CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 407
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
5
AGO 2017
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

Los precios de los granos terminaron la semana con bajas generales en los Estados Unidos. Para la soja superaron el 5%, mientras que para el maíz estuvieron en torno del 2%. Ambos granos cayeron por segunda semana consecutiva, frente a condiciones climáticas que se anuncian favorables para los cultivos. El trigo no sólo que no logró quebrar la tendencia bajista, sino que la acentuó al completar el cuarto segmento comercial negativo, con pérdidas superiores al 5% en Chicago y al 4% en Kansas. En la plaza local, sin el auxilio de la devaluación del peso cayeron los precios de la soja, mientras que se mantuvieron mayormente estables las cotizaciones de los cereales.

Panorama Agrícola Semanal

Los precios de los granos terminaron la semana con bajas generales en los Estados Unidos. Para la soja superaron el 5%, mientras que para el maíz estuvieron en torno del 2%. Ambos granos cayeron por segunda semana consecutiva, frente a condiciones climáticas que se anuncian favorables para los cultivos. El trigo no sólo que no logró quebrar la tendencia bajista, sino que la acentuó al completar el cuarto segmento comercial negativo, con pérdidas superiores al 5% en Chicago y al 4% en Kansas. En la plaza local, sin el auxilio de la devaluación del peso cayeron los precios de la soja, mientras que se mantuvieron mayormente estables las cotizaciones de los cereales.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 4 de agosto

Viernes 28 de julio

Promedio en %

Petróleo

49,62

49,77

-0,30

Dólar/Euro

1,1729

1,1751

-0,19

Real/Dólar

3,1254

3,1350

-0,31

Peso/Dólar*

17,57

17,54

+0,17

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

Resultó negativo el balance de la semana para los precios de la soja en el mercado doméstico, en un segmento en el que se desaceleró la devaluación del peso frente al dólar. La transición de las ofertas de los compradores fue de 4450 a 4300 pesos para la zona del Gran Rosario; de 4500 a 4150 pesos para Bahía Blanca, y de 4500 a 4100 pesos para Necochea. Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 4294, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 4258 pesos por tonelada. En el cierre de la semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 4179 pesos por tonelada.

La tónica negativa también se replicó para la soja de la próxima cosecha, cuyo valor cayó de 260 a 250 dólares por tonelada. La misma tendencia se reflejó en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde las posiciones noviembre y mayo retrocedieron de 260,50 a 250 y de 260,50 a 251,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 2 y el 31 de agosto deben salir desde las terminales del Gran Rosario 309.060 toneladas de poroto de soja, 1.658.278 toneladas de harina y 276.200 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 167.000 toneladas de poroto y 45.882 toneladas de harina; desde Necochea, 167.410 toneladas de poroto, 25.350 toneladas de harina y 8000 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 40.000 toneladas de poroto y 24.000 toneladas de harina.

 

Por segunda semana consecutiva, los precios de la soja cerraron con saldo negativo en la Bolsa de Chicago, dado que los contratos agosto y noviembre perdieron un 5,15 y un 5,55%, tras pasar de 367,72 a 348,79 y de 372,22 a 351,55 dólares por tonelada. Algunas lluvias dispersas durante la semana y la previsión de un buen clima (temperaturas por debajo de los registros usuales y lluvias por encima de la media) para los cultivos durante los próximos 8 a 14 días sobre las principales zonas de producción de granos gruesos fueron los fundamentos bajistas del segmento.

En su valoración sobre la condición de las plantas, el lunes el USDA ponderó el 59% de la soja en estado bueno/excelente, por encima del 57% de la semana pasada, pero por debajo del 72% vigente un año atrás. El dato oficial quedó por encima del 57% promedio previsto por los operadores. En Iowa y en Illinois el organismo calificó bueno/excelente el 60 y el 66% de los cultivos, contra el 62 y el 59% de la semana anterior y frente al 83 y al 77 vigente un año atrás, respectivamente. En cuanto a las etapas evolutivas, atravesó la floración el 82% de los cultivos, contra el 69% de la semana pasada; el 84% vigente un año atrás, y del 80% promedio de las últimas cuatro campañas. Formó vainas el 48% de las plantas, frente al 29% del trabajo precedente; al 48% de 2016, y al 45% promedio.

El principal foco de preocupación ahora pasa por lo que ocurra en Iowa, que es el principal Estado productor de granos gruesos estadounidense. Ocurre que, en el nuevo mapa semanal de monitoreo de la sequía del Centro Nacional de Mitigación de la Sequía, al 1º de agosto, el organismo elevó del 64,01 al 67% la proporción de tierras con déficit de humedad; del 34,74 al 36,19% el área con "sequía moderada", y del 1,66 al 7,05% la superficie con "sequía severa". Un año atrás sólo había déficit en el 29% del Estado. Si en las próximas semanas este cuadro de situación no se revierte, las consecuencias se reflejarán en los rindes de los cultivos. Mucho mejor se encuentra Illinois, que se disputa con Iowa el primer puesto en la producción de soja, dado que sólo aparece con déficit de humedad el 18,27% de sus suelos, contra el 36,82% de la semana anterior.

Neutro para los precios fue el reporte semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. El jueves el USDA relevó ventas 2016/2017 por 233.400 toneladas de poroto, por debajo de las 303.400 toneladas del segmento anterior, pero dentro del rango previsto por el mercado, de 100.000 a 300.000 toneladas. Las operaciones con harina fueron calculadas en 87.200 toneladas, por encima de las magras 6700 toneladas de la semana anterior, pero por debajo del máximo de 150.000 toneladas esperado por los operadores. En cuanto al ciclo comercial 2017/2018, el organismo relevó ventas de poroto por 367.500 toneladas, por debajo de las 531.800 toneladas del trabajo precedente, pero dentro del rango estimado por los privados, de 250.000 a 450.000 toneladas. Las exportaciones de harina fueron relevadas en 57.700 toneladas, cerca de las 55.200 toneladas de la semana pasada y dentro del rango proyectado por el mercado, de 20.000 a 125.000 toneladas.

El jueves el USDA publicará su nuevo informe mensual de oferta y demanda de granos y, como es usual, durante la semana se publicaron algunas previsiones privadas que, si bien quedaron por debajo del reporte de julio, pusieron en evidencia la variabilidad que existe en cuanto a qué nivel de rinde será el promedio nacional en los Estados Unidos. FC Stone proyectó la producción de soja en 115,26 millones de toneladas, producto de un rinde de 32,08 quintales por hectárea; Informa Economics estimó 114,20 millones y 31,81 quintales, y Ag Resource calculó 111,99 millones y 31,61 quintales. En su trabajo del mes pasado, el USDA ponderó 115,94 millones de toneladas y 32,28 quintales de rinde de tendencia. En su nuevo reporte, el organismo se basará en datos de campo.

MAÍZ

Pocos cambios experimentó el valor del maíz en el mercado doméstico. En efecto, las ofertas se mantuvieron estables para el Gran Rosario, en $ 2400 por tonelada, y en Necochea, en $ 2350, mientras que para Bahía Blanca se dio una mejora de 2400 a 2450 pesos por tonelada. Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 2392 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 2426 pesos por tonelada. Las principales propuestas de los consumos por maíz seco se ubicaron entre 2300 y 2400 pesos por tonelada.

En cuanto al maíz de la próxima cosecha, con entrega entre marzo y abril, las ofertas pasaron de un rango de 148/150 a 147 dólares por tonelada. En el Matba el cierre dejó altibajos para los precios del cereal, dado que mientras la posición septiembre subió de 139,50 a 140,50 dólares por tonelada, el contrato abril bajó de 152,50 a 151 dólares.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 2 y el 31 de agosto deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.042.725 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 267.518 toneladas; desde Necochea, 175.019 toneladas, y desde otros puertos 91.300 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el progreso de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 68,7% del área apta, con un avance semanal de 6 puntos. “La cosecha se dio de manera ágil. Las buenas condiciones del tiempo registradas en gran parte del país permitieron que las cosechadoras avancen sobre lotes tardíos y de segunda ocupación. Los mayores avances se relevaron en las zonas centro-norte de Santa Fe, NOA, NEA y en el centro-norte de Córdoba. Junto con la mejora en los progresos de cosecha se registran muy buenos rindes de los lotes tardíos en el centro y en el norte del área agrícola nacional. Por otro lado, en gran parte de la provincia de Buenos Aires las labores no toman impulso, producto de la elevada humedad que aún presentan los granos”, detalló la entidad y añadió que frente al actual panorama se mantiene en “39 millones de toneladas” la proyección de producción. Hasta el momento el rinde medio nacional se ubica en  82,5 quintales por hectárea y el volumen acumulado supera los 27,8 millones.

 

Al igual que la soja, los precios del maíz completaron la segunda semana bajista consecutiva en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones septiembre y diciembre resignaron un 2,07 y un 1,81%, al pasar de 147,33 a 144,28 y de 152,75 a 149,99 dólares por tonelada. La previsión de un clima más amigable con los cultivos estadounidenses en las próximas semanas y la incertidumbre respecto de cuál pudo ser hasta el momento el impacto de las condiciones atmosféricas registradas durante buena parte de la polinización de las plantas les restaron sostén a las cotizaciones del cereal y las dejaron expuestas a la corriente bajista liderada por la oleaginosa. Asimismo, el maíz padece por la persistente caída de los precios del trigo.

Acerca de los cultivos, el lunes el USDA ponderó el 61% del maíz en estado bueno/excelente, por debajo del 62% de la semana pasada; del 76% vigente un año atrás, y del 62% previsto en promedio por el mercado. En Iowa y en Illinois relevó en estado bueno/excelente el 65 y el 63%, contra el 68 y el 63% de la semana anterior y frente al 83% un año atrás para ambos Estados. El organismo indicó que está polinizado el 85% de los cultivos, contra el 67% de la semana anterior; el 89% vigente un año atrás, y el 85% promedio. Además, está llenando granos el 23%, frente al 8% del trabajo anterior; al 28% de 2016, y al 25% promedio.

Levemente negativo resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas 2016/2017 por 36.700 toneladas, por debajo de las 92.000 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 100.000 a 300.000 toneladas. Los negocios 2017/2018 sumaron 438.300 toneladas y quedaron por debajo de las 486.600 toneladas de la semana pasada y cerca del mínimo estimado por los operadores, en un rango que fue de 400.000 a 600.000 toneladas.

Lo que señalamos anteriormente, sobre la incertidumbre respecto del impacto del clima sobre los cultivos, quedó expuesto en las cifras de dos de las más influyentes consultoras estadounidenses, que durante la semana publicaron sus proyecciones, en la previa del informe oficial que se conocerá el jueves próximo. En efecto, según FC Stone la cosecha de maíz de los Estados Unidos será de 345,20 millones de toneladas, producto de un rinde promedio nacional de 102,22 quintales por hectárea, mientras que para Informa Economics el volumen será de 351,85 millones, por un rinde de 104,13 quintales. La única coincidencia estuvo en que todas las cifras quedaron por debajo de las dadas por el USDA en julio, de 362,09 millones y de 107,14 quintales por hectárea.

TRIGO

Muy pocos cambios registraron los precios del trigo en el mercado local, donde la mercadería disponible se mantuvo estable, en $ 3000 por tonelada para Necochea y para Bahía Blanca, y en $ 2900 para el Gran Rosario. Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 3120 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 3120 pesos por tonelada. El rango de propuestas de los molinos, relevado a diario por la BCBA, pasó de 2600/3200 a 2600/3230 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

En cuanto al trigo de la próxima cosecha, la presión de la demanda fue menor y las cotizaciones pasaron de un rango de 170/172 a 170 dólares por tonelada de cereal con entrega entre diciembre y enero para todas las terminales. En el Matba, la posición enero del grano fino se mantuvo estable, en 169 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 2 y el 31 de agosto deben salir desde las terminales del Gran Rosario 175.500 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 213.750 toneladas, y desde Necochea, 93.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la siembra de trigo sobre el 95,3% de los 5,4 millones de hectáreas previstos, con un progreso semanal de 3,2 puntos. “Las buenas condiciones climáticas que se presentaron durante la última semana en las regiones del centro y del sur del área agrícola nacional permitieron continuar con la siembra del cereal. Los mayores progresos se relevaron sobre las regiones centro-este de Entre Ríos, norte de La Pampa-oeste de Buenos Aires y sobre el centro de Buenos Aires, mientras que al presente informe se da por finalizada la implantación del cereal en el Núcleo Sur”, destacó la entidad. En cuanto al estado hídrico de los lotes que transitan etapas fenológicas, la mayor proporción de los mismos presenta una “correcta humedad que les permitirá desarrollar bajo buenas condiciones los primeros estados vegetativos (40% óptima y 15% adecuada). En contraposición, un 26% de la superficie implantada continúa acumulando excesos hídricos, principalmente en Buenos Aires y en La Pampa, mientras regiones del norte del país comenzaron a registrar falta de humedad en el perfil (18% regular)”, detalló.

 

Los precios del trigo de los Estados Unidos se negociaron en baja por cuarta semana consecutiva. En efecto, las posiciones septiembre y diciembre del cereal en la Bolsa de Chicago perdieron un 5,46 y un 4,66%, al pasar de 176,74 a 167,09 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, los mismos contratos cayeron un 4,47 y un 4,13%, tras variar de 176,74 a 168,84 y de 186,75 a 179,04 dólares. Tras el prolongado segmento bajista, la posición más cercana de ambas Bolsas resignó un 15 y un 15,38% frente a los ajustes vigentes el viernes 7 de julio, de 196,58 y de 199,52 dólares por tonelada, respectivamente.

Entre los factores que provocaron el derrumbe de los precios y que los alejaron de los 200 dólares que se llegaron a superar en forma muy fugaz se destacó el avance de la cosecha de invierno, no sólo en los Estados Unidos, sino –sobre todo– en el resto del hemisferio Norte, con resultados que se presentan muy alentadores en países como Rusia, que sin duda tendrá un papel preponderante (otra vez) en el mercado exportador durante el ciclo 2017/2018. Durante la semana, la consultora rusa IKAR proyectó que las ventas externas de Rusia podrían alcanzar los 31,50 millones de toneladas, un millón por encima de la última previsión del USDA.

Además, siguen presionando sobre los precios los elevados stocks remanentes en los Estados Unidos y, desde la última semana comercial, el inicio de la incierta cosecha del trigo de primavera.

En su trabajo semanal sobre cultivos el USDA relevó el lunes un avance de la cosecha de los trigos de invierno sobre el 88% del área apta, frente al 84% de la semana pasada; al 88% de igual momento de 2016, y al 86% promedio de las últimas cuatro campañas. El dato oficial quedó por debajo del 91% esperado por el mercado. Asimismo, marcó el inicio de la recolección del trigo de primavera y relevó su avance sobre el 9% de la superficie apta, frente al 9% de igual momento de 2016 y el 9% promedio de las últimas cuatro campañas. El dato quedó por encima del 7% previsto por los operadores.

Vale destacar que por novena semana consecutiva, el organismo recortó la proporción de cultivos en condición óptima, al ponderar sólo un 31% de plantas en estado bueno/excelente, por debajo del 33% de la semana pasada; del 68% vigente un año atrás, y del 33% previsto por los operadores. En nueve semanas el estado bueno/excelente del trigo de primavera cayó 31 puntos.

Resultó negativo para los precios del trigo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 145.500 toneladas, por debajo de las 498.100 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 300.000 a 500.000 toneladas.

De cara al nuevo informe mensual del USDA, el promedio de las estimaciones privadas relevado por la agencia Bloomberg ubicó la producción total de trigo estadounidense en 46,73 millones de toneladas, por debajo de los 47,89 millones proyectados por el organismo en julio. No obstante, el gran interrogante está en los números que termine por arrojar la cosecha de primavera.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys