CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 197
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
18
MAR 2017
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

La semana de negocios en los Estados Unidos dejó bajas del 0,6% para los precios de la soja, producto del ingreso en el mercado de la abundante oferta sudamericana; quitas de entre el 0,4 y el 1% para el trigo en Kansas y en Chicago, por las elevadas existencias globales y los malos resultados registrados por la mercadería estadounidense en el mercado de exportación, y subas del 0,8% para el maíz, consecuencia, fundamentalmente, de razones técnicas. En el nivel local se evidenció una muy ligera recuperación de la soja disponible y mayoría de bajas para los cereales.

Panorama Agrícola Semanal

La semana de negocios en los Estados Unidos dejó bajas del 0,6% para los precios de la soja, producto del ingreso en el mercado de la abundante oferta sudamericana; quitas de entre el 0,4 y el 1% para el trigo en Kansas y en Chicago, por las elevadas existencias globales y los malos resultados registrados por la mercadería estadounidense en el mercado de exportación, y subas del 0,8% para el maíz, consecuencia, fundamentalmente, de razones técnicas. En el nivel local se evidenció una muy ligera recuperación de la soja disponible y mayoría de bajas para los cereales.

 

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 17

Viernes 10

Diferencia en %

Petróleo

48,78

48,10

+1,41

Dólar/Euro

1,0766

1,0698

+0,64

Real/Dólar

3,090

3,145

-1,75

Peso/Dólar*

15,46

15,38

+0,52

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

 

SOJA

El balance de la semana dejó una leve recuperación de los precios de la soja en el mercado doméstico, donde las ofertas de los compradores crecieron de 3800 a 3850 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario y de 3650 a 3700 pesos para Bahía Blanca y para Necochea. El viernes el FAS teórico fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en 3947 pesos, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 3955 pesos por tonelada.

Para la soja de la próxima cosecha las propuestas subieron de 240 a 244 dólares por tonelada para las terminales del Gran Rosario y para Bahía Blanca, mientras que permanecieron estables para Necochea, en 240 dólares. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) el balance de la semana fue negativo, en línea con las bajas externas. Así, la transición de las posiciones mayo y julio fue de 248,10 a 246 y de 254,50 a 252,50 dólares por tonelada.

En su habitual reporte sobre carga de buques programada, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indicó que entre el 15 del actual y el 8 de abril deben salir desde las terminales del Gran Rosario 124.300 toneladas de poroto de soja, 779.700 toneladas de harina y 250.388 toneladas de aceite; desde Necochea, 22.000 toneladas de poroto de soja; 17.000 toneladas de harina y 15.450 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 22.000 toneladas de harina y 16.800 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 100.000 toneladas de aceite.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) indicó que luego de las lluvias relevadas durante los días previos, un 70% del área nacional con soja evoluciona con favorable a óptima humedad en el suelo, mientras que otro 15% mantiene una condición de exceso hídrico. La superficie remanente corresponde a sectores con regular reserva, principalmente en Buenos Aires, Córdoba y en sectores del NOA y del NEA. “En paralelo, la mayor parte del área sembrada se encuentra llenando grano, mientras que una importante cantidad de lotes de primera inicia etapas de madurez fisiológica sobre el centro de la región agrícola. Bajo este escenario mantenemos nuestra proyección de producción en 54.800.000 toneladas. No obstante, si durante las próximas semanas se afianza la tendencia positiva sobre las expectativas de rinde, el volumen al cierre del ciclo podría ubicarse por encima de nuestra actual proyección”, dijo la entidad.

 

Pos segunda semana consecutiva, los precios de la soja cerraron con saldo negativo en la Bolsa de Chicago, donde los contratos mayo y julio perdieron un 0,65 y un 0,62%, al pasar de 369,83 a 367,44 y de 373,41 a 371,11 dólares por tonelada. El principal fundamento bajista volvió a ser la entrada de la abundante oferta sudamericana en el circuito comercial, con Brasil a la cabeza. Vale consignar que la apreciación del real frente al dólar; la leve devaluación de la moneda estadounidense frente al euro, y el parcial repunte del petróleo amortiguaron las bajas.

En cuanto a Sudamérica, al avance de la cosecha récord de Brasil (superó el 60% del área), prevista en 108 millones de toneladas por el USDA, y a la favorable recuperación de los cultivos argentinos tras las complicaciones climáticas, que en las próximas semanas darían lugar a una producción de entre 55,5 y 56 millones, esta semana se sumó Uruguay, que prevé levantar 3,3 millones de toneladas, contra los 2,5 millones del ciclo precedente, y Paraguay, donde la Unión de Gremios de la Producción proyectó un volumen de 10 millones de toneladas, por encima de los poco más de 9 millones de la campaña anterior.

No resultó constructivo para los precios de la soja el dato de la molienda de febrero, que fue reportado el miércoles por la Asociación Nacional de Procesadores de Oleaginosas en 3,89 millones de toneladas, por debajo de los 3,95 millones previstos por el mercado y de los 4,37 millones de enero. Esta retracción de la molienda respondería, entre otros factores, a la menor demanda de aceite por parte de la industria del biodiésel.

Entre neutral a levemente alcista resultó el informe semanal sobre las ventas externas de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas de poroto de soja 2016/2017 por 471.600 toneladas, por debajo de las 485.500 toneladas del reporte anterior y dentro del rango previsto por el mercado, de 400.000 a 600.000 toneladas. Mejor le fue a la exportación de harina, que totalizó 389.500 toneladas, por encima de las 301.800 toneladas de la semana pasada y del rango calculado por los operadores, de 150.000 a 350.000 toneladas. En cuanto a los negocios 2017/2018, el organismo relevó ventas de poroto por 225.800 toneladas, por encima de las 29.600 toneladas del trabajo precedente y del máximo calculado por los privados en 200.000 toneladas.

 

MAIZ

La semana dejó mayoría de bajas para los precios del maíz, producto del avance de la cosecha y de los buenos rendimientos que se están obteniendo tras el avance de las máquinas. La transición de las ofertas de los exportadores fue de 2350 a 2300 pesos para la zona del Gran Rosario y para Necochea, mientras que la excepción se dio en Bahía Blanca, donde la propuesta creció de 2400 a 2450 pesos por tonelada. El viernes el FAS teórico del maíz fue fijado por el Minagro en 2323 pesos, mientras que para el lunes fue calculado en 2328 pesos.

En cuanto al maíz para las entregas en abril, la oferta bajó de 150 a 148 dólares para el Gran Rosario, mientras que para Bahía Blanca se mantuvo en US$ 155. Para las entregas en junio/julio en Necochea, la propuesta de la demanda bajó de 145 a 140 dólares. En el Matba el saldo fue bajista, dado que las posiciones abril y julio retrocedieron de 151 a 149 y de 146 a 144,30 dólares por tonelada.

En su reporte sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 15 del actual y el 8 de abril deben salir desde las terminales del Gran Rosario 991.800 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 152.000 toneladas, y desde otros puertos, 40.000 toneladas. No hay embarques previstos desde Necochea.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA indicó que la recolección de lotes de maíz temprano con destino a grano comercial continuó en el centro y en el sur del área agrícola nacional, con un avance sobre el 10% del área apta. “La falta de piso en parte de los lotes y los niveles de humedad de los granos por sobre los óptimos de recibo ralentizan la cosecha en parte de las provincias de Córdoba y de Santa Fe. La recolección se concentró en las zonas Núcleo Norte y Sur. A medida que las cosechadoras avanzan, los rindes relevados se mantienen por sobre las expectativas iniciales, superando los 100 quintales por hectárea. Frente a este panorama, mantenemos la proyección de producción de maíz en 37.000.000 de toneladas”, dijo la entidad.

 

Tras las fuertes bajas de la semana pasada, los precios del maíz cerraron el segmento con leves mejoras en la Bolsa de Chicago. En efecto, las posiciones mayo y julio sumaron un 0,89 y un 0,81%, al pasar de 143,40 a 144,68 y de 146,45 a 147,63 dólares por tonelada. No hubo cambios estructurales en la relación entre la oferta y la demanda, sino más bien cuestiones técnicas frente a un mercado sobrevendido. Contribuyeron con esta ligera suba un buen informe sobre las exportaciones estadounidenses; el repunte del petróleo, y la devaluación del dólar frente al euro.

Lo que limitó las mejoras, una vez más, fue la abundante oferta que comienza a ingresar en el mercado desde Sudamérica. Y, en ese sentido, los números dejados por el USDA en su reporte mensual, con mayores volúmenes de cosechas y de exportaciones en Brasil y en la Argentina, y con existencias finales globales por encima de lo que esperaban los operadores, extendieron su influencia negativa entre los operadores.

Seguramente en las próximas semanas, el mercado intentará focalizar su atención sobre la situación de los suelos del Medio Oeste, para intentar buscar allí algo que les permita agudizar su poder de especulación. En ese sentido, el último mapa de monitoreo de sequía al 14 del actual muestra que un 22,67% de los suelos de la región evidencian déficit hídrico, contra el 2,2% vigente un año atrás; la proporción de suelos con sequía moderada y con sequía severa muestra un 13,22 y un 1,15%, respectivamente, frente a registros del 0% de un año atrás.  

Como señalamos anteriormente, fue positivo para los precios del maíz el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el jueves el USDA relevó ventas 2016/2017 por 1.255.400 toneladas, por encima de las 741.100 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 700.000 a 1.000.000 toneladas. Las operaciones 2017/2018 fueron calculadas en 218.400 toneladas, por encima de las 93.100 toneladas de la semana pasada y del máximo previsto por los operadores, de 200.000 toneladas.

 

TRIGO

Se acentuó durante la semana el retroceso de los precios del trigo argentino en el mercado disponible, donde los exportadores volvieron a evidenciar la tranquilidad que les permite el hecho de haber anticipado fuertemente sus compras. Sus propuestas por trigo condición cámara cayeron de 2400 a 2250 pesos para el Gran Rosario; de 2520 a 2400 pesos para Bahía Blanca, y de 2500 a 2450 pesos para Necochea. El viernes el FAS teórico fue calculado por el Minagro en 2710 pesos, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 2715 pesos por tonelada.

El rango de ofertas hecho por los molinos y relevado a diario por la BCBA pasó de 2350/2800 a 2350/2850 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago. En el Matba el balance también fue negativo, dado que las posiciones marzo y julio pasaron de 169 a 164,50 y de 176,40 a 172 dólares por tonelada.

En su trabajo sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 15 del actual y el 8 de abril deben salir desde las terminales del Gran Rosario 256.000 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 211.500 toneladas; desde Necochea, 25.000 toneladas, y desde otros puertos, 25.000 toneladas.

 

Debajo de la pesada carga de existencias globales muy abundantes, los precios del trigo estadounidense volvieron a caer durante la semana. En efecto, las posiciones mayo y julio del cereal en Chicago perdieron un 0,96 y un 1,04%, al pasar de 161,86 a 160,30 y de 167,64 a 165,90 dólares. En Kansas, los mismos contratos resignaron un 0,44 y un 0,48%, tras variar de 167,37 a 166,63 y de 171,78 a 170,95 dólares por tonelada. Datos negativos desde el mercado de exportación y algunas lluvias sobre las Grandes Planicies trigueras de los Estados Unidos fueron los factores bajistas que sumaron presión sobre las cotizaciones del grano fino.

En esa línea, fue negativo para los precios del trigo el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses. Ocurre que el jueves el USDA relevó ventas 2016/2017 por 264.400 toneladas, por debajo de las 391.600 toneladas del reporte anterior y cerca del mínimo previsto por el mercado, en un rango que fue de 250.000 a 450.000 toneladas. Los negocios 2017/2018 fueron reportados en 74.200 toneladas, por encima de las 40.000 toneladas de la semana pasada y dentro del rango estimado por los operadores, de 25.000 a 200.000 toneladas.

En la semana, Egipto compró unas 420.000 toneladas de trigo y no incluyó mercadería de los Estados Unidos, el país que tiempo atrás concentraba la demanda egipcia. En efecto, las compras fueron de 300.000 toneladas de trigo de Rusia; 60.000 de Ucrania, y 60.000 de Francia.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys