CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 341
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
8
DIC 2017
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

El dato destacado de la semana de negocios en los Estados Unidos fue la fuerte caída de los precios del trigo, con quitas del 5,42% en Chicago y del 4,44% en Kansas. La apreciación del dólar frente al euro, en momentos en los que la competitividad cotiza alto, fue el principal factor bajista, en un mercado dominado por Rusia. Para el maíz hubo quitas superiores al 1,30%, mientras que para la soja las bajas resultaron del 0,54 por ciento. En el mercado local, tras tocar los 4700 pesos, la soja cerró el segmento semanal sin cambios, en 4550 pesos. Estabilidad para el maíz y mejores valores para el trigo en la zona del Gran Rosario.

Panorama Agrícola Semanal

El dato destacado de la semana de negocios en los Estados Unidos fue la fuerte caída de los precios del trigo, con quitas del 5,42% en Chicago y del 4,44% en Kansas. La apreciación del dólar frente al euro, en momentos en los que la competitividad cotiza alto, fue el principal factor bajista, en un mercado dominado por Rusia. Para el maíz hubo quitas superiores al 1,30%, mientras que para la soja las bajas resultaron del 0,54 por ciento. En el mercado local, tras tocar los 4700 pesos, la soja cerró el segmento semanal sin cambios, en 4550 pesos. Estabilidad para el maíz y mejores valores para el trigo en la zona del Gran Rosario.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 8

Viernes 1º

Diferencia en %

Petróleo

57,07

58,40

-2,28

Dólar/Euro

1,1766

1,1920

-1,29

Real/Dólar

3,3033

3,2567

+1,43

Peso/Dólar* **

17,18

17,13

+0,29

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación ** Cierre del jueves 7

SOJA

El balance de la corta semana dejó valores sostenidos para la soja argentina, aunque lejanos de los máximos alcanzados en la rueda del martes. En efecto, para la zona del Gran Rosario el precio de la soja disponible quedó fijo en $ 4550 por tonelada, luego de tocar un máximo de $ 4700. En Bahía Blanca el valor de la oleaginosa cerró la semana donde la empezó, en $ 4450 por tonelada, pero por debajo de los $ 4550 del martes. Sin embargo, para Necochea el saldo fue positivo, dado que pasó de 4350 a 4400 pesos, luego de registrar un máximo de 4450.

Para el jueves el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 4688, mientras que para el lunes fue fijado en 4645 pesos por tonelada. En el cierre del segmento comercial, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 4651 pesos por tonelada.

Con la soja de la próxima cosecha sucedió lo mismo que lo señalado para la mercadería disponible, el balance en este caso resultó ligeramente alcista, dado que las ofertas por la oleaginosa para las entregas en mayo pasaron de 262 a 263 dólares por tonelada, pero quedó lejos del tope alcanzado el martes, de 270 dólares por tonelada. Sin una tendencia definida cerró el segmento comercial en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde la transición para la posición enero fue de 268 a 269 dólares por tonelada, mientras que para el contrato mayo fue de 268,90 a 268,75 dólares.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 6 y el 30 de diciembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 75.000 toneladas de poroto de soja, 1.185.090 toneladas de harina y 205.744 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 13.000 toneladas de poroto y 85.000 toneladas de harina, y desde Necochea, 24.059 toneladas de poroto, 35.445 toneladas de harina y 3500 de aceite.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la siembra de soja sobre el 53,2% de los 18,1 millones de hectáreas previstos, con un progreso semanal de 10,7 puntos y con un atraso interanual de 4,4 puntos. “Desde nuestro informe previo, los mayores progresos de siembra se concentraron en las regiones centro-norte de Córdoba, centro-norte de Santa Fe y centro-este de Entre Ríos, zonas que lograron reponer humedad oportunamente. En el Norte del país las labores aún no cobran impulso debido a la escasa humedad disponible. En el Núcleo Norte los primeros lotes implantados se encuentran próximos a floración, mientras que, en el Núcleo Sur, el cultivo se encuentra en plena etapa vegetativa, con un contenido variable de humedad en los perfiles”, detalló la entidad. Y añadió que de cara al próximo informe “podrían registrarse lluvias oportunas, a fin de apuntalar la oferta hídrica en cuadros del centro-este de Buenos Aires y en diferentes sectores de Córdoba y de Santa Fe”.

 

Leves bajas dejó el balance semana de los negocios concertados en la Bolsa de Chicago para los precios de la soja. En efecto, las posiciones enero y marzo perdieron un 0,45%, al pasar de 365,33 a 363,67 y de 369,64 a 367,99 dólares por tonelada.

Luego de un inicio de semana positivo para las cotizaciones por la especulación de los operadores (particularmente de los fondos de inversión) con la falta de humedad en zonas agrícolas de la Argentina, y que tuvo a la harina de soja como puntal alcista, los valores de la oleaginosa se fueron desinflando, en parte por la toma de ganancias de los inversores, pero también por la importante devaluación del real frente al dólar, que mejora la competitividad de la mercadería de Brasil, el principal exportador global de poroto de soja, y por la caída del precio del petróleo.

Vale señalar que el martes la soja alcanzó el nivel de precios más alto desde julio, al cerrar con un ajuste de 370,56 dólares por tonelada para la posición enero. Como lo señalamos anteriormente, buena parte de las subas estuvieron relacionadas con una prima de riesgo climático aportada por la especulación de los fondos sobre el futuro de la cosecha argentina. Detrás de esa especulación, los números reales siguen mostrando una oferta muy abundante y existencias por demás holgadas en los Estados Unidos.

El jueves el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos fue positivo para el mercado, pero no tuvo influencia sobre los precios, que en esa jornada también cerraron en baja. En su trabajo, el USDA relevó ventas por 2.015.800 toneladas de poroto de soja, por encima de las 942.900 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 1 a 1,5 millones de toneladas. Las operaciones con harina de soja fueron reportadas en 166.400 toneladas, levemente por debajo de las 176.600 toneladas de la semana anterior, pero dentro del rango estimado por los operadores, de entre 100.000 y 300.000 toneladas.

MAÍZ

Sin una tendencia definida cerró el jueves la semana para los precios del maíz en el mercado doméstico. Para el Gran Rosario y para Necochea la oferta de los exportadores se mantuvo estable, en 2500 pesos por tonelada, mientras que para Bahía Blanca creció de 2500 a 2550 pesos por tonelada. Para el jueves el FAS teórico del maíz fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 2466, mientras que para el lunes fue fijado en 2470 pesos por tonelada. Las principales propuestas de los consumos relevadas por la BCBA por maíz seco se ubicaron entre 2380 y 2500 pesos por tonelada.

Lo mejor de la semana se dio para el maíz de la próxima cosecha para las entregas entre marzo y mayo sobre las terminales del Gran Rosario, dado que la oferta de los compradores creció de 144 a 148 dólares por tonelada. En el Matba el balance dejó altibajos, dado que el ajuste de la posición diciembre subió de 146 a 150 dólares por tonelada, en tanto que el respectivo al contrato abril bajó de 150,50 a 149 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 6 y el 30 de diciembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 650.000 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 199.500 toneladas, y desde Necochea, 40.948 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó la siembra de maíz para grano comercial sobre el 40,4% de los 5,4 millones de hectáreas previstos. “La incorporación de lotes de maíz avanzó en el centro y en el sur del área agrícola. La falta de humedad en los primeros centímetros del perfil continúa demorando las tareas de siembra, especialmente en las regiones NOA, NEA y en las provincias de Córdoba y de Santa Fe. En los núcleos Norte y Sur se relevaron las primeras siembras de segunda ocupación. En paralelo, los lotes implantados transitan etapas entre diferenciación de hojas y R1 bajo heterogéneas reservas hídricas”, indicó la entidad. Agregó que, en Córdoba, las últimas lluvias mejoraron el estado de los lotes tempranos y permitieron reponer humedad para continuar la siembra de lotes tardíos y de segunda ocupación. “Por otro lado, en las zonas oeste de Buenos Aires-norte de La Pampa, en la Cuenca del Salado y en el centro bonaerense la incorporación de cuadros se da de manera parcial sólo en los sectores que poseen buena humedad superficial. En el sur de Buenos Aires, los lotes continúan diferenciando hojas baja buenas condiciones sanitarias”.

 

Resultó negativo el balance de la semana para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago, donde los ajustes de las posiciones diciembre y de marzo perdieron un 1,38 y un 1,67%, tras pasar de 135,72 a 133,85 y de 141,23 a 138,87 dólares por tonelada. En ambos casos, los niveles actuales están entre los más bajos del año y muy distantes de los registros máximos alcanzados el 10 de julio, de 163,28 y de 166,82 dólares, respectivamente.

La caída del valor del petróleo, sumado al lobby que la industria de los combustibles fósiles continúa ejerciendo sobre el gobierno de Donald Trump y en contra de eventuales medidas de la Agencia de Protección Ambiental estadounidense en favor de los agrocombustibles, estuvieron entre los fundamentos bajista de la semana para los precios del maíz. Pero no fueron los únicos, el buen avance de la campaña en Brasil y la importante devaluación del real frente al dólar también contribuyeron con la tónica bajista de Chicago.

Además, no hay que olvidar que el volumen de la cosecha estadounidense resultó superior a las expectativas iniciales y que las existencias siguen entre los niveles históricos más altos.

El informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos resultó neutro para el mercado, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 876.400 toneladas de maíz, por encima de las 599.200 toneladas del reporte anterior y levemente por encima del mínimo previsto por el mercado, en un rango que fue de 800.000 a 1.200.000 hectáreas. Para cumplir con el saldo exportable proyectado por el organismo en su informe mensual de noviembre, de 48,90 millones de hectáreas, las ventas semanales promedio deberían alcanzar las 940.400 toneladas.

TRIGO

Necesidades puntuales frente a embarques dinámicos le posibilitaron un cierre de semana muy positivo al valor del trigo físico para las entregas en las terminales del Gran Rosario, dado que pasó de 2550 a 2750 pesos por tonelada. Para Necochea el saldo fue de firmeza, con una propuesta que se mantuvo estable en $ 2900 por tonelada, mientras que para Bahía Blanca el saldo fue negativo, tras caer la oferta de la exportación de 2900 a 2850 pesos por tonelada.

Para el jueves el FAS teórico del trigo fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 2796, mientras que para el lunes fue fijado en 2800 pesos por tonelada. El rango de propuestas de los molinos, relevado a diario por la BCBA, pasó de 2570/3050 a 2500/3000 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

La proximidad de la cosecha en el Sur de Buenos Aires comenzó a trasladar su influencia bajista para las entregas durante el mes próximo. En efecto, las ofertas de los exportadores bajaron de 165 a 164 dólares por tonelada para Bahía Blanca y de 164 a 160 dólares para Necochea. En cambio, para la zona del Gran Rosario las propuestas crecieron de 162 a 167 dólares por tonelada. En el Matba, el balance fue alcista para el cereal, dado que los ajustes de los contratos enero y julio aumentaron de 160 a 163,80 y de 176 a 178 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 6 y el 30 de diciembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 849.500 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 86.750 toneladas; desde Necochea, 79.057 toneladas, y desde otros puertos, 31.000 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de trigo sobre el 44,7% del área apta, luego de un importante progreso semanal, de 13,3 puntos. Con un rinde promedio nacional de 25,6 quintales por hectárea, hasta el momento se recolectó un volumen parcial de 6,10 millones de toneladas, sobre un total sostenido por la entidad en 17 millones. Añadió que sobre el centro y sobre el sur del área agrícola nacional los rendimientos medios superan el promedio de las ultimas 5 campañas. “En regiones como los núcleos Norte y Sur se mantienen las buenas expectativas de producción para la campaña 2017/2018, llegando a recolectar lotes que superaron los 55 quintales por hectárea”.

Por su parte, la Guía Estratégica para el Agro de la BCR relevó el jueves que la cosecha de trigo de la zona núcleo agrícola avanzó sobre el 80% del área, con un rinde medio de 43,3 quintales por hectárea, que supera los 41,5 quintales del ciclo anterior y que está muy cerca del récord histórico, de 44 quintales por hectárea, alcanzado en la campaña 2010/2011. “En Marcos Juárez siguen saliendo lotes con hasta 76 quintales por hectárea, mientras que en Pergamino, una de las áreas más problematizadas por el agua, hay techos de 68 quintales. Los números que marcan las cosechadoras siguen sorprendiendo y dando por el suelo con las bajas expectativas que se tenían. Resta aún por cosecharse un 20% y las marcas podrían seguir mejorando”.

 

Tras caer durante las cinco ruedas de negocios, muy negativo fue el balance de la semana para los precios del trigo de los Estados Unidos, que se ubican en el peor nivel del año. En la Bolsa de Chicago, las posiciones diciembre y marzo perdieron un 5,42 y un 4,44%, al pasar de 152,30 a 144,04 y de 161,12 a 153,96 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos resignaron un 4,70 y un 4,46%, tras retroceder de 154,51 a 147,25 y de 160,76 a 153,59 dólares por tonelada. Desde el pico registrado por la posición diciembre en ambos mercados, de 213,12 y de 218,35 dólares el 5 de julio, los quebrantos son del 32,41 y del 32,56%, respectivamente.

En su carrera contrarreloj por sumar competitividad y poder preservar su posición en el mercado de exportación, la importante apreciación del dólar frente al euro fue un duro golpe, dado que encareció el trigo estadounidense, en un momento de sobreoferta de trigo ruso. Ese fue el principal factor bajista durante la semana y continúa siendo el fundamento más preocupante para los operadores, que no vislumbran la posibilidad de un recorte de las existencias de los Estados Unidos.

Fue neutro para el mercado el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó negocios por 321.400 toneladas de trigo, por encima de las 184.400 toneladas del reporte anterior y dentro del rango previsto por los operadores, que fue de 250.000 a 450.000 toneladas.

El martes, desde Rusia llegaron más noticias bajistas para el mercado estadounidense de trigo. En efecto, tras el proceso de “secado y limpieza” de las cosechas del año, el Ministerio de Agricultura ruso estimó el volumen de la producción de trigo en 88 millones de toneladas, un récord que quedó por encima de los 75,9 millones de 2016. El rendimiento medio nacional fue calculado en 32,20 quintales por hectárea, contra los 27,90 quintales precedentes. Además, el organismo informó que la siembra de los trigos de invierno superó el 98,4% de los 17,5 millones de hectáreas previstos para la nueva campaña, que en cuanto a superficie queda casi sin variantes frente a los 17,4 millones anteriores.

Y también el martes, el Instituto de Estudios del Mercado Agrario (IKAR, en sus siglas en ruso) elevó de 34 a 35,30 millones el volumen de las exportaciones de trigo de Rusia durante la campaña 2017/2018. Frente a estas dos noticias vale recordar que en su informe mensual de noviembre el USDA estimó la cosecha rusa en 83 millones de toneladas y su saldo exportable, en 33 millones. El martes el organismo publica su nuevo reporte.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys