CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 225
ESTADO DE CULTIVOS ARGENTINA
Imprimir nota
16
FEB 2018
FacebookTwitter

Estado de los Cultivos en la Argentina

En su reporte semanal, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires relevó el 56% de la soja en estado regula/malo y señaló que la caída en la condición de las plantas no fue mayor gracias a lluvias heterogéneas y al descenso de la temperatura de los últimos días. Mantuvo su estimación de cosecha en 50 millones de toneladas. Acerca del maíz, ponderó un 58% de los cultivos en estado regular/malo y reiteré su proyección de 39 millones de toneladas para grano comercial. Además, confirmó que la recolección avanzó sobre el 1,1% de los 5,4 millones de hectáreas sembradas.

Estado de los Cultivos en la Argentina

En su reporte semanal, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires relevó el 56% de la soja en estado regula/malo y señaló que la caída en la condición de las plantas no fue mayor gracias a lluvias heterogéneas y al descenso de la temperatura de los últimos días. Mantuvo su estimación de cosecha en 50 millones de toneladas. Acerca del maíz, ponderó un 58% de los cultivos en estado regular/malo y reiteré su proyección de 39 millones de toneladas para grano comercial. Además, confirmó que la recolección avanzó sobre el 1,1% de los 5,4 millones de hectáreas sembradas.

Panorama General

Durante la última semana se registraron precipitaciones de variada intensidad en distintas regiones del país, pero las mismas fueron insuficientes para recomponer el estado de déficit hídrico. A la fecha, más de 13.000.000 de hectáreas implantadas con los cultivos de soja, maíz y girasol mantienen una condición de humedad entre regular y mala. El stress hídrico afecta en mayor medida a lotes de soja que se encuentran entre diferenciación de vainas y comienzo de llenado de grano, mientras que lotes de maíz tardío aún no comenzaron a transitar el período crítico de definición de rendimiento. Por otra parte, heladas registradas sobre el centro y sur de la provincia de Buenos Aires, sur de Córdoba y San Luis causaron daños leves en lotes de soja y maíz de segunda ocupación que diferenciaban hojas.

En paralelo, la recolección de los primeros lotes tempranos de maíz comenzó en el centro del área agrícola nacional con rendimientos que hasta el momento se ubican por debajo del promedio zonal. En cuanto a los lotes tardíos, la restricción hídrica afecta el normal crecimiento y desarrollo del cereal sobre las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. El potencial de rendimiento podría verse afectado en el caso de no acumularse nuevas precipitaciones en el transcurso de las próximas semanas. En contraposición, la situación del cultivo mejora sobre las regiones del NOA y NEA donde se registraron lluvias de mayor intensidad durante las últimas semanas, aportando mejores condiciones para el desarrollo del ciclo fenológico.

Mientras que la cosecha de girasol continúa avanzando sobre el centro del área agrícola nacional, la oleaginosa implantada en el sur de Buenos Aires y La Pampa se encuentra llenando grano bajo una condición de humedad deficitaria, la cual se refleja en rendimientos esperados por debajo de los acumulados en las últimas campañas.

SOJA

Luego de una semana con precipitaciones heterogéneas, la soja continúa transitando etapas críticas frente a una condición de cultivo regular. La proyección de producción se mantiene en 50 millones de toneladas para la campaña en curso, un 13% por debajo del volumen obtenido en el ciclo anterior.

Lluvias registradas durante los días previos sólo brindaron alivio momentáneo en sectores puntuales del centro y sur de la región agrícola. Gran parte de ambas regiones aún mantienen una condición hídrica deficitaria que afecta el desarrollo del cultivo y su potencial de rinde a cosecha. Luego del paso del frente de tormenta se registró un marcado descenso de temperatura que restó presión a la falta de humedad en suelos, pero provocó la ocurrencia de heladas en sectores puntuales de Buenos Aires, San Luis y el sur de Córdoba. No obstante, el impacto de estos bajos registros térmicos sobre el cultivo es sustancialmente inferior al efecto negativo del déficit hídrico generalizado. En el extremo norte del país, las zonas NOA y NEA continúan siendo las regiones donde se releva mayor estabilidad en condición del cultivo y ello se debe a las abundantes lluvias registradas al cierre de la ventana de siembra. Hacia el centro y sur de la región agrícola, los cuadros de primera sembrados en fechas tempranas quizás sean los que registran mejores perspectivas de rinde, mientras que los sembrados en fechas más tardías se encuentran afectados por falta de humedad y en algunos casos con presencia de trips y arañuelas. Lotes de segunda en las zonas más afortunadas se vieron beneficiados por lluvias, pero en promedio presenta demoras en el desarrollo, se encuentran manchoneados y también afectados por trips y arañuelas.

Según nuestro informe climático, durante los próximos días se podrían registrar lluvias de moderada intensidad (10 a 20 mm) sobre el centro y sur de la región pampeana, con focos de valores abundantes (más de 25 mm).

En el detalle de la condición de las plantas, la Bolsa calificó el 18,4% como mala; el 37,6% como regular; el 33% como normal, y el 11% como buena. Acerca del momento fenológico, dijo que el 25% está vegetando; el 29% floreciendo; el 26% diferenciando vainas, y el 20% llenando granos.

Por último, detalló que el 51,9% de las zonas presentan una condición hídrica regular; un 22,6%, adecuada; un 22,6%, sequía, y apenas un 2,9%, óptima.

MAÍZ

Mantenemos la proyección de producción de maíz con destino grano comercial para la campaña 2017/2018 en 39 millones de toneladas, cifra similar a la recolectada durante la campaña previa, pero con un incremento de 300.000 hectáreas en el área sembrada. A la fecha se logró cosechar el 1,1% de los 5,4 millones de hectáreas sembrados, con rindes que se encuentran por debajo de las expectativas iniciales.

Desde nuestro informe previo la cosecha de cuadros de maíz con destino grano comercial se dio de manera pausada en el centro del área agrícola nacional. Las labores se concentraron en las zonas centro-norte de Santa Fe y en el centro-este de Entre Ríos con rendimientos que se mantienen por debajo del promedio de las últimas campañas producto de la restricción hídrica sufrida durante floración. En paralelo los lotes tardíos y de segunda ocupación sobre Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y sobre Entre Ríos transitan estadios fenológicos entre diferenciación de hojas y panojamiento bajo reservas hídricas irregulares.

Sobre el NOA y NEA, gran parte de los cuadros se encuentran diferenciando hojas con buena humedad en los perfiles y una presión sanitaria normal. En el centro-este de Entre Ríos, la falta de precipitaciones mantiene una mala condición de cultivo en tanto en cuadros tempranos como en tardíos. En las zonas Núcleo Norte y Sur avanzan las primeras cosechas de lotes tempranos, mientras que los cuadros tardíos comenzaron a transitar el período de definición de rendimiento bajo un estado hídrico regular. Por otro lado, en el oeste de Buenos Aires-norte de La Pampa, Cuenca del Salado y centro de Buenos Aires los cuadros ubicados en sectores elevados del terreno muestran signos de déficit hídrico. En el sur bonaerense, la irregular oferta hídrica provoca disminuciones en el potencial de rinde.

GIRASOL

El progreso nacional de la cosecha alcanzó el 37,5% de la superficie apta, con un progreso semanal de 2,9 puntos. El rinde medio se ubicó en 21,2 quintales por hectárea, permitiendo mantener la proyección de producción de 3.600.000 toneladas. A su vez, finalizó la recolección de la oleaginosa en el centro-norte de Córdoba y de Santa Fe.

Manteniendo un adelanto interanual de 5,4 puntos porcentuales, las labores de recolección continúan avanzando en el centro-norte del área agrícola nacional. En paralelo, localidades puntuales de Córdoba, Santa Fe y de Buenos Aires registraron precipitaciones con una intensidad heterogénea que permitió recomponer una parte de la humedad necesaria para transitar el llenado de grano. Sin embargo, en aquellos sectores que no fueron favorecidos por las últimas lluvias, la condición del cultivo continúa siendo regular.

En el centro-norte de Santa Fe finalizó la cosecha de la oleaginosa luego de relevarse las últimas labores sobre las localidades de Rafaela, Franck, San Guillermo y María Juana. El rinde medio se ubicó finalmente en 23,2 quintales por hectárea, superando en 4,1 quintales al registrado durante el ciclo previo y marcando un nuevo récord productivo para la región. Por otra parte, la recolección también se dio por culminada en el centro-norte de Córdoba, acumulando un volumen final de 8000 toneladas. En cuanto al crecimiento y desarrollo de los lotes, el ciclo fenológico transita estadios desde fin de floración hasta comienzos de madurez. La presión sanitaria es normal, aunque la escasa humedad genera plantas de menor porte con una condición de cultivo entre normal a regular. Si bien la proyección de producción se mantiene en 3,6 millones de toneladas a nivel nacional, la misma podría registrar modificaciones en función de la evolución climática de las próximas semanas en los núcleos girasoleros del sur de Buenos Aires y de La Pampa.

Bolsa de Cereales de Buenos Aires



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys