CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 478
ESTADO DE CULTIVOS ARGENTINA
Imprimir nota
15
AGO 2019
FacebookTwitter

Estado de los Cultivos en la Argentina

En su nuevo informe semanal sobre cultivos, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires confirmó el inicio de la siembra de girasol, con un progreso sobre el 3,5% de los 1,65 millones de hectáreas previstos para el ciclo 2019/2020. En cuanto al maíz, la entidad relevó el progreso de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 90,1% de la superficie apta y mantuvo su previsión de volumen en 48 millones de toneladas.

Estado de los Cultivos en la Argentina

En su nuevo informe semanal sobre cultivos, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires confirmó el inicio de la siembra de girasol, con un progreso sobre el 3,5% de los 1,65 millones de hectáreas previstos para el ciclo 2019/2020. En cuanto al maíz, la entidad relevó el progreso de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 90,1% de la superficie apta y mantuvo su previsión de volumen en 48 millones de toneladas.

Comenzó la siembra de girasol 2019/20 con una proyección de área de 1,65 millones de hectáreas

Se abre la ventana de siembra de girasol con una nueva proyección de área de 1,65 millones de hectáreas, inferior a la estimada en nuestro informe de precampaña. Esta nueva superficie se ubica 250.000 hectáreas por debajo del área del ciclo previo, pero aún se mantiene 40 mil hectáreas por encima del promedio de los últimos 5 años. Esta nueva reducción en el área estimada se debe principalmente a los excesos hídricos presentes en los núcleos girasoleros del norte y una más desfavorable relación insumo-producto. A la fecha, el avance es de un 3,5 % a nivel nacional, concentrado fundamentalmente en las regiones NEA y Centro-Norte de Santa Fe.

Por su parte, a escala nacional el trigo se desarrolla bajo condiciones hídricas mayormente favorables de acuerdo a los estadios fenológicos que transita. Sin embargo, la falta de precipitaciones en algunos casos comienza a restringir tareas de fertilización. Mientras la ausencia de lluvias persista, a medida que el cultivo crezca y las temperaturas asciendan, la disponibilidad hídrica podría resultar limitante en estadios de definición del rendimiento. Similar escenario se releva en el cultivo de cebada. Al presente informe se da por finalizada su siembra, alcanzando una superficie estimada en 950.000 hectáreas (-5% vs campaña 2018/19). La mayor parte de dicha área se ubica en el sur de la región agrícola, donde comienzan a relevarse focos de déficit hídrico que, de no revertirse en el corto plazo, podrían impactar de forma negativa en la condición del cultivo.

Finalmente, las labores de cosecha de maíz con destino grano comercial avanzan a muy buen ritmo en gran parte del área agrícola nacional. A la fecha el avance se ubica en el 90,1 % de las 6.000.000 sembradas esta campaña 2018/19. Los rindes registrados se mantienen por sobre los promedios de los últimos cinco años en las provincias de Córdoba y Santa Fe, particularmente en los lotes tardíos recolectados.

GIRASOL

La campaña de girasol 2019/20 se inicia con una nueva proyección de área que se ubica en 1.650.000 hectáreas, 100.000 hectáreas por debajo de nuestra proyección de precampaña. Esto se debe principalmente a la imposibilidad de incorporar lotes que aún se encuentran bajo condiciones de excesos hídricos en el sur de la provincia de Chaco y en el norte de Santa Fe, impidiendo el normal avance de las labores; a lo que se suma una relación insumo-producto más desfavorable para el cultivo de la oleaginosa, en comparación a campañas previas.

Además de las señales del mercado, la campaña de girasol para el presente ciclo se inicia sobre la base de un contexto climático heterogéneo, que va de humedad relativamente excesiva en el sector norte hasta un perfil hídrico limitante en el sur, acompañado de un mayor interés por variedades cuya oferta de semilla es limitante, lo que se traduce en una reducción de la intención de siembra de la oleaginosa por parte de los productores.

Hasta el momento, el avance de siembra a nivel nacional se ubica en un 3,5 %, registrándose una demora de -14,2 puntos porcentuales respecto a igual semana de la campaña anterior.

Los primeros cuadros incorporados se concentran mayormente en la región NEA, pero también se registró la implantación de algunos lotes ubicados en el Centro-Norte de Santa Fe. Estas dos regiones, que concentran más del 30 % del área destinada a girasol, son las que registran mayor caída en la intención de siembra, y se estima una reducción de área de -30,7 y -17,9 % respectivamente.

TRIGO

Los cuadros implantados con trigo se encuentran transitando desde los primeros estadios de desarrollo vegetativo hasta inicios de espigazón, mayormente bajo niveles hídricos que permiten mantener una favorable condición de cultivo en más del 90% de los casos. No obstante, los pronósticos continúan marcando ausencia de lluvias que podrían eventualmente reducir la capacidad potencial del cereal en la definición del rendimiento.

Hacia el norte del país, los primeros cuadros implantados con trigo de la región NOA ya empiezan a transitar la etapa de espigazón, mientras que, en el NEA, la provincia de Córdoba y el Centro-Norte de Santa Fe, se encuentran en plena encañazón, con un buen nivel de humedad que les permite mantener la condición de cultivo por encima de lo normal en alrededor del 90 % de los casos. Por su parte, los trigos del centro y sur del país se encuentran entre macollaje y encañazón, pero con una condición algo inferior debido al efecto de las heladas ocurridas durante los primeros estadios del cultivo. De todas formas, si bien a escala global el cereal mantiene una muy buena condición, la falta de reposición de agua en el perfil, sumada al ascenso térmico camino a la primavera, podría impactar negativamente en este parámetro a medida que el cultivo se vuelva más demandante.

En cuanto al estado sanitario, la elevada humedad ambiental ha provocado un aumento en la incidencia y severidad de enfermedades como roya y manchas foliares, y la aparición de nuevos focos de pulgones, pero a medida que aumenta la latitud, el nivel de afectación cae a la par del descenso de la humedad y la temperatura.

MAÍZ

Desde nuestro informe previo la recolección del cereal continuó a buen ritmo en gran parte de las zonas PAS, impulsada fundamentalmente por la cosecha de lotes tardíos en la provincia de Córdoba. Las buenas condiciones del tiempo permitieron la baja en la humedad de los granos y una mejora en las condiciones de piso, en sectores que presentaban problemas para el tránsito de maquinaria. A la fecha el avance nacional de cosecha ya se ubica en el 90,1 % de las 6.000.000 de hectáreas sembradas, con un rinde promedio nacional de 83,6 quintales por hectárea y con un acumulado parcial de 43,7 millones de toneladas, sobre un total sostenido en 48 millones para el cierre del ciclo.

Hacia la región del NOA, luego de una semana con importantes avances de cosecha, se acumula una producción parcial de casi 2,5 millones de toneladas. Aún restan por recolectar unas 50.000 Ha del cereal concentradas en las provincias de Salta y Tucumán. Sobre la zona del NEA el avance de cosecha ya se ubica en 84 %, con un rinde medio de 63,2 qq/Ha. A la fecha aún se relevan lotes con problemas de falta de piso en el extremo sur de la provincia de Chaco. Hacia las zonas Oeste de Buenos Aires-Norte de La Pampa, Cuenca del Salado y el Centro de Buenos Aires se relavan importantes progresos en la recolección de lotes tardíos. Sobre la provincia de Córdoba la cosecha de maíz tomó un fuerte impulso producto de la baja en los niveles de humedad de los granos.

CEBADA

Se da por concluida la siembra a nivel nacional. Luego de registrarse importantes progresos en región bonaerense, se estima que la superficie implantada alcanzó un total de 950.000 hectáreas, reflejando una caída interanual de -5 % sobre el área destinada al cereal de invierno. En paralelo se releva una adecuada oferta hídrica en gran parte del área sembrada, no obstante, luego de varias semanas sin lluvias comienzan a registrarse focos de déficit hídricos sobre el margen oeste de la región agrícola.

Si bien aún restan algunos lotes puntuales por implantarse en el centro y sur de la región bonaerense, la superficie remanente no es significativa y ello permite dar por concluida la etapa de siembra.

A la fecha los cuadros con mayor grado de desarrollo fenológico transitan etapas de encañazón en diferentes sectores de Córdoba, Santa Fe y el norte de Buenos Aires, mientras que la mayor parte del área sembrada se encuentra diferenciando sus primeras hojas o macollando.

La condición general del cultivo es favorable, no obstante, esta semana comenzamos a relevar focos de déficit hídrico que, de no revertirse durante las próximas semanas, podrían comprometer el desarrollo del cereal. Según nuestro informe climático a corto plazo, se prevén lluvias de moderada a baja intensidad que de concretarse brindaran un alivio momentáneo en sectores aislados de la región agrícola.

Bolsa de Cereales de Buenos Aires



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys