CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 409
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
26
AGO 2017
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

En el balance de la semana de negocios en el mercado estadounidense, el trigo acumuló su séptimo segmento comercial bajista consecutivo, esta vez con pérdidas que alcanzaron el 2,4% en Kansas y el 1,6% en Chicago. La presión bajista de la abundante cosecha en Europa del Este sigue siendo el principal factor adverso para el grano fino. Y como daño colateral del derrumbe del trigo aparece el maíz, que completó la quinta semana negativa consecutiva en Chicago, tras perder en cinco ruedas casi un 3,8%. Con un repunte mínimo, la soja logró quebrar la racha bajista extendida por cuatro semanas. En el mercado doméstico hubo pocos cambios para la soja y para el maíz. Lo peor se lo lleva el trigo nuevo, productor del derrumbe externo.

Panorama Agrícola Semanal

En el balance de la semana de negocios en el mercado estadounidense, el trigo acumuló su séptimo segmento comercial bajista consecutivo, esta vez con pérdidas que alcanzaron el 2,4% en Kansas y el 1,6% en Chicago. La presión bajista de la abundante cosecha en Europa del Este sigue siendo el principal factor adverso para el grano fino. Y como daño colateral del derrumbe del trigo aparece el maíz, que completó la quinta semana negativa consecutiva en Chicago, tras perder en cinco ruedas casi un 3,8%. Con un repunte mínimo, la soja logró quebrar la racha bajista extendida por cuatro semanas. En el mercado doméstico hubo pocos cambios para la soja y para el maíz. Lo peor se lo lleva el trigo nuevo, productor del derrumbe externo.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 25

Viernes 18

Diferencia en %

Petróleo

47,67

48,51

-1,73

Dólar/Euro

1,1929

1,1760

+1,44

Real/Dólar

3,1486

3,1459

+0,09

Peso/Dólar*

17,12

17,17

-0,29

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

Se mantuvieron sostenidos los precios de la soja en el mercado físico argentino durante la semana, con una mejora de 4250 a 4300 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario y con valores estables para Bahía Blanca y para Necochea, con 4150 y con 4100 pesos por tonelada, respectivamente. Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 4278, mientras que para el martes el indicador fue fijado en 4258 pesos por tonelada. En el cierre de la semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 4082 pesos por tonelada.

La soja de la próxima cosecha, con entrega en mayo sobre el Gran Rosario, se mantuvo estable, en 250 dólares por tonelada, un nivel resistido por la oferta, que tiene un objetivo de, al menos, 270 dólares por tonelada. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) se registraron leves subas. En efecto, las posiciones noviembre y mayo de la oleaginosa pasaron de 251,50 a 254 y de 252 a 253,70 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 23 del actual y el 24 de septiembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 336.600 toneladas de poroto de soja, 1.441.157 toneladas de harina y 299.815 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 329.670 toneladas de poroto y 41.700 toneladas de harina; desde Necochea, 125.973 toneladas de poroto, 5000 toneladas de harina y 12.750 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 126.670 toneladas de poroto.

 

Tras cuatro semanas bajistas consecutivas, la soja logró quebrar la tendencia al cerrar el segmento con ligeras mejoras en la Bolsa de Chicago, donde los contratos septiembre y noviembre recuperaron un 0,40 y un 0,72%, al pasar de 344,48 a 345,85 y de 344,57 a 347,05 dólares por tonelada. La expectativa de una cosecha menor a la prevista por el USDA en su trabajo mensual fue el principal factor positivo para las cotizaciones de la oleaginosa que, no obstante, siguen en un nivel muy deprimido.

Respecto de los cultivos, el lunes el USDA ponderó el 60% de la soja en estado bueno/excelente, por encima del 59% de la semana pasada, pero por debajo del 72% vigente un año atrás. El dato oficial quedó en línea con la expectativa del mercado. En Iowa y en Illinois ponderó en estado bueno/excelente el 58 y el 60% de los cultivos, contra el 56 y el 63% de la semana precedente y frente al 82 y al 79% vigente un año atrás, respectivamente. El organismo marcó que atravesó la floración el 97% de los cultivos y añadió que formó vainas el 87% de las plantas.

El jueves, tras cuatro días de recorridas por zonas de Dakota del Sur, Nebraska, Iowa, Minnesota, Illinois, Indiana y de Ohio, el ProFarmerTour expuso los datos del conteo de vainas sobre parcelas de 91x91 cm y promedió 827,42 vainas, por debajo de las 1051,81 vainas de la recorrida de 2016 y del promedio de los últimos tres años, de 1054,29 vainas. Un día después, ProFarmer estimó la producción estadounidense de soja en 117,87 millones de toneladas y el rinde promedio en 32,62 quintales por hectárea, por debajo de los 119,23 millones y de los 33,22 quintales previstos por el USDA en su último trabajo mensual

El reporte semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos ofreció dos caras bien diferenciadas. Una bajista, en la que el USDA relevó cancelaciones de ventas 2016/2017 de poroto de soja por 400.300 toneladas, y otra alcista, con el cálculo de negocios 2017/2018 por 2.008.900 toneladas, por encima de las 899.500 toneladas de la semana pasada y del rango previsto por los operadores, de 400.000 a 600.000 toneladas. Fue positivo, asimismo, el dato sobre las ventas de harina de soja, con 247.200 toneladas, por encima de las 68.800 toneladas del trabajo precedente y del rango estimado por los privados, entre 50.000 a 150.000 toneladas.

Acerca del estado de los suelos y del foco puesto sobre Iowa, como principal Estado productor de granos gruesos estadounidenses y como la zona con mayores restricciones de humedad en el Medio Oeste, en su mapa semanal de monitoreo de la sequía el Centro Nacional de Mitigación de la Sequía redujo del 70,84 al 55,69% la proporción de tierras con déficit hídrico; del 44,63 al 33,74% el área con sequía moderada; del 13,82 al 10,17% la superficie con sequía severa, y del 2,51 al 2,27% la zona con sequía extrema. Pero a esta recuperación de Iowa le sobrevino el deterioro en Illinois, el segundo Estado productor de soja y de maíz. En efecto, el organismo elevó del 18,55 al 40,76% la proporción de suelos con déficit de humedad y del 1,18 al 6,26% la zona con sequía moderada.

Y en cuanto a la imposición por parte del gobierno de los Estados Unidos de elevados aranceles a la importación de biodiésel de la Argentina y de Indonesia confirmada el miércoles, podría implicar un mayor uso de aceite de soja estadounidense para la producción del agrocombustible, de hecho, ese día el valor del aceite trepó casi un 2% en Chicago. A su vez, ello podría ser positivo para el poroto de soja, dada la nueva boca de demanda, pero también podría resultar bajista para la harina, dado que producir más aceite implica producir mucha más harina de soja.

Sin duda la única lectura lineal que se puede hacer sobre el efecto de la medida es el perjuicio que implica para la Argentina, que en 2016 exportó cerca de 1,5 millones de toneladas de biodiésel a los Estados Unidos, por más de 1000 millones de dólares. Algo que no podrá ser compensado por la anunciada reapertura del mercado chino para el aceite de soja, sobre la que no hay precisiones de cuándo se dará o de qué volumen implicará. Hay que tener en cuenta que China viene reduciendo año tras año las importaciones de ese producto y que durante el ciclo 2017/2018 no compraría más de 500.000 toneladas entre la oferta de todos los abastecedores.

MAÍZ

La semana dejó altibajos para los precios del maíz en el mercado doméstico. La transición fue de 2200 a 2300 pesos para el Gran Rosario; de 2400 a 2300 pesos para Bahía Blanca, y de 2350 a 2300 pesos para Necochea. Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 2280 por tonelada, mientras que para el martes el indicador fue fijado en 2265 pesos por tonelada. Las principales propuestas de los consumos por maíz seco se ubicaron entre 2200 y 2300 pesos por tonelada.

El maíz de la próxima cosecha, con entrega entre marzo y abril, se mantuvo estable para la zona del Gran Rosario, en 142 dólares por tonelada. En el Matba también hubo leves altibajos, dado que mientras la posición septiembre subió de 137,50 a 138,30 dólares, el contrato abril bajó de 149 a 148 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 23 del actual y el 24 de septiembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.210.948 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 217.590 toneladas; desde Necochea, 109.767 toneladas, y desde otros puertos 11.750 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de maíz sobre el 89,4% del área apta que, con un rinde promedio nacional de 89,4 quintales por hectárea, aportó un volumen parcial de 35,3 millones de toneladas, sobre una previsión para el cierre del ciclo sostenida en 39 millones. “Hacia las provincias del Norte se registraron los mayores progresos de cosecha. Los importantes avances se sustentaron en la rápida baja en la humedad de los granos y en el buen tiempo relevado durante los últimos días. En cuanto a los rendimientos que se vienen observando, los mismos se mantienen por sobre las expectativas iniciales. El panorama es diferente en gran parte de la provincia de Buenos Aires, donde los excesos hídricos paralizan las labores y provocan pérdidas puntuales de lotes por vuelco”.

 

Por quinta semana consecutiva, los precios del maíz cerraron en baja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos septiembre y diciembre perdieron un 3,77 y un 3,21%, al pasar de 138,58 a 133,36 y de 143,79 a 139,17 dólares por tonelada. Además de las elevadas existencias que viene arrastrando el mercado estadounidense, el grano grueso está siendo muy perjudicado por el derrumbe de los precios del trigo, con quien comparte suerte o desgracia en el mercado forrajero.

Acerca de los cultivos, el USDA ponderó el lunes el 62% del maíz en estado bueno/excelente, sin cambios respecto de la semana pasada, pero por debajo del 75% vigente un año atrás. El dato oficial quedó en línea con la expectativa del mercado. En Iowa y en Illinois ponderó en estado bueno/excelente el 61 y el 54% de los cultivos, contra el 61 y el 62% de la semana pasada y frente al 83 y al 84% vigente un año atrás, respectivamente. El organismo indicó que está llenando granos el 76% de las plantas y que está dentado el 29%.

El informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos resultó entre neutro a levemente negativo, dado que el jueves el USDA relevó ventas 2016/2017 por 102.400 toneladas, por encima de las 62.500 toneladas del reporte anterior y dentro del rango previsto por el mercado. En cuanto a las operaciones 2017/2018, el organismo relevó negocios por 423.300 toneladas, por debajo de las 671.800 toneladas de la semana pasada y cerca del mínimo previsto por los operadores, en un rango que fue de 400.000 a 700.000 toneladas.

El viernes, ProFarmer estimó la producción de maíz de los Estados Unidos en 354,42 millones de toneladas, merced a un rinde promedio nacional de 104,88 quintales por hectárea, por debajo de los 359,50 millones y de los 106,39 quintales previstos por el USDA en su reporte mensual de agosto.

TRIGO

La persistente y fuerte caída de los precios del trigo en los Estados Unidos se refleja sobre los precios del trigo argentino 2017/2018. En efecto, durante la semana prácticamente desaparecieron las posibilidades de cerrar negocios, dada la caída de las ofertas de los exportadores y la resistencia de los vendedores de convalidar valores inferiores a los 170 dólares por tonelada. Sólo para la zona del Gran Rosario se puede hacer una comparación semanal. Allí las propuestas cayeron de 160 a 157 dólares por tonelada para las entregas entre diciembre y enero. Desde mitad de la semana no hubo propuestas para Bahía Blanca y para Necochea.

En el Matba la transición semanal también fue negativa, dado que la posición enero retrocedió de 160,30 a 158 dólares por tonelada. Desde el inicio de la tónica bajista externa, tras el cierre del 11 del mes pasado, este contrato acumula una caída del 10,23% frente a los 176 dólares vigentes entonces.

En la plaza física la oscilación de los precios está relacionada a las necesidades puntuales de los exportadores. Así, las ofertas se mantuvieron estables para el Gran Rosario, en $ 2700 por tonelada, y en Bahía Blanca, en $ 2850, mientras que cayeron de 2900 a 2750 pesos para Necochea. Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 3038 por tonelada, mientras que para el martes el indicador fue fijado en 3040 pesos por tonelada. El rango de propuestas de los molinos, relevado a diario por la BCBA, pasó de 2800/3250 a 2550/3200 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 23 del actual y el 24 de septiembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 269.500 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 15.500 toneladas; desde Necochea, 47.750 toneladas, y desde otros puertos, 20.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA dio prácticamente por cerrada la siembra del trigo del ciclo 2017/2018, dado que progresó sobre el 99,8% de los 5,35 millones de hectáreas previstas. “Los anegamientos presentes en gran parte de las provincias de Buenos Aires y de La Pampa continúan provocando importantes pérdidas de área, principalmente en lotes más tardíos que transitaban etapas iniciales de emergencia al momento de mayor exposición climática. Dichas pérdidas, que podrían superar las 80.000 hectáreas ya implantadas entre las regiones centro de Buenos Aires, sudoeste de Buenos Aires-sur de La Pampa, sudeste de Buenos Aires y de Cuenca del Salado, se suman a las 150.000 hectáreas que se recortaron sobre la estimación inicial de siembra de 5,5 millones de hectáreas, como consecuencia de las inundaciones que afectaron a los núcleos trigueros durante gran parte de la ventana óptima de siembra. De esta manera, 230.000 hectáreas de trigo fueron afectadas por excesos hídricos e inundaciones acumuladas durante la campaña 2017/2018 y no aportarán volumen a la producción final”, detalló la entidad. En cuanto al crecimiento y al desarrollo de los lotes, “el relevamiento semanal indicó que el 62% del área triguera nacional continúa desarrollando macollos, mientras que el 22% diferencia hojas foliares y un 14% comenzó a transitar el estado de encañazón”.

 

Por séptima semana consecutiva, los precios del trigo de los Estados Unidos cerraron con signo negativo y se mantuvieron en el peor nivel en lo que va del año. Las posiciones septiembre y diciembre en la Bolsa de Chicago perdieron un 1,56 y un 1,63%, al pasar de 152,86 a 150,47 y de 162,59 a 159,93 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, los mismos contratos cayeron un 2,41 y un 2,26%, al descender de 152,30 a 148,63 y de 162,50 a 158,83 dólares por tonelada. En lo que va del período bajista, iniciado tras el cierre de la rueda del 11 de julio pasado la posición más cercana de ambas Bolsas perdió un 25,95 y un 27,44% frente a los 203,20 y a los 204,85 dólares por tonelada vigentes entonces, respectivamente.

Las razones que prolongaron una semana más la corrida bajista son las mismas: existencias elevadas en los Estados Unidos y la abundante cosecha que están levantando en Europa del Este, sobre todo en Rusia, donde superaría los 80 millones de toneladas, un récord histórico que le posibilitaría a dicho país exportar más de 32 millones, a precios que pondrán al resto de los proveedores globales en problemas para ser competitivos.

Además, en el cierre de la semana la agencia Reuters reflejó otro factor bajista. Cuando muchos esperaban que las lluvias persistentes que caen en áreas de la Unión Europea afectaran la cosecha de trigo y complicaran los cultivos en pie, el Ministerio de Agricultura de Francia confirmó que la producción 2017 de trigo soft alcanzará los 36,80 millones de toneladas, un 33% por encima de 2016. En Alemania las malas condiciones del tiempo sí jugaron en contra de los cultivos y su producción caerá un 3% este año, a 23,40 millones de toneladas, según informó a Reuters una asociación de productores.

Cerrada la cosecha de las variedades de invierno, el USDA marcó el progreso de la recolección del trigo de primavera sobre el 58% del área apta, contra el 40% de la semana anterior; el 63% de igual momento de 2016, y el 51% promedio de las últimas cuatro campañas. Ponderó el 34% de plantas en estado bueno/excelente, por encima del 33% de la semana pasada, pero por debajo del 66% vigente un año atrás.

Entre neutro a levemente negativo resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas de trigo por 386.500 toneladas, por debajo de las 633.500 toneladas del reporte anterior y dentro del rango previsto por el mercado, de 300.000 a 600.000 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys