CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 359
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
25
MAR 2017
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

La semana fue muy negativa para los precios de los granos en los Estados Unidos. En efecto, en Chicago la soja y el maíz perdieron un 2,4 y un 3% de su valor, respectivamente, producto del avance de la cosecha en Sudamérica, en un contexto global de sobreoferta. El trigo terminó el segmento con un derrumbe del 5,6% en la Bolsa de Kansas, en parte, por los pronósticos de lluvias para las regiones productoras de las variedades de invierno, también en un escenario mundial con abundantes existencias. En el mercado local, el empalme de las campañas de granos gruesos tiene una dirección bajista.

Panorama Agrícola Semanal

La semana fue muy negativa para los precios de los granos en los Estados Unidos. En efecto, en Chicago la soja y el maíz perdieron un 2,4 y un 3% de su valor, respectivamente, producto del avance de la cosecha en Sudamérica, en un contexto global de sobreoferta. El trigo terminó el segmento con un derrumbe del 5,6% en la Bolsa de Kansas, en parte, por los pronósticos de lluvias para las regiones productoras de las variedades de invierno, también en un escenario mundial con abundantes existencias. En el mercado local, el empalme de las campañas de granos gruesos tiene una dirección bajista.

 

SOJA

En pleno empalme de las campañas y en el inicio de la cosecha, el balance semanal fue mayormente negativo para los precios de la soja en el mercado doméstico. En efecto, las ofertas de los compradores pasaron de 3850 a un rango de 3650/3800 pesos por tonelada para las terminales de la zona del Gran Rosario, con la mejor propuesta para la mercadería con entrega inmediata y la más baja para la descarga contractual, y de 3700 a 3650 pesos para Necochea. Para Bahía Blanca el valor de la soja se mantuvo estable en $ 3700 por tonelada. Para el jueves el FAS teórico fue calculado en 3991 pesos por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro), mientras que para el lunes fue fijado en 3979 pesos por tonelada.

Más significativas fueron las bajas para la soja de la nueva cosecha, dado que la transición fue de 244 a 237 dólares por tonelada para el Gran Rosario y para Bahía Blanca, y de 240 a 236 dólares para Necochea. De igual modo fue negativo el saldo en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde las posiciones mayo y julio retrocedieron de 246 a 240 y de 252,50 a 246,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indicó que entre el 22 del actual y el 15 de abril deben salir desde las terminales del Gran Rosario 77.000 toneladas de poroto de soja, 599.400 toneladas de harina y 251.673 toneladas de aceite; desde Necochea, 22.000 toneladas de poroto y 15.450 toneladas de aceite, y desde Bahía Blanca, 22.000 toneladas de harina y 17.000 toneladas de aceite.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) marcó el inicio de la cosecha 2016/2017 de soja y elevó de 54,80 a 56,50 millones de toneladas su previsión sobre el volumen que dejará la campaña. “Comenzó la recolección de los primeros cuadros de soja en las regiones Núcleo Norte y centro-norte de Córdoba, registrando muy buenos rendimientos que fuerzan la tendencia alcista sobre las expectativas de producción en el centro de la región agrícola nacional”, dijo la entidad. Y añadió que una importante proporción de lotes de primera transita estadios de madurez fisiológica en todas las regiones y que restan pocas semanas para ingresar al período de mayor actividad de cosecha. En paralelo, cuadros de segunda se encuentran diferenciando vainas o llenando grano con buenas condiciones hídricas en la mayor parte del área sembrada. “Las frecuentes y abundantes lluvias registradas desde el principio de la campaña generaron pérdidas de áreas en relieves bajos sobre el centro de la región agrícola, pero acompañaron de buena forma las etapas de crecimiento y de desarrollo del cultivo en las regiones productivas más importantes de nuestro país. Es por ello que las expectativas de rinde fueron mejorando a medida que el cultivo transitaba etapas críticas y las productividades regionales actualmente relevadas se ubican por encima de los promedios históricos en la gran mayoría de las zonas, obligándonos a incrementar la proyección de producción nacional”.

 

Por tercera semana consecutiva, los precios de la soja cerraron en baja en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones mayo y julio perdieron un 2,42 y un 2,35%, al pasar de 367,44 a 358,53 y de 371,11 a 362,38 dólares por tonelada. También volvió a caer el valor del aceite, que resignó un 0,22% al variar de 712,09 a 710,54 dólares por tonelada.

Con las mayores bajas en la rueda del viernes, la tendencia continúa siendo la respuesta del mercado al avance de la cosecha récord de Brasil (se aproxima al 70%) y al aumento previsto para la producción de la Argentina, que desde los 50 millones calculados por algunos privados en plena crisis climática se pasó ahora a la especulación con hasta 57/58 millones.

A lo dicho anteriormente hay que sumar la certeza de que durante la campaña 2017/2018 en los Estados Unidos la superficie sembrada será muy superior a la del ciclo anterior, que dio lugar a una producción récord, de 117,21 millones de toneladas.

En ese sentido, el viernes próximo el USDA publicará dos informes, uno de los cuales será el de perspectiva de siembras estadounidenses. Según el relevamiento de la agencia Bloomberg, el promedio de las estimaciones privadas ubica la intención de siembra en 35,73 millones de hectáreas, por encima de los 33,75 millones de la campaña 2016/2017. Para el otro trabajo oficial, sobre las existencias al 1º de marzo, el mercado prevé 45,61 millones de toneladas, por encima de los 41,67 millones vigentes un año atrás.

Por último, entre neutral a levemente positivo resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. El jueves el USDA relevó ventas de poroto de soja 2016/2017 por 738.200 toneladas, por encima de las 471.600 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 350.000 a 550.000 toneladas. Los negocios con harina totalizaron 134.300 toneladas, por debajo de las 389.500 toneladas de la semana anterior y del rango esperado por los privados, de 150.000 a 350.000 toneladas. En cuanto al ciclo comercial 2017/2018, las operaciones con poroto de soja fueron relevadas en 79.900 toneladas, por debajo de las 225.800 toneladas del trabajo precedente y del rango estimado por los operadores, de 100.000 a 300.000 toneladas.

 

MAIZ

Al igual que la soja, el empalme de las campañas y el progreso de la cosecha presionaron hacia la baja los precios del maíz en el mercado local, donde las ofertas por la mercadería disponible pasaron de 2300 a 2250 pesos por tonelada para el Gran Rosario y de 2450 a 2350 pesos para Bahía Blanca. Para Necochea el valor del cereal se mantuvo en $ 2300. El jueves el FAS teórico del maíz fue calculado en 2279 pesos, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 2273 pesos por tonelada. En el cierre de la semana, las ofertas de los consumos relevadas por la BCBA fueron de entre 2000 y 2200 pesos por tonelada, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

La transición para el maíz de la nueva cosecha con entrega en abril fue de 148 a 145 dólares para el Gran Rosario y de 155 a 150 dólares para Bahía Blanca, mientras que para Necochea, el valor del cereal para junio/julio se mantuvo en 140 dólares. La tónica también fue bajista en el Matba, donde los contratos abril y julio retrocedieron de 149 a 147,80 y de 144,30 a 141,60 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 22 del actual y el 15 de abril deben salir desde las terminales del Gran Rosario 992.990 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 191.000 toneladas, y desde otros puertos, 40.000 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la recolección de maíz para grano comercial sobre el 8,1% de los 4,9 millones de hectáreas aptos, con un progreso semanal de 3,1 puntos. “En cuanto a la recolección en particular de lotes tempranos, la misma ya cubrió más del 16% del área, marcando un avance intersemanal de 6 puntos. Las labores avanzaron a mayor ritmo en Córdoba y en Buenos Aires sobre cuadros incorporados a principios de la ventana de siembra. Los rindes aún se mantienen por sobre los promedios de las últimas campañas en gran parte de las zonas relevadas. Frente a este panorama, mantenemos la proyección de producción en 37.000.000 de toneladas”. En paralelo, agregó que los cuadros tardíos y de segunda ocupación comienzan a transitar las últimas etapas del llenado de grano con buenas reservas hídricas.

 

El maíz retornó a la senda negativa durante la semana en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones mayo y julio perdieron un 3,06 y un 3%, al caer de 144,68 a 140,25 y de 147,63 a 143,20 dólares por tonelada. El avance de las cosechas en Brasil y en la Argentina fue determinante para la tónica bajista, al igual que la ausencia de noticias que logren torcer la atención de los operadores sobre un mercado global sobreofertado de granos forrajeros.

De cara a los informes del USDA del viernes, el promedio de las estimaciones relevadas por Bloomberg sobre las existencias estadounidenses al 1º de marzo quedó en 217,18 millones de toneladas, por encima de los 198,69 millones vigentes un año atrás. En cuanto a la intención de siembra 2017/2018 en los Estados Unidos, el mercado la prevé en 36,79 millones de hectáreas, por debajo de los 38,04 millones del ciclo anterior.

Las bajas no fueron mayores, en parte, por un positivo reporte semanal sobre las exportaciones estadounidenses. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas 2016/2017 por 1.347.100 toneladas de maíz, por encima de las 1.255.400 toneladas del informe anterior y del rango previsto por el mercado, de 900.000 a 1.200.000 toneladas. En cuanto al ciclo 2017/2018, el organismo confirmó negocios por 127.100 toneladas, por debajo de las 218.400 toneladas de la semana pasada, pero dentro del rango estimado por los operadores, de 100.000 a 300.000 toneladas.

 

TRIGO

Necesidades puntuales de los exportadores posibilitaron durante la semana el repunte de los precios del trigo disponible en el mercado local. Las ofertas crecieron de 2250 a 2350 pesos por tonelada para el Gran Rosario, donde también se pagaron $ 2500 por el cereal de calidad específica, y de 2400 a 2450 pesos para Bahía Blanca, en tanto que se mantuvieron estables para Necochea, en $ 2400 por tonelada. El FAS teórico del trigo pan fue fijado el jueves por el Minagro en 2728 pesos, en tanto que para el lunes el indicador fue calculado en 2720 pesos por tonelada.

Fue negativo, en tanto, el balance para las ofertas de los molinos relevadas a diario por la BCBA, que pasaron de 2350/2850 a 2120/2700 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago. Con altibajos cerró la semana de negocios en el Matba, donde la transición para las posiciones marzo y julio fue de 164,50 a 167 y de 172 a 170,90 dólares por tonelada.  

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 22 del actual y el 15 de abril deben salir desde las terminales del Gran Rosario 131.500 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 107.000 toneladas, y desde Necochea, 58.000 toneladas.

 

Volvió a caer durante la semana el valor del trigo estadounidense, en un mercado que no logra evadir el peso de las abundantes existencias globales. Las posiciones mayo y julio del cereal en la Bolsa de Chicago perdieron un 2,64 y un 2,66%, al variar de 160,30 a 156,07 y de 165,90 a 161,49 dólares por tonelada. En Kansas el panorama fue aún peor, dado que los mismos contratos cayeron un 5,62 y un 5,21%, al pasar de 166,63 a 157,26 y de 170,95 a 162,04 dólares por tonelada. Estas últimas mermas respondieron a los pronósticos de lluvias para el fin de semana sobre las planicies trigueras estadounidenses que, justamente, están necesitando el aporte de humedad para revertir el déficit hídrico que golpea de modo más acentuado los suelos del Estado de Kansas.

Para los informes del viernes próximo, y siempre según el relevamiento de Bloomberg, el mercado estimó en promedio las existencias trimestrales de trigo al 1º de marzo en 44,23 millones de toneladas, por encima de los 37,34 millones vigentes un año atrás. Y respecto de la intención de siembra 2017/2018 con todas las variedades, fue calculada por los privados en 18,58 millones de hectáreas, por debajo de los 20,32 millones del ciclo precedente.

Por último, entre neutro a levemente positivo resultó el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, en el que el USDA relevó el jueves ventas 2016/2017 por 418.500 toneladas de trigo, por encima de las 264.400 toneladas del reporte precedente y cerca del máximo previsto por el mercado, en un rango que fue de 250.000 a 450.000 toneladas. En cuanto al ciclo comercial 2017/2018, el organismo relevó negocios por 149.800 toneladas, por encima de las 74.200 toneladas de la semana pasada y dentro del rango calculado por los operadores, de 50.000 a 250.000 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys