CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 337
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
2
JUL 2017
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

Tras una semana muy positiva para los precios de los granos en la Bolsa de Chicago, el trigo fue el producto destacado, al terminar el segmento comercial con un alza superior al 11%, que si bien tuvo como base la mala situación del cereal de primavera por la sequía en las zonas productoras, fue impulsada por la activa labor de los fondos de inversión. La soja y el maíz acompañaron la tendencia con subas en torno del 4%. En el mercado local también hubo protagonismo de trigo, mientras que para los granos gruesos, en un clima de calma, se vieron favorecidos por la importante devaluación del peso.

Panorama Agrícola Semanal

Tras una semana muy positiva para los precios de los granos en la Bolsa de Chicago, el trigo fue el producto destacado, al terminar el segmento comercial con un alza superior al 11%, que si bien tuvo como base la mala situación del cereal de primavera por la sequía en las zonas productoras, fue impulsada por la activa labor de los fondos de inversión. La soja y el maíz acompañaron la tendencia con subas en torno del 4%. En el mercado local también hubo protagonismo de trigo, mientras que para los granos gruesos, en un clima de calma, se vieron favorecidos por la importante devaluación del peso.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 30

Viernes 23

Diferencia en %

Petróleo

46,07

42,88

+7,44

Dólar/Euro

1,1416

1,1198

+1,95

Real/Dólar

3,314

3,339

-0,75

Peso/Dólar*

16,530

16,075

+2,83

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

En un clima de calma, y ante la necesidad de fijar valor a un volumen importante de soja comercializada bajo la modalidad “a fijar” con fecha de vencimiento a fines de junio, los compradores estuvieron más interesados en cerrar márgenes que en dedicar esfuerzo a seducir a los vendedores. Sin embargo, la fuerte devaluación del peso frente al dólar posibilitó un repunte parcial de los precios, que buena parte del mercado espera que se prolongue desde la apertura de la nueva semana. En el balance de los negocios semanales, la transición de las ofertas fue de 3650 a 3750 pesos por tonelada para el Gran Rosario; de 3550 a 3850 pesos para Bahía Blanca, y de 3550 a 3750 pesos para Necochea. Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 3911 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 4019 pesos por tonelada. En el cierre de la semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 3804 pesos por tonelada.

En línea con las subas externas, también fue alcista el saldo para los precios de la soja en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde los ajustes de las posiciones julio y noviembre pasaron de 235,50 a 238 y de 244 a 250,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que en el período 28 de junio/27 de julio deben salir desde las terminales del Gran Rosario 425.200 toneladas de poroto de soja, 603.586 toneladas de harina y 124.200 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 281.400 toneladas de poroto, 34.500 toneladas de harina y 6150 toneladas de aceite; desde Necochea, 249.069 toneladas de poroto, 31.618 toneladas de harina y 18.750 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 45.000 toneladas de poroto.

Acerca de lo cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la cosecha de soja sobre el 98,7% del área apta. “El rinde medio nacional se mantuvo estable en 32 quintales por hectárea y el volumen nacional acumulado se encuentra muy próximo a los 57 millones de toneladas. Si bien las lluvias registradas durante los días previos elevarían las pérdidas de superficie en sectores muy comprometidos por excesos hídricos en el oeste bonaerense, la proyección de producción se mantiene estable, en 57.500.000 toneladas, sostenida gracias a la favorable evolución del rinde medio nacional”, dijo la entidad.

 

Fue positivo el balance de la semana para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, dado que las posiciones julio y agosto sumaron un 4,17 y un 4,24%, al pasar de 332,35 a 346,22 y de 333,82 a 347,97 dólares por tonelada. El contrato noviembre ganó un 4,80%, al variar de 334,74 a 350,81 dólares. La tónica alcista fue la consecuencia de lluvias inferiores a las previstas por los inestables pronósticos climáticos agitados durante el segmento anterior para el Medio Oeste y de la fuerte tendencia alcista de los precios del trigo, que contagió firmeza a los debilitados valores de los granos gruesos. Además, sumaron influencia alcista la suba del valor del petróleo y la importante devaluación del dólar frente al euro, que mejora la competitividad de las mercaderías exportables de los Estados Unidos.

El viernes, los pronósticos para los próximos 10 días auguraron temperaturas y lluvias por encima de las marcas usuales para buena parte de las zonas productoras de granos gruesos de los Estados Unidos. La concreción o no de estas previsiones será la que marcará el rumbo de los precios, sobre todo ahora que ya estamos dentro del período crítico de floración, donde los cultivos definirán su potencial de rinde.

En ese sentido, en su reporte semanal sobre cultivos, el lunes el USDA marcó el inició de la etapa de floración y relevó dicha etapa cumplida sobre el 9% de los cultivos, respecto del 8% vigente un año atrás y del 7% promedio de las últimas cuatro campañas. En cuanto a la calificación de las plantas, ponderó el 66% de la soja en estado bueno/excelente, por debajo del 67% de la semana pasada; del 72% vigente un año atrás, y del 68% promedio previsto por los operadores.

Respecto de los informes publicados el viernes por el USDA, dejaron un potencial levemente alcista para la soja, dado que el stock al 1º de julio fue relevado en 26,21 millones de toneladas, por debajo de los 26,75 millones previstos por los operadores. Además, frente a una expectativa de los privados de un área sembrada de 36,32 millones de hectáreas, el USDA la mantuvo en 36,22 millones, sin variantes respecto del último informe mensual.

Entre neutro y levemente negativo resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas de poroto de soja 2016/2017 por 312.400 toneladas, por encima de las 111.200 toneladas del trabajo anterior y dentro del rango esperado por el mercado, de 200.000 a 400.000 toneladas. Los negocios con harina de soja sumaron 38.000 toneladas y quedaron por debajo de las 86.600 toneladas de la semana pasada y del rango calculado por los privados, de 50.000 a 150.000 toneladas. En cuanto al ciclo 2017/2018, los números fueron magros, con ventas de sólo 2000 toneladas de poroto y con 21.400 toneladas de harina, en ambos casos por debajo de los volúmenes esperados por el mercado.

MAÍZ

Positivo fue el balance de la semana para los precios del maíz, que pasaron de 2100 a 2250 pesos por tonelada para el Gran Rosario; de 2250 a 2300 pesos para Bahía Blanca, y de 2150 a 2300 pesos para Necochea. Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 2169 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 2234 pesos por tonelada.

Las ofertas de los consumos, que son relevadas a diario por la BCBA, se mantuvieron estables hasta el jueves, en un rango de 2100 a 2200 pesos por tonelada, según calidad, condición, procedencia y forma de pago. Sin embargo, el viernes la entidad relevó un único valor, de 2100 pesos. El saldo de la semana también fue positivo para los precios del maíz en el Matba, donde los contratos julio y septiembre crecieron de 132,80 a 138,60 y de 137 a 143,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que en el período 28 de junio/27 de julio deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.256.250 toneladas de poroto de maíz; desde Bahía Blanca, 285.939 toneladas; desde Necochea, 71.923 toneladas, y desde otros puertos, 25.000 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 51% del área apta, con un progreso semanal de 2,4 puntos. A la fecha, la producción parcial acumulada supera los 21,6 millones de toneladas, con un rinde medio nacional de 85,5 quintales por hectárea. “Durante la última semana, la recolección se concentró en el centro y en el norte del área agrícola nacional. Gran parte de los cuadros corresponden a lotes tardíos y de segunda ocupación. Hacia las provincias de La Pampa y Buenos Aires, las labores se paralizaron por las lluvias registradas durante los últimos días. Las mismas provocaron falta de piso e inutilizaron parte de los caminos secundarios. Los mayores avances de cosecha se registraron en los departamentos del norte de Córdoba y sobre la provincia de Salta. Los rindes recolectados continúan ubicándose por sobre las expectativas iniciales, a excepción de lotes ubicados en el oeste de Buenos Aires y el sur de Córdoba, donde los anegamientos provocaron mermas puntuales de rinde. Frente a este panorama, mantenemos nuestra proyección de producción en 39.000.000 de toneladas”, dijo la Bolsa

 

Tras un segmento que dejó bajas próximas al 7%, los precios del maíz lograron recuperar parte de las pérdidas durante la última semana en la Bolsa de Chicago. En efecto, las posiciones julio y septiembre repuntaron un 3,56 y un 4,24%, al pasar de 140,84 a 145,86 y de 143,89 a 149,99 dólares por tonelada. Como fue expresado en el espacio de la soja, el limitado aporte de las lluvias esperadas y la fortaleza de los precios del trigo fueron los principales fundamentos alcistas de la semana. Acompañados por la suba del valor del petróleo y por la devaluación del dólar.

Ahora, con los cultivos de maíz en el inicio de su período evolutivo crítico, el clima tendrá un impacto aún mayor sobre los precios en las próximas semanas. El lunes pasado el USDA indicó que se comenzó el período clave de la polinización y relevó dicha etapa cumplida sobre un 4% de los cultivos, respecto del 5% vigente un año atrás y del 5% promedio de las últimas cuatro campañas. Además, ponderó el 67% de los cultivos en estado bueno/excelente, sin cambios respecto de la semana pasada, pero por debajo del 75% vigente un año atrás y del 68% previsto en promedio por el mercado.

Fue negativo para el maíz el reporte sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el jueves el USDA relevó ventas de maíz 2016/2017 por 316.200 toneladas, por debajo de las 528.800 toneladas del informe anterior y del rango previsto por el mercado, de entre 350.000 y 550.000 toneladas. En cuanto al ciclo 2017/2018, el organismo confirmó negocios por 68.400 toneladas, por debajo de las 124.000 toneladas de la semana pasada y del rango esperado por los operadores, de 100.000 a 300.000 toneladas.

Pese a no haberse visto reflejados sobre las pizarras, gracias a la influencia alcista del trigo y a la activa participación de los fondos de inversión especuladores durante las últimas dos ruedas de la semana, los reportes publicados el viernes por el USDA resultaron negativos para el maíz. En efecto, reflejaron existencias trimestrales de 132,72 millones de toneladas, superiores a las previstas por el mercado en 130,13 millones, al tiempo que ubicaron la superficie sembrada en 36,78 millones de hectáreas, también arriba de los 36,38 millones calculados por los privados.

TRIGO

El trigo continúa siendo el producto con mejor presente y futuro para sus precios en el mercado de granos. En la plaza local se vieron mejoras tanto para los precios del cereal disponible como para el trigo 2017/2018. La transición de las ofertas por grano con entrega inmediata fue de 2700 a 2750 pesos por tonelada para Necochea; de 2670 a 2700 pesos para Bahía Blanca, y de 2600 a 2650 pesos para el Gran Rosario. Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 2912 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 2967 pesos por tonelada. El rango de ofertas de los molinos, relevadas a diario por la BCBA, pasó de 2400/2900 a 2500/2900 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Las propuestas por trigo con entrega entre noviembre y enero crecieron de 165 a 170 dólares por tonelada para el Gran Rosario y para Necochea. También para Bahía Blanca la demanda ofreció 170 dólares, pero en ese caso no implicó cambios frente al cierre de la semana anterior. Vale destacar que el mejor día comercial para el trigo nuevo se registró el jueves, cuando los exportadores concretaron un importante volumen de compras adelantadas. El saldo alcista también se reflejó en el Matba, donde las posiciones julio y enero crecieron de 168,50 a 169,60 y de 167 a 170 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que en el período 28 de junio/27 de julio deben salir desde las terminales del Gran Rosario 170.800 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 120.250 toneladas, y desde Necochea, 81.960 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la siembra de trigo sobre el 64,7% de los 5,5 millones de hectáreas previstos. “A pesar de haberse registrado precipitaciones sobre las regiones de Buenos Aires, La Pampa, sur de Córdoba y del sur de Santa Fe, la siembra del cereal avanzó durante la última semana 11,8 puntos porcentuales en el nivel nacional, impulsada principalmente por las buenas condiciones climáticas en el NOA, NEA y en el norte de Santa Fe”, detalló la entidad. Y añadió que el crecimiento y el desarrollo de los lotes implantados continúan transitando etapas desde emergencia hasta macollaje bajo adecuadas condiciones de humedad y sanidad.

 

Tras las bajas de la semana pasada, motivadas por el derrumbe del maíz, el trigo de los Estados Unidos retomó el camino alcista iniciado a principios de junio y logró su mejor semana en años. Los contratos julio y septiembre en la Bolsa de Chicago sumaron un 11,15 y un 11,09%, al pasar de 168,93 a 187,76 y de 173,98 a 193,27 dólares por tonelada. En Kansas, las mismas posiciones aumentaron un 10,12 y un 9,74%, al crecer de 170,58 a 187,85 y de 177,29 a 194,56 dólares por tonelada.

En un escenario global que se prevé con una oferta más ajustada en el ciclo 2017/2018, la persistente desmejora del estado del trigo de primavera y la reducción del área reportada por el USDA el viernes fueron las excusas utilizadas por los fondos de inversión especuladores para reducir la posición vendida que venían arrastrando en el mercado del grano fino. Ellos, con sus recompras, fueron los máximos responsables del salto abrupto de los valores del trigo al exacerbar el movimiento alcista. Según el reporte diario de la agencia Reuters, en las cinco ruedas de negocios los fondos compraron (en rigor, recompraron) unos 45.000 contratos de trigo, equivalentes a poco más de 6,12 millones de toneladas.

En cuanto a los cultivos, el lunes el USDA relevó el avance de la cosecha de los trigos de invierno sobre el 41%, frente al 28% de la semana pasada; al 42% de igual momento de 2016, y al 39% promedio de las últimas cuatro campañas. El dato oficial quedó por debajo del 44% esperado por el mercado. El organismo ponderó el 49% de los cultivos en estado bueno/excelente, sin cambios respecto de la semana pasada, pero por debajo del 62% de igual momento de 2016 y del 50% previsto en promedio por los operadores.

Acerca del trigo de primavera, por cuarta semana consecutiva el USDA recortó la proporción de cultivos en condición óptima. En efecto, ponderó sólo un 40% de plantas en estado bueno/excelente, por debajo del 41% de la semana pasada; del 72% vigente un año atrás, y del 41% previsto por los operadores. En cuatro semanas, el estado bueno/excelente del trigo de primavera cayó 22 puntos. Esa desmejora notoria del trigo de primavera (vale recordar que aporta no mucho más del 30% de la oferta total estadounidense) está relacionada con la sequía que se registra en los Estados de Montana, Dakota del Norte y Dakota del Sur.

En cuanto a los reportes del viernes del USDA, tal como lo sostuvimos minutos después de su publicación, apuntalan la firmeza del trigo dado que, pese a relevar existencias de 32,22 millones de toneladas, superiores a los 30,94 millones previstos por el mercado, el organismo reportó un área sembrada de 18,48 millones de hectáreas, por debajo de los 18,64 millones estimados por los privados. Con esa reducción de la superficie implantada, sumada a las malas condiciones que evidencian los cultivos, los operadores tienen suficientes argumentos para pensar que la producción total del grano fino 2017/2018 quedará por debajo de los 49,64 millones de toneladas proyectados por el USDA en su último informe mensual, en el que marcó una caída de la oferta intercampaña del 21%.

Resultó neutro el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas 2017/2018 de trigo por 492.100 toneladas, por debajo de las 542.900 toneladas del reporte anterior, pero dentro del rango previsto por el mercado, de entre 350.000 a 550.000 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys