CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 690
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
18
FEB 2017
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

El balance de la semana dejó bajas generales para los precios de los granos en la Bolsa de Chicago. En efecto, la soja perdió un 2,50% de su valor por el avance de la cosecha brasileña y por la previsión de una mayor superficie sembrada en los Estados Unidos en el ciclo 2017/2018; el maíz retrocedió un 1,70% por la posibilidad de que México busque en América del Sur lo que no comprará a los vendedores estadounidenses, y el trigo descendió más del 1,60% por ventas de los fondos de inversión. En el mercado doméstico las bajas externas impactaron sobre la soja.

Panorama Agrícola Semanal

El balance de la semana dejó bajas generales para los precios de los granos en la Bolsa de Chicago. En efecto, la soja perdió un 2,50% de su valor por el avance de la cosecha brasileña y por la previsión de una mayor superficie sembrada en los Estados Unidos en el ciclo 2017/2018; el maíz retrocedió un 1,70% por la posibilidad de que México busque en América del Sur lo que no comprará a los vendedores estadounidenses, y el trigo descendió más del 1,60% por ventas de los fondos de inversión. En el mercado doméstico las bajas externas impactaron sobre la soja.

 

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 17

Viernes 10

Diferencia en %

Petróleo

53,46

53,89

-0,80

Dólar/Euro

1,0613

1,0632

-0,18

Real/Dólar

3,093

3,110

-0,55

Peso/Dólar*

15,58

15,44

+0,91

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

 

SOJA

Negativo resultó el balance de la semana para los precios de la soja, en línea con las bajas externas y producto, también, de la firmeza del peso frente al dólar, que recién cedió en la última jornada de la semana. En la plaza física las ofertas pasaron de 4300 a 4150 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario y de 3950 a 3850 pesos para Necochea. En Bahía Blanca el valor de la soja se mantuvo estable en $ 3900. El viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en 4219 pesos, mientras que para el lunes fue fijado en 4229 pesos por tonelada.

La tónica negativa también comprendió a la soja de la próxima cosecha, cuyos valores bajaron de 268 a 260 dólares para el Gran Rosario; de 268 a 265 dólares para Bahía Blanca, y de 266 a 260 dólares para Necochea. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), los ajustes de las posiciones mayo y julio retrocedieron de 270 a 264 y de 275 a 269 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) informó que entre el 15 y el 29 de febrero deban salir desde las terminales del Gran Rosario 60.000 toneladas de poroto de soja, 741.700 toneladas de harina y 326.700 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 15.000 toneladas de poroto, 20.500 toneladas de harina y 1750 toneladas de aceite; desde Necochea, 32.065 toneladas de harina, y desde otros puertos, 27.000 toneladas de poroto.

Respecto de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) dejó abierta la puerta para elevar su actual proyección de producción nacional de soja. “Lluvias registradas durante los días previos reforzaron las reservas de humedad sobre gran parte del área implantada, en un momento crítico para la generación del rinde. A nivel nacional se estima que poco más de la mitad de la superficie en pie se encuentra en etapas de diferenciación de vainas, mientras que otro 14% inició el llenado de grano. En términos generales prevalece una buena condición sanitaria y la gran mayoría de las aplicaciones son preventivas contra enfermedades de fin de ciclo. Bajo este escenario, se afianza nuestra proyección de producción en 54.800.000 de toneladas, sin descartar la posibilidad de lograr un volumen aún mayor si las condiciones climáticas continúan favoreciendo el crecimiento y el desarrollo del cultivo”, detalló la Bolsa. Pero advirtió que el pronóstico a corto plazo prevé lluvias de variable intensidad en regiones de gran importancia, que a la fecha mantienen una elevada humedad ambiental y donde nuevas precipitaciones podría impactar de forma negativa sobre la actual condición sanitaria de los cuadros.

 

Tras las subas de la semana anterior, los precios de la soja cerraron el segmento comercial con resultado negativo en la Bolsa de Chicago. En efecto, las posiciones marzo y mayo perdieron un 2,50% al pasar de 389,12 a 379,38 y de 393,16 a 383,33 dólares por tonelada. Entre los principales fundamentos bajista de la semana se ubicaron el avance de la cosecha en Brasil; la previsión de un importante aumento en la intención de siembra 2017/2018 estadounidense, y la caída del valor del aceite de soja.

Respecto de Brasil, el lunes la Asociación Brasileña de Industrias de Aceites Vegetales elevó de 101,70 a 104,60 millones de toneladas su previsión sobre la cosecha de soja y la dejó por encima de los 104 millones previstos por el USDA en su reporte mensual. Por estos días, la mayoría de las proyecciones privadas ubica la producción brasileña más cerca de los 105 que de los 104 millones, cuando la recolección ya superó el 20% del área apta. A la cabeza de la cosecha continúa yendo Mato Grosso, que al viernes pasado levantó el 51,94% de la superficie apta, contra el 45,79% de la semana anterior y el 39,38% de igual momento de 2016.

Desde el martes, tras el feriado estadounidense por el Día del Presidente, el tema de la semana será el Foro Anual del USDA, donde el organismo revelará sus primeras previsiones para la campaña 2017/2018 en los Estados Unidos. Los operadores consideran que el jueves, en su valoración del nuevo ciclo agrícola, los técnicos del USDA pondrán la intención de siembra de soja entre 35,24 y 35,64 millones de hectáreas, por encima de los 33,78 millones de la temporada 2016/2017. También hay privados que no descartan una superficie superior a los 36 millones de hectáreas. Entre los cálculos privados previos a las cifras oficiales, se considera posible que el USDA fije un rinde promedio nacional cercano a los 32,30 quintales por hectárea, por debajo de los 35,03 quintales de la última cosecha. Si bien se entienden que los datos que difundirá el organismo son muy preliminares, los mismos tendrán impacto sobre un mercado que en ocasiones se mueve más en función de las previsiones que de los hechos concretos.   

Respecto del aceite, la semana fue muy negativa, dado que la posición marzo en Chicago perdió un 4,97% de su valor, al pasar de 763,01 a 725,09 dólares por tonelada. Este retroceso estuvo generado por la importante caída del precio del aceite de palma en Malasia, pero también por la extendida incertidumbre que hay en los Estados Unidos por el rumbo que tomará la Agencia de Protección Ambiental en la era Trump. Todavía no hay precisiones sobre si se continuará adelanta con las recomendaciones hechas durante la gestión demócrata, en cuando al mandato de elevar el corte de combustibles fósiles con combustibles alternativos como el biodiésel y el etanol.

Por último, levemente alcista resultó el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 890.000 toneladas de soja 2016/2017, por encima de las 536.300 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 500.000 a 750.000 toneladas. Las operaciones 2017/2018 fueron calculadas en 207.400 toneladas, por encima de las 129.300 toneladas de la semana precedente.

 

MAIZ

La semana del maíz argentino pasó sin una tendencia definida para los precios y con magros volúmenes comercializados. Las ofertas de los exportadores bajaron de 2450 a 2400 pesos por tonelada para las terminales del Gran Rosario, mientras que se mantuvieron estables para Bahía Blanca y para Necochea, en 2450 y en 2400 pesos, respectivamente. El viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en 2619 pesos, mientras que para el lunes fue fijado en 2631 pesos. Con poca actividad de los consumos, las ofertas relevadas durante la semana por la BCBA se ubicaron entre 2300 y 2650 pesos por tonelada, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

En cuanto al maíz de la nueva cosecha, las propuestas para marzo se mantuvieron en US$ 155 por tonelada para el Gran Rosario, mientras que se elevaron de 157 a 160 dólares para Bahía Blanca. Las ofertas para abril quedaron estables en 150 y en 155 dólares, respectivamente. En Necochea, el cereal para junio/julio elevó su valor de 145 a 150 dólares. En el Matba, la posición abril del maíz subió de 154,50 a 156 dólares, mientras que el contrato julio bajó muy levemente, de 150,50 a 150,20 dólares por tonelada.   

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR informó que entre el 15 y el 29 de febrero deban salir desde las terminales del Gran Rosario 152.500 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 42.000 toneladas, y desde Necochea, 22 toneladas.

En cuanto a los cultivos, el jueves la BCBA indicó que la recolección de cuadros de maíz con destino a grano comercial continuó en el centro del área agrícola nacional. “Las tareas de cosecha se concentraron sobre las regiones centro-norte de Santa Fe, centro-este de Entre Ríos y sobre Corrientes, aunque las lluvias de los últimos días ralentizaron las labores. Los rindes recolectados superan los promedios zonales de las últimas campañas en gran parte de los lotes recolectados. En paralelo, parte de los cuadros tempranos transitan las últimas etapas de llenado de granos bajo muy buenas condiciones. Frente a este panorama, mantenemos la proyección de producción de maíz con destino grano comercial en 37.000.000 toneladas”.

 

Luego de dos semanas alcistas consecutivas, los precios del maíz terminaron el segmento comercial en baja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos marzo y mayo resignaron un 1,67 y un 1,70% al pasar de 147,43 a 144,97 y de 150,39 a 147,83 dólares por tonelada. La balanza se inclinó hacia el terreno negativo en las últimas dos ruedas de la semana, en buena medida luego de que el ministro de Agricultura de México confirmó su viaje a Brasil y a la Argentina en busca de, entre otros productos, maíz. Esto, en medio de la puja existente entre los gobiernos de México y de los Estados Unidos por la construcción del muro que dividirá a ambos países y por políticas económicas planteadas por Donal Trump que afectan los intereses mexicanos.

Cabe recordar una vez más que México es el principal mercado para el maíz de los Estados Unidos. Según la agencia Reuters, durante 2016 México importó casi 13 millones de toneladas del cereal, de los cuales 12,75 millones fueron estadounidenses. Las compras en la Argentina fueron de apenas 97 toneladas, en tanto que en Brasil sólo se adquirieron 54,4 toneladas. “No es un viaje de apertura de relaciones comerciales y de buena voluntad, es un viaje para concretar compras”, confirmó a Reuters el secretario de Agricultura de México, José Calzada.

También fue negativo para los precios del maíz el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas por 783.500 toneladas, por debajo de las 971.700 toneladas del trabajo anterior y del rango previsto por los operadores, de 900.000 a 1.100.000 toneladas. En cuanto a los negocios del ciclo 2017/2018, confirmó exportaciones por 285.200 toneladas, por encima de las 34.500 toneladas de la semana pasada.

En cuanto al Foro del USDA que se desarrollará durante la nueva semana, las previsiones de los operadores en cuanto a la intención de siembra de maíz 2017/2018 en los Estados Unidos oscila entre 36,45 y 36,86 millones de hectáreas, por debajo de los 38,07 millones cubiertos en la campaña anterior.

 

TRIGO

Levemente negativo resultó el balance de la semana para los precios del trigo argentino en el mercado disponible, donde las ofertas de los exportadores retrocedieron de 2650 a 2600 pesos por tonelada para el Gran Rosario y para Necochea, y de 2650 a 2550 pesos para Bahía Blanca. El viernes el FAS teórico para el trigo pan fue calculado por el Minagro en 2619 pesos, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 2661 pesos por tonelada. Las propuestas de los molinos relevadas a diario por la BCBA pasaron de 2550/2850 a 2300/2950 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba hubo ligeras subas para el trigo, dado que las posiciones marzo y julio pasaron de 171,30 a 172 y de 179 a 180 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR informó que entre el 15 y el 29 de febrero deban salir desde las terminales del Gran Rosario 558.485 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 183.000 toneladas, y desde Necochea, 67.350 toneladas.

 

Al igual que el maíz, tras dos semanas alcistas consecutivas las cotizaciones del trigo estadounidense cerraron el segmento comercial en baja. En efecto, las posiciones marzo y mayo del cereal en Chicago perdieron un 1,78 y un 1,62%, al pasar de 164,98 a 162,04 y de 170,12 a 167,37 dólares. En Kansas, los mismos contratos resignaron un 0,93 y un 0,85%, al variar de 169,21 a 167,64 y de 173,89 a 172,42 dólares por tonelada. El principal factor bajista de la semana fue la acción vendedora de los fondos de inversión especuladores, luego de que los precios del cereal tocaron el nivel más alto en siete meses.

En la semana, Abare estimó la producción 2016/2017 de trigo australiano en un récord de 35,13 millones de toneladas y la dejó por encima de los 33 millones sostenidos por el USDA en su último informe mensual.

Los operadores prevén que el jueves el USDA en su Foro Anual estimé la siembra de trigos de primavera estadounidense en 4,86 millones de hectáreas, cerca de los 4,90 millones del ciclo anterior.

Resultó positivo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 569.100 toneladas de trigo 2016/2017, por encima de las 527.300 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 300.000 a 500.000 toneladas. En cuanto a las operaciones del ciclo 2017/2018, confirmó negocios por 19.500 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys