CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 406
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
18
NOV 2017
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

El balance de las operaciones concretadas en la Bolsa de Chicago dejó muy ligeras subas para los precios de la soja y leves bajas para el maíz, en momentos en que va finalizando la cosecha de granos gruesos estadounidenses. Para el trigo el saldo fue bajista, por la ardua tarea que tiene el cereal por transformarse en competitivo frente a la abundante oferta exportable de Rusia. En el nivel local se destacó la firmeza de la soja hacia el cierre de la semana y la debilidad del trigo para las entregas en enero.

Panorama Agrícola Semanal

El balance de las operaciones concretadas en la Bolsa de Chicago dejó muy ligeras subas para los precios de la soja y leves bajas para el maíz, en momentos en que va finalizando la cosecha de granos gruesos estadounidenses. Para el trigo el saldo fue bajista, por la ardua tarea que tiene el cereal por transformarse en competitivo frente a la abundante oferta exportable de Rusia. En el nivel local se destacó la firmeza de la soja hacia el cierre de la semana y la debilidad del trigo para las entregas en enero.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 17

Viernes 10

Diferencia en %

Petróleo

56,62

56,80

-0,32

Dólar/Euro

1,1799

1,1662

+1,17

Real/Dólar

3,2612

3,2805

-0,59

Peso/Dólar*

17,385

17,395

-0,06

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación

SOJA

Con mayoría de subas terminaron la semana los precios de la soja en el mercado doméstico. En efecto, la transición de las ofertas de los compradores fue de 4450 a 4500 pesos por tonelada disponible para la zona del Gran Rosario (el repunte relevante se dio tras la caída hasta los $ 4370 el martes) y de 4270 a 4300 pesos para Necochea. Para Bahía Blanca la semana cerró sin variantes, en $ 4400 por tonelada. Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 4441, mientras que para el martes el indicador fue fijado en 4506 pesos por tonelada. En el cierre de la semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 4366 pesos por tonelada.

Para la soja de la nueva cosecha, con entrega en mayo sobre el Gran Rosario, el balance semanal fue neutro, dado que el valor quedó en 260 dólares por tonelada. No obstante, hay que tener en cuenta que esa paridad se alcanzó en la última rueda del segmento, luego de una caída hasta los 255 dólares entre las jornadas del miércoles y del jueves. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) el saldo fue alcista. Los ajustes de los contratos enero y mayo crecieron de 258,70 a 262 y de 264,30 a 265,10 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 15 de noviembre y el 3 de diciembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 30.000 toneladas de poroto de soja, 1.177.919 toneladas de harina y 150.600 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 54.000 toneladas de harina; desde Necochea, 18.230 toneladas de harina, y desde otros puertos, 77.000 toneladas de poroto y 50.000 toneladas de harina.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la siembra de soja sobre el 23,8% de los 18,10 millones de hectáreas previstos, con un avance semanal de 11,8 puntos y con una demora interanual de 0,4 puntos. “La ventana de siembra inició su etapa de máxima actividad y registró un progreso intersemanal de 11,7 puntos. En sólo siete días se incorporaron más de  2,1 millones de hectáreas. La mayor actividad continúa concentrada en el centro-este de la región agrícola nacional y lentamente se va expandiendo hacia el sector sur, donde el progreso de las sembradoras continúa entorpecido por excesos hídricos en diferentes sectores  de Buenos Aires y La Pampa”. La entidad añadió que la ausencia de lluvias y las elevadas temperaturas previstas para los próximos días “ayudarán a descomprimir excesos hídricos en el sector Sur de la región agrícola, pero acentuarán el déficit de humedad sobre la cama de siembra en importantes sectores del centro-oeste de la misma”.

Según informó el diario La Nación el jueves, en base a datos de la Dirección de Mercados Agroalimentarios del Ministerio de Agroindustria de la Nación, las existencias de soja en poder de la industria son las más bajas de los últimos ocho meses, con 1.766.502 toneladas en el inicio de noviembre. Ese volumen implica una caída del 16,73% respecto de las 2.121.329 toneladas reportadas el mes anterior. Como dato positivo se ubicó la molienda de octubre, que sumó 3.568.865 toneladas, un 10,23% por encima de septiembre, cuando se molieron 3.237.766 toneladas. En los primeros diez meses de 2017 la molienda argentina de soja totalizó 36.175.790 toneladas, un 3,41% menos que en igual segmento del año anterior, en el que se procesaron 37.452.822 toneladas de la oleaginosa.

 

Por tercera semana consecutiva, el valor de la soja terminó la semana de negocios en la Bolsa de Chicago casi sin variantes, pese a las importantes mejoras registradas en la última rueda del segmento. En el balance, las posiciones enero y marzo sumaron un 0,36 y un 0,35%, al pasar de 362,66 a 363,95 y de 366,71 a 367,99 dólares por tonelada.

Por las buenas productividades obtenidas en la cosecha estadounidense, pero sobre todo por la celeridad que ganó en Brasil la siembra de la oleaginosa, hasta el inicio de la rueda del viernes las cotizaciones de la soja se encaminaban a un cierre bajista. Sin embargo, en esa última jornada las subas superiores a los 6 dólares revirtieron la tendencia. Las razones de las ganancias fueron, en primer lugar, las compras concretadas por los grandes fondos de inversión, y en segundo término, la preocupación por la falta de humedad en zonas productoras de la Argentina. Esta última situación, más relacionada con el habitual papel especulador de los inversores que participan en el mercado estadounidense, impulsó una fuerte suba del valor de la harina de soja el viernes, rueda en la que el subproducto creció un un 2,48%, al pasar de 342,26 a 350,75 dólares por tonelada.

En cuanto al avance de la cosecha estadounidense, el lunes el USDA la relevó sobre el 93% del área apta, contra el 90% de la semana pasada; el 96% del año anterior para la misma fecha, y el 95% promedio de las cuatro campañas precedentes. En promedio, el mercado esperaba un avance sobre el 95 por ciento de la superficie apta. El viernes, los operadores estimaron un progreso sobre el 96% del área apta.

Resultó neutro para el mercado el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el jueves el USDA relevó ventas de poroto de soja por 1.104.800 toneladas, por debajo de las 1.160.600 toneladas del trabajo anterior y cerca del mínimo previsto por los operadores, en un rango que fue de 1,10 a 1,50 millones de toneladas. En cuanto a las ventas de harina, el organismo las calculó en 163.000 toneladas, por debajo de las 212.900 toneladas de la semana pasada y dentro del rango esperado por el mercado, de 125.000 a 350.000 toneladas.

El viernes, la consultora AgRural indicó que las buenas condiciones de humedad permitieron un avance semanal de la siembra de soja 2017/2018 en Brasil de 16 puntos porcentuales (el mayo en lo que va del ciclo) y un progreso general de las labores sobre el 73% de los 34,7 millones de hectáreas estimados. Así, los productores lograron revertir el atraso visto semanas atrás, dado que ahora el avance de la siembra supera el 68% promedio de las últimas cinco campañas e iguala el 73% vigente un año atrás.

MAÍZ

Con pocos cambios transcurrieron la semana sobre los precios del maíz argentino. En cuanto al cereal disponible, las ofertas se mantuvieron estables para el Gran Rosario y para Necochea, en 2400 y en 2450 pesos por tonelada, mientras que para Bahía Blanca se registró una suba de 2400 a 2450 pesos por tonelada. Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 2365 por tonelada, mientras que para el martes el indicador fue fijado en 2415 pesos por tonelada. Las principales propuestas de los consumos relevadas por la BCBA por maíz seco se ubicaron entre 2370 y 2450 pesos por tonelada.

El valor del maíz de la próxima cosecha, con entrega en marzo sobre el Gran Rosario, subió en el balance semanal de 142 a 143 dólares por tonelada. En el Matba, la posición diciembre se mantuvo estable, en 139,50 dólares, mientras que el contrato abril bajó de 148,50 a 146,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 15 de noviembre y el 3 de diciembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 717.000 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 139.620 toneladas; desde Necochea, 43.900 toneladas, y desde otros puertos, 6000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la siembra de maíz para grano comercial sobre el 35,4% de los 5,40 millones de hectáreas previstos. “Durante la última semana, la incorporación de lotes de maíz se dio de manera pausada. Gran parte de los cuadros sembrados se concentraron en las provincias de La Pampa y de Buenos Aires. En paralelo, buena parte de los lotes tempranos continúan diferenciando hojas. Por otro lado, sobre las provincias de Santa Fe, Corrientes y de Córdoba se relevan cultivos transitando el estadio fenológico de panojamiento”.

 

Al igual que en el caso de la soja, las variantes semanales de los precios del maíz en la Bolsa de Chicago fueron muy ligeras, pero bajistas. En efecto, las posiciones diciembre y marzo resignaron un 0,15 y un 0,49%, al pasar de 135,23 a 135,03 y de 140,45 a 139,76 dólares por tonelada. Para las deprimidas cotizaciones del cereal, que el jueves tocaron el nivel más bajo del año, los principales fundamentos negativos continúan siendo las elevadas productividades que se están obteniendo en la cosecha estadounidense y el abundante stock que, lejos de tender a reducirse tras la cosecha récord 2016/2017, se prevé otra vez en alza en la nueva temporada agrícola.

Vale señalar que las bajas del maíz podrían haber sido relevantes de no mediar el viernes ganancias superiores a los 2 dólares por tonelada. Estas mejoras respondieron, en parte, a la tónica alcista de la harina de soja (forraje), pero también a las importantes compras de oportunidad efectuadas por los fondos de inversión, que permanecen con una importante posición vendida en el mercado del grano grueso.

En cuanto al progreso de la cosecha de los Estados Unidos, el lunes el USDA lo relevó sobre el 83% del área apta, contra el 70% de la semana pasada; el 92% de igual fecha de 2016, y el 91% promedio de las últimas cuatro campañas. El dato oficial estuvo en línea con la expectativa del mercado. El viernes, los operadores estimaron el avance de la recolección sobre el 90% de la superficie apta.

Fue negativo para el mercado el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas de maíz por 949.500 toneladas, por debajo de las 2.364.500 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por los operadores, de 1,2 a 1,7 millones de toneladas.

TRIGO

Bajo la presión de la cosecha, el mercado de trigo evidenció mayoría de bajas para los precios. La transición para el cereal disponible fue de 2800 a 2700 pesos por tonelada para el Gran Rosario y de 2900 a 2800 pesos para Necochea. Para Bahía Blanca el valor del cereal se mantuvo estable, en $ 2800 por tonelada. Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 2850 por tonelada, mientras que para el martes el indicador fue fijado en 2850 pesos por tonelada. El rango de propuestas de los molinos, relevado a diario por la BCBA, pasó de 2750/3250 a 2650/3250 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

El mayor cimbronazo lo padeció el trigo con entrega en enero, que cayó de 167 a 160 dólares por tonelada para el Gran Rosario y para Bahía Blanca, y de 165 a 160 dólares para Necochea. De igual modo, el balance fue negativo en el Matba, donde los contratos enero y marzo retrocedieron de 160,50 a 159,20 y de 168 a 165,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 15 de noviembre y el 3 de diciembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 482.200 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 150.500 toneladas, y desde otros puertos, 30.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de trigo sobre el 12,5% del área apta, con un progreso semanal de 4,7 puntos y con un rinde promedio nacional de 14,9 quintales por hectárea, que permitió la recolección de un poco más de un millón de toneladas, sobre un total que fue ratificado por la entidad en 17 millones de toneladas. “La cosecha de trigo continúa avanzando sobre las regiones del norte del país, principalmente en el NOA y en el NEA, con rendimientos afectados por la falta de humedad y por las heladas tardías que se registraron en etapas de llenado de grano. Al mismo tiempo, se relevaron las primeras labores de recolección en el Núcleo Norte, mientras que la cosecha cobró mayor fluidez en el centro-norte de Córdoba y de Santa Fe, en el centro-este de Entre Ríos y en Corrientes”. La entidad añadió que en el sur de Buenos Aires y en La Pampa el cereal comenzó a llenar grano bajo buenas condiciones climáticas, “aunque en el sudoeste bonaerense se continúan relvando excesos hídricos en ambientes bajos. La presión sanitaria presenta gran incidencia de roya, que obligó a los productores a realizar nuevas aplicaciones de fungicidas”.

 

Fue negativo el balance de la semana para los precios del trigo en los Estados Unidos. En efecto, en la Bolsa de Chicago las posiciones diciembre y marzo perdieron un 0,98 y un 1,22%, al pasar de 158,55 a 156,99 y de 164,98 a 162,96 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos resignaron un 2,59 y un 2,33%, tras descender de 159,19 a 155,06 y de 165,35 a 161,49 dólares por tonelada.

El grano fino no logra repuntar, producto de la presión bajista que implica la constante búsqueda de competitividad, en una campaña donde el principal rival en el mercado de exportación es Rusia, que maneja un nivel de precios siempre inferior al normalmente vigente en los Estados Unidos.

Respecto de los cultivos, el lunes el USDA relevó el avance de la siembra de los trigos de invierno sobre el 95% del área prevista, contra el 91% de la semana pasada; el 94% de igual momento de 2016, y el 95% promedio de las últimas cuatro campañas. El mercado esperaba un avance de la implantación sobre el 95% de la superficie estimada. Emergió el 84% de las plantas. Acerca de la condición de los cultivos, ponderó un 54% en estado bueno/excelente, por debajo del 55% de la semana anterior y del 59% de igual momento de 2016. El dato oficial quedó por debajo del 56% previsto en promedio por el mercado.

El informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos resultó neutro para el mercado, dado que el jueves el USDA relevó ventas de trigo por 489.300 toneladas, por debajo de las 781.800 toneladas del reporte precedente y dentro del rango previsto por los operadores, de 350.000 a 550.000 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys