para el martes fue fijado en 4165 pesos por tonelada. El rango de propuestas de los molinos, relevado a diario por la BCBA, pasó de 3850/4450 a 3800/4450 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Los altibajos también se reflejaron en el Matba, donde el ajuste de la posición julio bajó de 210,80 a 209 dólares por tonelada y donde el valor del contrato enero creció de 188 a 189 dólares.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 28 de marzo y el 22 de abril deben salir desde las terminales del Gran Rosario 325.725 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 25.000 toneladas; desde Necochea, 43.750 toneladas, y desde otros puertos, 35.000 toneladas. Al 23 del actual, el Minagro relevó Declaraciones Juradas de Ventas Externas de trigo 2017/2018 por 8.439.657 toneladas.

 

Por cuarta semana consecutiva, los precios del trigo cerraron con saldo negativo en los Estados Unidos. En efecto, las posiciones mayo y julio del cereal en la Bolsa de Chicago perdieron un 2,01 y un 1,68%, al pasar de 169,11 a 165,71 y de 175,09 a 172,14 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, los mismos contratos resignaron un 2,51 y un 2,41%, tras caer de 176,10 a 171,68 y de 183,08 a 178,67 dólares por tonelada.

Algunas lluvias sobre las principales zonas productores de trigo de invierno y leves mejoras en la condición de los cultivos, que siguen bastante por debajo de las vigentes un año atrás, dieron lugar a ventas desde el sector especulador y extendieron la racha negativa para las cotizaciones del grano fino.

La tónica alcista general del mercado estadounidense el jueves, luego de la publicación de los informes del USDA sobre siembras y existencias trimestrales, le posibilitó al trigo morigerar las pérdidas semanales.

El dato positivo de dichos reportes estuvo en el trabajo sobre las existencias trimestrales, dado que el USDA relevó en 40,66 millones de toneladas el stock de trigo estadounidense al 1º de marzo, levemente por debajo de los 40,77 millones previstos por el mercado y un 9,95% por debajo de los 45,15 millones vigentes un año atrás.

Menos constructivo resultó el reporte sobre siembras 2018/2019, dado que el USDA proyectó un área destinada a todas las variedades de trigo de 19,16 millones de hectáreas, por encima de los 18,74 millones previstos por el mercado; de los 18,62 millones del ciclo anterior, y de los 18,41 millones estimados por el organismo en su Foro Anual de febrero.

Resultó neutro para el mercado de trigo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 353.800 toneladas del cereal 2017/2018, por encima de las 265.200 toneladas del segmento anterior y dentro del rango previsto por los operadores, de 200.000 a 400.000 toneladas. Las ventas 2018/2019 fueron reportadas por el organismo en 121.800 toneladas, por debajo de las 163.400 toneladas de la semana anterior y dentro del rango calculado por los privados, de 50.000 a 250.000 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys