CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 333
SUPLEMENTOS RURALES
Imprimir nota
9
SET 2017
FacebookTwitter

La roya amarilla, una amenaza seria para el trigo en un ciclo muy húmedo

En un invierno húmedo y más cálido, es más alto el riesgo de que en los cultivos se detecten enfermedades relacionadas con los hongos. En este ciclo, la roya amarilla o estriada es la que más problemas está generando en lotes de trigo del norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe y Córdoba. “La roya amarilla es la reina de la campaña y la detectamos en los monitoreos unos 60 días antes que el año pasado”, advirtió Lucrecia Couretot, especialista del área de Protección Vegetal del INTA Pergamino, en una entrevista con Clarín Rural. Cuando se deja avanzar, la enfermedad produce daños severos sobre el área foliar. “El cultivo queda con menos hojas y, consecuentemente, se reducen las espigas y la cantidad y calidad de los granos. Se estima que en lotes no controlados adecuadamente las pérdidas pueden oscilar entre el 40% y el 55%”, estimó Couretot.

La roya amarilla, una amenaza seria para el trigo en un ciclo muy húmedo

La enfermedad se detectó en la zona núcleo y el riesgo es que también aparezca la roya del tallo, que ya está presente en lotes del centro y norte de Santa Fe.

En un invierno húmedo y más cálido, es más alto el riesgo de que en los cultivos se detecten enfermedades relacionadas con los hongos. En este ciclo, la roya amarilla o estriada es la que más problemas está generando en lotes de trigo del norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe y Córdoba.

 “La roya amarilla es la reina de la campaña y la detectamos en los monitoreos unos 60 días antes que el año pasado”, advirtió Lucrecia Couretot, especialista del área de Protección Vegetal del INTA Pergamino, en una entrevista con Clarín Rural.

Cuando se deja avanzar, la enfermedad produce daños severos sobre el área foliar. “El cultivo queda con menos hojas y, consecuentemente, se reducen las espigas y la cantidad y calidad de los granos. Se estima que en lotes no controlados adecuadamente las pérdidas pueden oscilar entre el 40% y el 55%”, estimó Couretot.

Es una enfermedad para seguir bien de cerca porque en el INTA estiman que en el 70% del área triguera las variedades son susceptibles a este hongo. “Además, en esta campaña no solo se lo detectó antes, sino con un mayor nivel de infestación”, advirtió la especialista.

El riesgo es confundir la enfermedad con “manchones de fertilidad” o plantas amarillas. Cuando se la detecta, es clave que la aplicación sea eficiente. “Los fungicidas son eficientes, pero siempre y cuando se pulverice con un bajo nivel de enfermedad y la aplicación se haga en forma correcta, porque es necesario llegar bien abajo en la planta y mojar toda la hoja”, indicó Couretot.

En un ciclo ideal para los hongos, la otra amenaza es la roya del tallo. “Ya se detectó en el centro y norte de Santa Fe y es un riesgo en la zona núcleo. Hay que estar en alerta porque es una enfermedad muy agresiva”, concluyó la especialista.

Clarín – Gustavo Neffen



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys