CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 323
NOTICIAS DEL DIA
Imprimir nota
19
MAY 2017
FacebookTwitter

Nutrición del trigo, rotaciones y pasturas: lo que dejó el Simposio Fertilidad 2017

El último Simposio Fertilidad 2017, que organizaron en Rosario Fertilizar Asociación Civil y el IPNI Cono Sur, abordó puntos clave vinculados con la fertilización. Entre otros, se destacan la nutrición en trigo. Para Martín Zamora, de INTA Barrow, es fundamental seguir al cultivo ya, que si un trigo con rinde esperado de 5000 kg/ha requiere 150 kg N/ha para alcanzar un valor de 10% de proteína, en un año con buen régimen hídrico puede alcanzar un rendimiento de 7000 kg/ha de grano con solo un 7.5% de nivel proteico. Zamora destaca que es necesario pensar la nutrición pensando no sólo en la variedad, sino considerando el desarrollo del cultivo, así es que la fertilización foliar cobra valor como una forma de acompañar al cultivo ajustando los requerimientos.

Nutrición del trigo, rotaciones y pasturas: lo que dejó el Simposio Fertilidad 2017

El último Simposio Fertilidad 2017, que organizaron en Rosario Fertilizar Asociación Civil y el IPNI Cono Sur, abordó puntos clave vinculados con la fertilización. Entre otros, se destacan:

Nutrición en trigo. Para Martín Zamora, de INTA Barrow, es fundamental seguir al cultivo ya, que si un trigo con rinde esperado de 5000 kg/ha requiere 150 kg N/ha para alcanzar un valor de 10% de proteína, en un año con buen régimen hídrico puede alcanzar un rendimiento de 7000 kg/ha de grano con solo un 7.5% de nivel proteico. Zamora destaca que es necesario pensar la nutrición pensando no sólo en la variedad, sino considerando el desarrollo del cultivo, así es que la fertilización foliar cobra valor como una forma de acompañar al cultivo ajustando los requerimientos.

Matías Ermacora, asesor del CREA Norte de Buenos Aires, destacó la importancia de priorizar variedades que expresen alto potencial de rendimiento pero que no comprometan los parámetros clave de comercialización que definió como proteína y peso hectolítrico. Existen variedades de calidad que en ambientes de alto potencial pueden expresar productividades que se acercan a las de rendimiento. Se encontraron respuestas en niveles de nitrógeno de 200 kg/ha.

Según Jorge Bassi, vicepresidente de Fertilizar, mientras que en el período 1999-2002 el nivel de proteína en el norte de la región triguera era superior (entre 11-12%) a los que se observaban en el sur y en el sudeste (9-10%), hoy en día se aplacaron las diferencias nivelándose alrededor de un 10%. La señal de alarma aparece cuando el nivel proteico de la totalidad de las zonas está por debajo del 10,5% que es el requerido por la exportación, explicó.

Micronutrientes. Gustavo Ferraris, del INTA Pergamino, habló de la deficiencia en micronutrientes. "Se da por tres causas principales: baja disponibilidad en el suelo, un cultivo con particular exigencia del micronutriente o por ambientes predisponentes", explicó. Para el experto, en el caso del zinc la deficiencia se da precisamente por las tres causas; en el boro, ocurre por una baja disponibilidad y también por el exceso de lluvias o por sequía (ambiente). En su opinión, el gran desafío es la integración de los micronutrientes en las prácticas de manejo habituales potenciado sus efectos en el cultivo. "Hemos comprobado que la respuesta a micronutrientes no está aislada del buen manejo del sistema: optimizar la fecha de siembra, el grupo de maduración y otras buenas prácticas agronómicas potencian su efecto", precisó.

Pablo Barberi, del INTA Balcarce, indicó por el zinc en maíz que es tan deficitario en casi toda la pampa húmeda que "la respuesta es generalizada y se manifiestan tanto a nivel de rendimientos bajos medios y bajos".

Rotaciones. Alcira Irizar, de INTA Pergamino, mostró cómo en los primeros 40 años de agricultura en la zona núcleo se perdió el 27% del carbono orgánico del suelo debido a las altas tasas de mineralización que expresaban por la quema de rastrojos y labranzas continuas. Señaló que las pérdidas se estabilizaron gracias a la cosecha mecánica y posteriormente a la siembra directa y labranza cero. "Actualmente, se observa que solamente un 11% de los productores cuenta con un buen nivel de materia orgánica en sus lotes", destacó

Ensayos en el INTA Pergamino desde hace más de 30 años permiten observar y predecir lo que sucederá en el futuro. En las rotaciones ensayadas se observa que el monocultivo de soja fue el que menos carbono aportó, solamente 3,1 tn C/ha/año, mientras que la rotación Maíz, Trigo y soja primera es la que mejor se comportó con 5,8tn C /ha/año.

Para la técnica, una rotación adecuada debería tener un alto índice de intensificación entendido como un sistema con barbechos cortos y el suelo ocupado el mayor tiempo posible. La soja no debería superar el 50% de la rotación.

Según Romina Fernández, de INTA Anguil, en la región semiárida sólo un 20% de los años llueve lo que necesitan los cultivos ya sean de invierno o verano. Destacó que si con un buen manejo se logra "guardar" 100 mm en el perfil del suelo, la probabilidad de que llueva lo necesario aumenta a un 40 por ciento.

Pasturas. Para Gustavo Duarte, la ganadería intensiva implica que sea intensiva en capital, en carga, en mano de obra y en uso de insumos. Explicó un modelo de producción Hilton con base forrajera de forma de lograr terminar animales pesados a pasto. Para que el sistema funcione a pleno, la producción tiene que alcanzar los 18.3 tn MS/ha con un nivel de consumo de 10.4 tn MS/ha.

Como pautas de manejo se plantea adelantar la primavera y mejorar la producción. En el caso de los verdeos, se trabaja con modelos similares a trigo con objetivo de fósforo de 20 ppm, nitrógeno variable y el azufre, junto con la fuente nitrogenada. Para el caso de las pasturas, en período de implantación, se aplica nutrición balanceada a la línea de siembra con nitrógeno, fósforo, potasio, azufre, calcio y micronutrientes. La nutrición para las pasturas en producción realiza aportes nitrogenados en otoño y a la salida del invierno. "Si bien los fertilizantes impactan fuertemente (37%) en los costos, lo pagan con creces en productividad", precisó Duarte.

La Nación



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys