CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 356
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
23
SET 2017
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

El balance semanal de los negocios dejó subas superiores al 1,5% para la soja en la Bolsa de Chicago, producto, fundamentalmente, de las buenas ventas estadounidenses. En cambio, para el maíz, fueron las escasas ventas semanales las que contribuyeron para un cierre levemente bajista de sus cotizaciones. Resultó positivo el saldo del segmento comercial para el trigo, por la continuidad de las compras técnicas y de ocasión de especuladores y de comerciales. En el nivel local se destacaron la suba de los precios de la soja disponible, gracias a la devaluación del peso, y la mejora del valor del trigo nuevo.

Panorama Agrícola Semanal

El balance semanal de los negocios dejó subas superiores al 1,5% para la soja en la Bolsa de Chicago, producto, fundamentalmente, de las buenas ventas estadounidenses. En cambio, para el maíz, fueron las escasas ventas semanales las que contribuyeron para un cierre levemente bajista de sus cotizaciones. Resultó positivo el saldo del segmento comercial para el trigo, por la continuidad de las compras técnicas y de ocasión de especuladores y de comerciales. En el nivel local se destacaron la suba de los precios de la soja disponible, gracias a la devaluación del peso, y la mejora del valor del trigo nuevo.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 22

Viernes 15

Diferencia en %

Petróleo

50,38

49,95

+0,86

Dólar/Euro

1,1947

1,1947

=

Real/Dólar

3,1276

3,1147

+0,41

Peso/Dólar*

17,21

16,875

+1,99

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

Muy positivo resultó el balance semanal para los precios de la soja disponible en el mercado doméstico, donde la devaluación del peso, de casi el 2%, resultó fundamental para impulsar la tónica alcista. La transición de las ofertas de los compradores fue de 4150 a 4400 pesos por tonelada para el Gran Rosario; de 4200 a 4300 pesos para Bahía Blanca, y de 4100 a 4200 pesos para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 4360, mientras que para el martes el indicador fue fijado en 4417 pesos por tonelada. En el cierre de la semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 4221 pesos por tonelada.

La tónica alcista también favoreció a la soja de la próxima cosecha, dado que los interesados terminaron la semana pagando 262 dólares por tonelada, por encima de los 257 dólares ofertados en el cierre del segmento comercial precedente. De igual modo fue alcista el saldo en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde la transición de las posiciones noviembre y mayo fue de 257,50 a 259,30 y de 260,60 a 265 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 20 del actual y el 29 de octubre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 378.300 toneladas de poroto de soja, 1.291.750 toneladas de harina y 145.855 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 191.923 toneladas de poroto, 9900 toneladas de harina y 4300 toneladas de aceite; desde Necochea, 103.964 toneladas de poroto, 26.355 toneladas de harina y 9500 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 91.550 toneladas de poroto y 52.000 toneladas de harina.

 

Alcista fue el saldo de la semana para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos noviembre y enero sumaron un 1,60 y un 1,58%, tras pasar de 355,96 a 361,65 y de 359,72 a 365,42 dólares por tonelada. Así, el nivel de precios de la oleaginosa alcanzó el punto más alto de las últimas seis semanas. El principal fundamento alcista resultó el muy buen desempeño de las ventas externas, tanto por el volumen reportado por el USDA en su trabajo semanal, como por las confirmaciones diarias hechas por el organismo, que en 4 de las 5 ruedas reportó nuevas operaciones, por un total de 1,8millones de toneladas de grano 2017/2018 y por 120.000 toneladas 2018/2019.

Acerca de los cultivos, el USDA confirmó el lunes el inicio formal de la cosecha de soja y relevó su progreso sobre el 4% del área apta, contra el 4% del año anterior para la misma fecha y el 5% promedio de las cuatro campañas precedentes. El mercado esperaba un avance sobre el 5% de la superficie apta. Acerca de su valoración sobre la condición de las plantas, ponderó el 59% en estado bueno/excelente, por debajo del 60% de la semana pasada y del 73% vigente un año atrás. El mercado no esperaba cambios. En Iowa y en Illinois, ponderó en estado bueno/excelente el 58 y el 53% de los cultivos, contra el 61 y el 57% de la semana precedente y frente al 81 y al 80% vigente un año atrás, respectivamente. El organismo marcó que está perdiendo hojas el 41% de las plantas.

A la espera del nuevo reporte oficial, el viernes los operadores estimaron que durante la semana la recolección de soja progresó sobre el 12/14 por ciento de la superficie apta.

Como se señaló anteriormente, fue positivo para el mercado de soja el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas de poroto de soja por 2.338.200 toneladas, por encima de las 1.612.400 toneladas del trabajo anterior y del rango previsto por los operadores, de 1,2 a 1,5 millones de toneladas. Las operaciones con harina de soja totalizaron 147.200 toneladas, por encima de las 108.000 toneladas del segmento precedente y cerca del máximo calculado por el mercado, en un rango que fue de 50.000 a 150.000 toneladas.

También aportaron a la tónica alcista de la soja estadounidense la falta de humedad que está limitando el avance de la siembra en Brasil, donde hasta el viernes sólo se implantó el 0,3% de los 34,5 millones de hectáreas proyectados por la firma AgRural, y los excesos hídricos que podrían complicar el inicio de la campaña en la Argentina.

MAÍZ

Otra semana de apatía en el mercado doméstico del maíz, donde los precios del cereal disponible se mantuvieron sin variantes, con ofertas que quedaron en $ 2350 por tonelada para el Gran Rosario y para Bahía Blanca, y en $ 2300 para Necochea. Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 2337 por tonelada, mientras que para el martes el indicador fue fijado en 2359 pesos por tonelada. Las principales propuestas de los consumos por maíz seco se ubicaron entre 2300 y 2400 pesos por tonelada.

Levemente bajista fue el saldo para el maíz de la nueva campaña, que pasó de 144 a 143 dólares por tonelada. En el Matba, en tanto, el balance mostró estabilidad para la posición diciembre, en US$ 145 por tonelada, y una ligera suba para el contrato abril, cuyo ajuste pasó de 148,50 a 149,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 20 del actual y el 29 de octubre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 730.000 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 148.600 toneladas; desde Necochea, 94.160 toneladas, y desde otros puertos, 95.550 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) dio por finalizada la cosecha 2016/2017 de maíz comercial, con un volumen de 39 millones de toneladas. “El rinde medio nacional se ubicó en 80,2 quintales por hectárea, mientras que el mayor rendimiento promedio zonal fue el relevado en la zona Núcleo Sur, con 98,1 quintales por hectárea”, detalló la entidad. Y agregó que, en paralelo, la siembra de lotes tempranos “continúa a buen ritmo en el centro del área agrícola nacional, llegando a la fecha al 12% del área estimada para estos planteos en la nueva campaña 2017/2018”.

 

La apatía doméstica fue el reflejo de los escasos movimiento registrados en la Bolsa de Chicago, donde el saldo semanal fue levemente bajista, con quitas del 0,35 y del 0,34% para las posiciones diciembre y marzo, que pasaron de 139,66 a 139,17 y de 144,58 a 144,09 dólares por tonelada. A diferencia de la soja, para el cereal fue negativa la evolución de las ventas externas, lo que impide que las abundantes reservas estadounidenses tiendan a reducirse, en momentos en los que ingresa la producción 2017/2018.

En ese sentido, el lunes el USDA relevó el avance de la cosecha de maíz sobre el 7% del área apta, contra el 5% de la semana pasada; el 8% de igual fecha de 2016, y el 11% promedio de las últimas cuatro campañas. El mercado esperaba un progreso sobre el 10%. En cuanto a la condición de las plantas, ponderó el 61% en estado bueno/excelente, sin cambios respecto de la semana pasada, pero por debajo del 74% vigente un año atrás. Este dato quedó por encima del 60% previsto por los operadores. En Iowa y en Illinois relevó en estado bueno/excelente el 59 y el 52% de los cultivos, contra el 60 y el 56% de la semana pasada y frente al 83 y al 85% vigente un año atrás, respectivamente. El organismo añadió que está dentado el 86% de los cultivos y que está maduro el 34% del maíz.

A la espera del nuevo reporte oficial, el viernes los operadores estimaron que durante la semana la recolección de maíz avanzó sobre el 15/18 por ciento de la superficie apta.

Tal como se señaló anteriormente, negativo resultó el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, luego de que el jueves el USDA relevara ventas externas de maíz por 526.900 toneladas, por debajo de las 1.046.700 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 700.000 a 1.000.000 de toneladas.

Un dato potencialmente alcista es falta de humedad que limita el avance de la siembra del maíz de verano en Brasil donde, además, se prevé una reducción de la superficie, producto de la mejor ecuación económica que favorece a la soja. En ese sentido, AgRural prevé una reducción del área de un 10% del área en el centro-sur de Brasil.

TRIGO

En el mercado doméstico del trigo se destacó la suba del valor del cereal de la nueva campaña, mientras que para la mercadería disponible hubo algunas mejoras atadas a necesidades concretas de los exportadores para completar envíos. El caso más representativo de ello se evidenció en la zona del Gran Rosario, donde la transición fue de 2650 a 2800 pesos por tonelada. En Necochea, donde no hay necesidad, el valor del cereal se mantuvo en $ 2700, mientras que en Bahía Blanca los negocios se orientaron a las entregas para el mes próximo, con una transición de 2650 a 2750 pesos.

Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 2916 por tonelada, mientras que para el martes el indicador fue fijado en 2923 pesos por tonelada. El rango de propuestas de los molinos, relevado a diario por la BCBA, pasó de 2500/3150 a 2550/3100 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Como se señaló anteriormente, lo mejor de la semana pasó por las operaciones con trigo de la nueva cosecha, dado que la transición de las ofertas fue de 160 a 165 dólares por tonelada para las entregas en enero sobre el Gran Rosario y sobre Bahía Blanca, y de 155 a 165 dólares para Necochea. Así, las propuestas de los compradores se van acercando a los 170 dólares reclamados por los vendedores. La tónica alcista se replicó en el Matba, donde los ajustes de las posiciones enero y marzo pasaron de 162,80 a 165 y de 172 a 172,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 20 del actual y el 29 de octubre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 234.000 toneladas de trigo y desde Bahía Blanca, 41.600 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA indicó que las buenas condiciones climáticas que se registraron durante la última semana sobre gran parte del área agrícola nacional permitieron recomponer el estado del trigo implantado en las provincias de Buenos Aires y de La Pampa, regiones comprometidas por las inundaciones acumuladas durante el invierno. “El 33% de las 5.350.000 hectáreas incorporadas aún presenta una condición de humedad excesiva (en el reporte anterior era el 45%), que si bien registró una mejora en los últimos días, continúa afectando el normal crecimiento y el desarrollo del cereal”. Añadió que el 45% del área nacional presenta un estado hídrico entre óptimo y adecuado, concentrado principalmente sobre las regiones del centro del país, “donde la condición del cultivo es muy buena y donde se esperan rendimientos por encima del promedio zonal”.

 

Con leves subas cerró el balance de la semana para los precios del trigo de los Estados Unidos. En efecto, las posiciones diciembre y marzo del cereal en la Bolsa de Chicago sumaron un 0,11 y un 0,32%, al pasar de 164,98 a 165,16 y de 171,96 a 172,51 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, los mismos contratos aumentaron un 0,95 y un 0,92%, tras variar de 163,88 a 165,44 y de 170,40 a 171,96 dólares por tonelada. Sin novedades relevantes en el mercado global, las compras técnicas y de ocasión de los fondos de inversión y de los comerciales posibilitaron las ligeras subas del segmento.

Tras el cierre de la cosecha del trigo de primavera, la atención está puesta en la siembra del trigo de invierno, que según el reporte que el USDA difundió el lunes progresó sobre el 13% del área prevista, contra el 5% de la semana pasada; el 15% de igual momento de 2016, y el 15% promedio de las últimas cuatro campañas.

Entre neutro a levemente negativo resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas de trigo por 307.300 toneladas, por debajo de las 316.700 toneladas del trabajo precedente y cerca del mínimo previsto por el mercado, en un rango que fue de 300.000 a 500.000 toneladas.

Resultan potencialmente alcistas para el trigo estadounidense la continuidad de la falta de humedad en Australia y las complicaciones derivadas de los excesos hídricos en la Argentina, países que ingresan con su oferta en el mismo momento del año.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys